Presidente mexicano plantea a organismos autónomos revertir reforma energética

Ciudad de México, 5 ago (Sputnik).- El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó a entidades autónomas energéticas la política de su Gobierno para “rescatar” a las compañías estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), sin descartar “una nueva reforma” del sector, según un memorando al que tuvo acceso Sputnik.

“Debemos avanzar hasta el límite que permita el marco actual jurídico. No obstante, si para poder aplicar la nueva política de rescate a Pemex y a CFE fuera necesario proponer una nueva reforma energética, no descartamos esa posibilidad”, se lee en la página tres de un memorando de ocho páginas.

Esa posible reforma mencionada revertiría las modificaciones aprobadas en diciembre de 2013 para el sector.

El documento sin membrete oficial ni firma, fechado el 22 de julio de 2020, dirigido a funcionarios de entidades autónomas del Estado, como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), comenzó a publicarse este martes en medios financieros nacionales y extranjeros con versiones concordantes con la copia obtenida por esta agencia.

“Con absoluto respeto a la autonomía de los organismos que representan y a cada uno de ustedes, mujeres y hombres libres expongo con total transparencia los lineamientos básicos de la nueva política energética que considero deben aplicarse en beneficio del pueblo y de la nación”, indica el primer párrafo del documento dirigido a los funcionarios de esas entidades.

El texto hace una reseña de tres décadas de políticas energéticas que considera lesivas para Pemex y la CFE, según la cual “en el marco de la política neoliberal” se fue imponiendo “un proceso de privatización para debilitar y transferir empresas públicas a particulares y despojar a los mexicanos de la riqueza y de la industria eléctrica nacional”.

EL “RESCATE DE PEMEX Y LA CFE”

El documento plantea en el punto 15, de los 17 numerales que trazan la nueva política energética en marcha, apoyar a Pemex y la CFE “para que no sigan perdiendo participación en el mercado nacional”.

Argumenta que “es urgente profundizar en los cambios ya iniciados para rescatar a Pemex y a la CFE, considerando a estas empresas públicas como estratégicas e indispensables para el desarrollo independiente y soberano de la nación”.

El texto confirmado por funcionarios de entidades autónomas subraya, no obstante, que para ese rescate “debe mantenerse abierta, entre otras, la opción de presentar una iniciativa de reforma constitucional ante el Congreso de la Unión para hacer valer, sin lugar a dudas, el principio de dominio de la nación sobre sus recursos naturales”.

También ofrece a las empresas privadas del sector energético, que ya han invertido miles de millones de dólares desde que comenzaron en 2015 las rondas de licitación de contratos de exploración y extracción de hidrocarburos, y generación de energías fotovoltaicas y eólicas, poder seguir participando en el sector como “contratistas de Pemex”.

Las empresas que han firmado contratos con la CFE podrán tener acceso a un máximo de 46 por ciento de la generación nacional de electricidad.

Entre las medidas destaca la decisión de alcanzar autosuficiencia energética, suprimiendo las importaciones de gasolinas, que proceden sobre todo de EEUU, que ronda el 80 por ciento del consumo interno.

En numeral dos establece la meta de “alcanzar la autosuficiencia energética en bien de nuestra soberanía nacional”.

El tercero plantea “no exportar petróleo, sino extraer solamente el que se necesita para las refinerías del país y dejar de importar combustibles”.

México exporta alrededor de un millón de barriles al día, y procesa el resto en seis refinerías.

La cuarta directriz señala “aplicar el siguiente programa de producción (de petróleo crudo): 1,8 millones de barriles diarios (promedio) en 2020; 1,9 en 2021; 2,0 en 2022; 2,1 en 2023, y 2,2 en 2024”.

La meta original de López Obrador era mayor, de 2,4 millones de toneles diarios.

El quinto punto propone continuar con la rehabilitación de las seis refinerías del país, y “alcanzar para 2022 un nivel de procesamiento de 200.000 barriles diarios”.

Ese mismo año, propone “terminar la construcción de la refinería de Dos Bocas en paraíso, tabasco (Golfo de México, sureste) que agregaría otros 340.000 barriles, con lo cual estaríamos cerca de la autosuficiencia en gasolinas y diésel”.

La meta es alcanzar la autosuficiencia en combustibles antes de que termine la actual administración en 2024. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s