Telcel compra la banda de 3.5 GHz de Axtel y mete presión a la primera subasta de 5G en México

Radiomóvil Dipsa, razón social de la marca Telcel, convino con Axtel la compraventa de un paquete de 50 MHz de ancho de banda en el espectro de los 3.5 Gigahercios (GHz) con alcance nacional en México, con lo que Telcel se hace hoy con un total de 100 MHz de esa banda que es apta para servicios de quinta generación o 5G, dado que inicios del 2020 su empresa hermana Telmex también le traspasó ese tipo de frecuencias tras poseerlas durante veinte años.

De esta manera, queda en duda la participación de Telcel en la futura y primera licitación de espectro radioeléctrico para servicios 5G que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) planea para el 2021 en las bandas de 600 MHz y lo que resta de 3.5 GHz, donde AT&T ya ha logrado renovar el paquete de 50 MHz que fue de Nextel y por lo que se esperaría que, junto con Telefónica, fuera el principal operador interesado en ese espectro para competir con mayor igualdad de condiciones ante Telcel en ese tipo de servicios y en un contexto en que esta compañía atraviesa por dificultades financieras, pérdida de clientes y renovación de cúpula directiva, en tanto que Movistar decidió devolver sus espectros al Estado mexicano.

La operación Telcel-Axtel por el traspaso de los nueve títulos de concesión que amparan la tenencia de esos 50 MHz de ancho de banda fue aprobada por cinco de los seis comisionados actuales del IFT el mismo día en que el pleno del regulador discutió el escandaloso asunto sobre la propuesta del senador Ricardo Monreal de fusionar a todos los órganos autónomos.

Axtel y Telcel notificaron al IFT la compraventa el 7 de mayo del 2020 y éste se radicó en el expediente UCE/CNC-001-2020. El valor financiero de la transacción no ha sido revelado, pero se espera que América Móvil haga público el monto de esa inversión en fecha cercana al 21 de julio próximo.

La concentración fue aprobada por el pleno del IFT el 17 de junio pasado, con la declaratoria para Telcel que, de momento, las bandas sólo podrán utilizarse para prestar servicios de acceso inalámbrico fijo, pero con la prospectiva de que en un plazo de tres a cinco años también podrán explotarse en servicios móviles 5G, con lo que el regulador establecería otro tipo de condiciones y cargas fiscales para Telcel.

La operación no supone el traspaso de suscriptores de Axtel a Telcel, por lo que tampoco existen efectos contrarios a la competencia en los mercados, dijo el IFT.

Al mismo tiempo, el regulador evaluó la concentración tomando de referencia la disponibilidad de espectro en otras bandas para servicios de comunicación masiva, como los espectros de 600 MHz, 700, 800, 850 MHz y las bandas L, PCS, AWS, de 2.5 GHz, 3.3 GHz y 3.5 GHz.

Telcel pasa así de contar con una tenencia espectral del 21.7% entre todas sus frecuencias, a poseer el 26.4% del espectro disponible para comunicaciones masivas y se aleja del 35% máximo permitido por la legislación en la materia.

Las terceras empresas, a juicio del IFT, como AT&T y Movistar, competidores directos de Telcel en el rubro, tendrían aún disponibilidad de espectro para 5G para adquirir en el tiempo cercano en bandas como 3.3 GHz y 600 MHz:

Después de la operación, existiría disponibilidad de espectro en las bandas analizadas; de aproximadamente 38%, que podría licitarse en el corto o mediano plazos. Y si se considerasen las bandas altas solamente, la acumulación de espectro de Telcel sería de aproximadamente 31 por ciento. Aun considerando la acumulación de 100 MHz (de Telcel) en la banda de 3.5 GHz no se prevé que la operación genere riesgos a la competencia económica, debido a que ATT tiene 50 MHz en la banda 3.6 GHz y, además, en el rango de 3300 a 3600 MHz existirían 150 MHz de espectro, que podrían estar disponibles para licitar hacia adelante, 50 MHz en la banda de 3.6 GHz y 100 MHz en la banda 3.3 GHz”.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones aprobó la compraventa de bandas sin, por ahora, un condicionante que impida a Telcel comprar más espectro en las bandas de 3.3 y 3.5 GHz, en total 150 MHz de frecuencias.

El 13 de abril pasado, este medio divulgó que Telmex cedió a Telcel sus concesiones sobre la banda de 3.5 GHz, un insumo esencial de 50 MHz que Telcel utilizará próximamente para el despliegue de redes de quinta generación o 5G en los mercados de México donde observe una oportunidad de negocio para esta nueva tecnología de comunicación y habilitadora también de otros procesos productivos y servicios sociales.

Las compañías formalizaron el trato el jueves 23 de enero de 2020 y lo notificaron el día 30 siguiente al IFT, en total cuatro meses después de que Teléfonos de México buscara la renovación de las frecuencias por un periodo adicional de 20 años y luego de convenir por separado con AT&T la reubicación técnica de las concesiones a partir del 1 de enero de este año para conseguir un uso eficiente de ese espectro ahora en poder Telcel.

Radiomóvil Dipsa S.A. de C.V. se comprometió entonces ante el regulador IFT a cumplir con las obligaciones que Telmex tuviera pendientes con los nueve títulos de espectro y uno de red de telecomunicaciones objeto del acuerdo y en asumir también las condiciones regulatorias que esa autoridad estableciera como requisito para consentir el trato Telmex-Telcel, empresas hermanas en el conglomerado América Móvil, para la banda de 3.5 Gigahercios.

Teléfonos de México S.A.B. de C.V. previamente había intercambiado diversos bloques de frecuencias en 3.5 GHz con AT&T, para que en el futuro Telcel explote la banda de los 3450-3500 MHz y AT&T el bloque de los 3550-3600 Megahertz, también por 20 años.

En octubre de 2019 se conoció que el IFT había resuelto renovar tres paquetes de concesiones de espectro de 50 MHz de ancho de banda en los 3.5 GHz para las empresas Telmex, Axtel y AT&T, que a su vez heredó las señales de la desaparecida Nextel. 

Respecto a ese particular, Telmex pagó 1,549 millones 999,272 pesos por los derechos de explotación del espectro en las nueve regiones de telecomunicaciones en que está dividida la República Mexicana. Por la Región 9 que comprende la Ciudad de México y otras áreas de los estados de México, Hidalgo y Morelos, la empresa acreditó el 23 de enero pasado el pago de 554 millones 128,822 pesos. Ambas cifras, referentes para la venidera licitación del IFT sobre esa misma banda de frecuencias.

Amarrado su trato con Telmex, Telcel se convirtió en la segunda compañía de servicios móviles en acceder a trozos de la llamada “Banda C Extendida”, como también se le conoce al espectro de 3.4 a 3.6 GHz, y este hecho desata diversas interrogantes en sus competidores directos, respecto a si Telcel mantiene todavía interés en ir por más banda de 3.5 GHz, pues el IFT no ha anticipado ninguna objeción para este operador en esa intención particular.

Con información de El Economista Nicolás Lucas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s