“Un riesgo latente” que se vuelva a presentar la iniciativa para desaparecer al IFT, coinciden especialistas

Aunque el Senador Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena, retiró su iniciativa para crear el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (Inmecob), existe un riesgo latente de que se vuelva a presentar la propuesta con algunas enmiendas pero con el mismo objetivo de extinguir a los organismos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), advirtieron expertos durante un encuentro virtual organizado por Futuro 21.

Monreal dijo que abandonaba el proyecto, que reformaría el artículo 27 y 28 de la Constitución, en busca de crear un diálogo abierto, luego de las críticas hacia la justificación del mismo (la austeridad gubernamental). Al respecto, Irene Levy, presidenta de Observatel, advirtió que esa apertura a una supuesta discusión “es una trampa” y no es viable bajo los términos que se plantearon al inicio.

“En aras de ‘mejorar las instituciones’, abrimos el tema, abrimos un falso parlamento de utilería” para justificar que ya hubo transparencia y se tiene la venia de la sociedad para retomar la iniciativa, o al menos se habló de ello. “La forma en que se inició la modificación es peligrosísima porque va a abrir la puerta al aniquilamiento de los organismos”, criticó.

Elena Estavillo, presidenta de la asociación Conectadas y excomisionada del IFT, señaló que hay elementos que replantear en los organismos reguladores para mejorar, pero esto debe hacerse a partir de un análisis cuidadoso, que no contemple su extinción, porque eso significaría volver a un pasado de incertidumbre para empresas y consumidores, y no proteger el interés público.

Los expertos coincidieron en que la propuesta liderada por Morena representa un revés, vulnera la autonomía de los órganos y contradice la tendencia mundial de la especialización técnica en la regulación de los mercados. Por ello, hay que mantenerse alertas a otro intento por presentarla o a nuevas intenciones con la misma finalidad. El diálogo debe ser quitando de la mesa la eliminación de los reguladores, afirmó Estavillo.

Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy Law y miembro del Consejo Consultivo del IFT, sostuvo que representa una regresión regulatoria de 20 años. Destacó que se necesita defender al Instituto por sus capacidades institucionales y su potencial para evolucionar frente a la materia que le compete. El IFT es una institución robusta y multidisciplinaria que atiende temas de competencia, planeación de espectro, medios públicos, derecho al acceso a Internet y más.

“Es una rara avis el Instituto Federal de Telecomunicaciones”, pues participa en el fortalecimiento del crecimiento económico, del sistema político con la libertad de expresión y la protección de otros derechos fundamentales habilitados por la tecnología digital, recalcó Negrete. Frente a una nueva generación tecnológica, de la mano de 5G, requerirá de fortalecerse y no de apagarse.

Además, Édgar Olvera Jiménez, exsubsecretario de Comunicaciones, expuso que, antes de decidir si debe modificarse algo o no, se debe partir de un diagnóstico diferenciado sobre los organismos y las transformaciones de mercado. A diferencia del energético, en las telecomunicaciones “tenemos un mercado que ha dejado atrás la parte monopólica estatal y que tiene otros problemas de concentración y competencia, y otras bondades que va pasos adelante del sector energético”, explicó.

“Aun cuando sean industrias que puedan tener similitudes, no las puedes aglutinar en el mismo organismo porque atienden a dinámicas y evoluciones distintas”, lo que haría muy difícil encontrar a “super comisionados” ―designados por el Ejecutivo― para encargarse de temas tan dispares, incluso cuando tengan muchas credenciales, aseveró. La CRE se enfrenta a regular a empresas del Estado: la Comisión Federal de Energía y Petróleos Mexicanos.

“El Estado es el dueño del monopolio y al mismo tiempo recuperó la capacidad de designar al regulador (los comisionados de la CRE); por lo tanto, no tienen ningún incentivo para mejorar el escenario para las empresas que invierten y tratan de cierta forma de participar en el mercado, no tanto compitiendo sino dependiendo de la red eléctrica (…). No queremos eso para el sector de telecomunicaciones, que tiene un buen futuro que hay que atornillar y refinar”, afirmó Olvera.

Miguel Flores Bernés, excomisionado de la Cofece, hizo hincapié en que, aunado a la destrucción del esfuerzo por construir estructuras regulatorias, la iniciativa de Monreal implica la pérdida técnica de capital humano y la politización de la toma de decisiones. Asimismo, puntualizó que el modelo español de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España, en el que está inspirado el Inmecob, ya mostró que no ha funcionado.

Con información de DPLnews

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s