Presidente López Obrador llama a no utilizar la fuerza tras disturbios en Guadalajara

Ciudad de México, 5 jun (Sputnik).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, exhortó este viernes a las autoridades del estado de Jalisco (centro), a no utilizar la fuerza contra manifestantes que causaron disturbios tras la muerte de un hombre detenido por la policía municipal, por no utilizar mascarilla sanitaria.

“Lamento los hechos porque estoy a favor de resolver problemas mediante el diálogo y no con el uso de la fuerza, soy partidario de la no violencia”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

López Obrador llamó a los inconformes a realizar manifestaciones pacíficas, ante una pregunta sobre la posibilidad de que las protestas conduzcan a enfrentamientos callejeros, como los que se registran en EEUU, tras la muerte del afroestadounidense George Floyd, el 25 de mayo pasado en Minneapolis.

“No lo deseamos, llamo a todo el pueblo, a los ciudadanos, los jóvenes, ofendidos, indignados y agraviados a que se actúe por la vía pacífica, no a la violencia, no es el camino”, respondió el jefe de Estado.

Las protestas en Guadalajara, capital de Jalisco, gobernado por el opositor Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha), donde es obligatorio usar mascarillas , terminaron en enfrentamientos con policías antimotines desarmados, que solo utilizaron toletes, y devinieron en actos de vandalismo contra el Palacio de Gobierno de Jalisco la noche del jueves.

López Obrador afirmó que “se puede llamar a grandes manifestaciones y protestas, si se hace de manera pacífica, con la no violencia, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, el mal con el mal, ni apagar el fuego con el fuego”.

Los disturbios dejaron unos 30 detenidos, siete policías heridos, entre ellos uno quemado con gasolina, y tres patrullas policiales incendiadas.

López Ramírez fue detenido el 5 de mayo pasado en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos de Jalisco y murió bajo custodia de policías municipales. por presuntamente no utilizar cubrebocas obligatorio.

PRESIDENTE Y GOBERNADOR ENFRENTADOS

López Obrador rechazó las acusaciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien señaló al Gobierno federal y al gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) de orquestar los disturbios.

“Tengo diferencias con el Gobernador de Jalisco, políticas e ideológicas, pero actúo con responsabilidad y no me inmiscuyo ni participo en cuestiones partidistas”, respondió López Obrador a periodistas en Villahermosa (sureste), capital de su natal estado de Tabasco, donde inaugura obras del turístico Tren Maya.

Alfaro realizaba al mismo tiempo una conferencia de prensa en Guadalajara, y un periodista informó al presidente que el líder opositor precisaba que su acusación es contra los militantes de Morena.

“No soy jefe de grupo ni de partido, represento al Estado mexicano, no tengo ningún propósito de afectar a autoridades locales (…), si tiene pruebas que las de a conocer (el Gobernador de Jalisco), el que acusa tiene que probar, para actuar de manera responsable”, reviró López Obrador.

El jefe del Ejecutivo federal agregó su deseo de que se aclaren los incidentes, que atribuye a las medidas sanitarias obligatorias en Jalisco.

“Pienso que no deben haber acciones autoritarias, nada por la fuerza todo por convencimiento a la población, la gente se ha portado muy bien (durante la pandemia), no ha habido actos autoritarios de parte del Gobierno federal, que ha actuado sin prohibiciones, ni toques de queda”, puntualizó el presidente.

Finalmente, dijo que el caso corresponde a la autoridades locales y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Nosotros no intervenimos (…), somos respetuosos de la independencia de las autoridades municipales y la soberanía de los Gobiernos de los estados” de la federación mexicana.

Por su parte, la oficina permanente de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas (Acnud) expresó su preocupación ante las alegaciones de que la detención de López Ramírez ocurrió en el contexto de medidas obligatorias de emergencia sanitaria, por la pandemia de covid-19.

La representación del organismo que encabeza Michelle Bachelet urge a realizar una investigación “pronta, efectiva, exhaustiva, independiente, imparcial y transparente”, sobre la muerte de López Ramírez.

Acnudh recuerda que el “Protocolo de Minnesota” señala que las muertes ocurridas cuando una persona se encuentra bajo custodia del Estado “se presumen como potencialmente ilícitas y existe una presunción general de la responsabilidad del Estado”, salvo que se demuestre lo contrario. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s