Productividad laboral se contrae durante el 1T de 2020; caída se profundiza en la construcción

En el lapso de enero-marzo del 2020 el nivel de productividad laboral, basado en horas trabajadas, cayó 3.0% en comparación con el mismo periodo del 2019.

La productividad laboral se contrajo de manera importante especialmente en los sectores de actividades secundarias y terciarias, las caídas fueron de 4.1 y 3.2% respectivamente, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Esta situación refleja un deterioro importante del mercado laboral en las actividades económicas más importantes para la economía nacional: la industria, el comercio y los servicios. 

Por su parte, el único sector que registró una mejora en la productividad laboral fue el de las actividades primarias. En la agricultura, ganadería, pesca, caza y aprovechamiento forestal, la productividad de sus trabajadores incrementó 2.2% a tasa anual.

La tendencia de la productividad laboral tiempo-generación económica ha sido constante desde 2015 y a partir del 2018 comenzó una significativa pérdida de ritmo. 

El comportamiento del Índice de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE) se obtiene de la relación entre el PIB nacional constante y el factor trabajo de las unidades productivas. De modo que, la tendencia a la baja del indice refleja que cada vez el factor trabajo (contemplado con las horas trabajadas) impacta menos en la producción total.

Otra de las tendencias importantes dentro del mercado laboral en la economía es que, la productividad laboral había sido siempre mayor en el sector de actividades secundarias, tendencia que se rompió a finales del 2018 cuando la productividad laboral en el sector primario escaló por encima. 

En las actividades terciarias el factor trabajo es donde menos impacta en la producción total, por las cualidades mismas de estas actividades. 

Construcción, la pérdida de productividad más pronunciada

En la clasificación de la productividad laboral basada en horas trabajadas, el sector que registró la contracción más pronunciada fue la construcción. En este rubro la productividad cayó 5.0% en comparación anual.

Durante el primer trimestre del año la productividad también se redujo de manera importante en los servicios no financieros, el comercio mayorista y el comercio minorista, con caídas de 3.0, 2.7, y 1.3% respectivamente.

En el sector manufacturero la caída fue mucho más modesta, la productividad cayó 0.1% a tasa anual. 

En línea con la tendencia de la productividad laboral, el costo unitario de la mano de obra se disparó dentro de la industria constructora; este primer trimestre del 2020 el costo es 14.6% mayor en relación con el mismo periodo del año pasado. 

En el sector servicios el costo unitario de la mano de obra incrementó 5.8%; en la industria manufacturera y el comercio minorista escaló 2.3% y en el comercio al por mayor aumentó apenas 0.2 por ciento.

Con información de El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s