López Obrador espera que expresidentes mexicanos declaren en caso Odebrecht

Ciudad de México, 12 ago (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planteó este miércoles que sus antecesores Enrique Peña Nieto (2012-2018) y Felipe Calderón (2006-2012), declaren ante la justicia en el caso Odebrecht, luego de que el detenido exdirector de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya (2012-2016), los involucró en sus confesiones.

“Ayer (martes) el fiscal da a conocer que se involucra a dos expresidentes, según entendí, en posibles actos de corrupción, también a servidores públicos, a legisladores, un diputado, cinco o seis senadores; entonces ¿qué sigue?, pues que sean citados a declarar, y que el señor Lozoya presente las pruebas, porque presentó una denuncia y está obligado a probar”, dijo el mandatario en conferencia de prens.a

El jefe del Ejecutivo expresó su aprobación a que la Fiscalía General que encabeza Alejandro Gertz Manero otorgue beneficios a los exfuncionarios que aporten información “con pruebas fehacientes”.

“El que lleva a cabo una acusación tiene que probar, Lozoya llegó a un acuerdo con la Fiscalía para ser testigo colaborador y dar toda la información sobre ilícitos que se cometieron, no solo en la pasada administración (de Peña Nieto), sino también en la administración anterior (de Calderón)”, prosiguió el mandatario.

Agregó que, además de la confesión de Lozoya como testigo protegido, con el beneficio de prisión domiciliarias, hay un vídeo que probaría que el exdirector de la petrolera estatal solo ejecutó órdenes superiores, en los sobornos que según los gerentes la firma constructora brasileña pagó en este país para obtener contratos con Pemex.

Sin embargo, López Obrador dijo que su postura política es que se realice una consulta ciudadana o referendo, para poder juzgar a los expresidentes de todo el llamado “período neoliberal”, desde el expresidente Carlos Salinas (1988-1994) hasta Peña Nieto

UNA CONSULTA SOBRE JUICIO A EXPRESIDENTES

López Obrador subrayó que respeta la decisión de la fiscalía, pero que su postura acerca de los juicios a expresidentes la ha externado desde la campaña electoral y en el discurso de toma de posesión, en diciembre 2018.

“He dicho que en el caso de los expresidentes que sean juzgados, debe de consultarse a los ciudadanos”, subrayó el jefe de Estado.

Agregó que en esa investigación se tienen que tomar en cuenta, cuando menos, los periodos presidenciales de Salinas, Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Calderón y Peña Nieto.

“Que la gente decida, porque no fue un sexenio nada más, es un periodo de saqueo y destrucción del país”, enfatizó.

La explicación de recurrir a una consulta sobre la continuación de los procesos judiciales, es mirar hacia el futuro.

“Sostengo que habría que pensar hacia adelante, lo que estamos haciendo es que no haya corrupción, porque es el principal problema de México”, argumentó.

Explicó que corresponde a la Fiscalía atender las denuncias de los casos de corrupción como “institución autónoma, independiente”.

“La consulta es una postura política, siento que no solo es válido castigar a los corruptos sino también hacer todo para prevenir en el futuro la corrupción, es mi punto de vista; que sea estigmatizada la corrupción, para que nadie se atreva en el futuro a tener comportamientos deshonestos”, enfatizó.

Sin embargo, dijo que no puede detener un proceso judicial ni ser cómplice de los acusados.

“No me corresponde, es un asunto que tiene que ver con la Fiscalía, no voy a encubrir a nadie (…), yo respeto la decisión que tome el fiscal Alejandro Gertz Manero, creo que es conveniente que se ventile este asunto, y todos los que tienen que ver con la corrupción”, prosiguió.

Llamar a los señalados a declarar ante la Fiscalía “no significa que ya sean culpables; pero cuando hay una denuncia con esas características tienen que declarar los acusados, vamos a esperar el resultado y que la Fiscalía vaya informando”, puntualizó.

El monto de los sobornos para la campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI) asciende a unos 18 millones de dólares actuales, según la denuncia de Lozoya, quien estuvo prófugo hasta ser detenido el 12 de febrero en la ciudad española de Málaga.

Gertz informó además, el martes, 11 de agosto, que en los contratos de Pemex firmados con Odebrecht, empresa que pagó sobornos en varios países cuando comenzó la gestión de Peña Nieto, hubo una serie de sobornos por una cantidad que pasa unos 4,5 de dólares actuales, que fueron fundamentalmente utilizados para la campaña 2012 para la Presidencia de la República del PRI. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s