López Obrador plantea a 2 años de su victoria que T-MEC es oportuno ante pandemia

Ciudad de México, 2 jul (Sputnik).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, conmemoró el miércoles el segundo aniversario de su contundente triunfo electoral en 2018, tras su tercera campaña por llegar al Poder Ejecutivo, con un discurso en el que celebró la oportunidad del Tratado México, EEUU, Canadá (T-MEC) cuya entrada en vigor coincide con esta fecha.

“Hoy inició la aplicación del T-MEC, tratado comercial entre México, EEUU y Canadá, en un momento por demás oportuno, pues la vecindad con la economía más fuerte del planeta, en las circunstancias actuales de recesión global de las economías, nos ayudará a impulsar nuestras actividades productivas”, expresó el mandatario.

Uno de los principales esfuerzos de la Presidencia es el trabajo por pacificar el país y abrir las oportunidades que el libre comercio de Norteamérica generará en un marco de crisis mundial por la pandemia de covid-19, dijo López Obrador.

“Es un hecho que el tratado atraerá más inversión extranjera para la industria de exportación, se crearán más oportunidades de negocios, para empresarios y comerciantes, también puestos de trabajo mejor pagados en beneficio de técnicos y profesionales con altos niveles académicos”, prosiguió el jefe de Estado

El discurso fue pronunciado ante un selecto grupo de funcionarios y su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller.

En su alocución de casi una hora, pronunciada en el Palacio Nacional, su residencia oficial, López Obrador reseñó el cumplimiento de sus promesas centradas en el combate a la corrupción, los programas sociales y su negativa a reprimir o censurar a sus adversarios.

“Nunca, en más de un siglo, se había insultado tanto a un Presidente de la República, pero la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura”, exclamó el líder de la izquierda nacionalista.

En un antiguo recinto parlamentario del histórico edificio colonial, que convirtió en sede de su Gobierno, manifestó que su administración también apoya a la población más necesitada con mayores ingresos, con programas sociales para adultos mayores, estudiantes, aprendices y sembradores de plantaciones frutales y maderables.

PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA Y LOGROS

El discurso fue estructurado a manera de un informe presidencial anual, plagado de cifras y listados de acciones, similar al que corresponde presentar cada 1 de diciembre a los mandatarios de este país, fecha en que asumen el cargo, tras una larga transición de cinco meses.

La reseña de la administración se detuvo en las bondades de los megaproyectos prioritarios: el turístico Tren Maya en la península de Yucatán, la refinería en construcción en el puerto industrial de Dos Bocas, el relanzamiento de la alicaída industria petrolera, el ferrocarril interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, y el aeropuerto internacional en la principal base militar Santa Lucía.

Lamentó asimismo que ningún país haya podido superar la crisis sanitaria mundial; sin embargo, expresó que está “orgulloso” de la respuesta de la ciudadanía para cuidarse durante la pandemia pese al elevado número de muertes y contagios que registra la nación.

“Estoy orgulloso de la actitud, del comportamiento, del proceder del pueblo de México, no han sido menores los sacrificios que la sociedad ha tenido que hacer”, subrayó.

López Obrador afirmó que el inesperado nuevo coronavirus también “precipitó la crisis del modelo neoliberal”.

No obstante, defendió como una novedad su decisión de escoger el camino de preservar sus programas sociales y su plan de otorgar unos cuatro millones de microcréditos, por unos 1.000 dólares cada uno, como préstamos a la palabra de la población empobrecida.

“En tres meses hemos otorgado 1,27 millones de créditos y llegaremos a cuatro millones a finales de año, además, se está impulsando la creación de dos millones de empleos nuevos”, aseguró.

López Obrador considera que este año se perderá la mitad de esa cifra, un millón de empleos formales registrados ante la seguridad social, a pesar de que más de la mitad de la población económicamente activa labora en la informalidad, sin registro.

Como paliativo ante la crisis, señaló que los programas sociales llegan al 55 por ciento de las familias país.

A finales de 2020, la cantidad de hogares que recibirán algún programa social sumará 25 millones de hogares, es decir el 75 por ciento de las familias, mayoritariamente pobres.

Finalmente, dijo que en diciembre de este año, cuando cumpla dos años de Gobierno, este país habrá consumado las reformas constitucionales que sienten las bases de una nueva forma de hacer política, basada en “la justicia, austeridad, honestidad y democracia”. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s