México y América Latina entran en la carrera por vacuna de la mano de Slim

Ciudad de México, 15 ago (Sputnik).- Una luz de esperanza empezó a vislumbrarse en América Latina esta semana, luego de dos anuncios de vacunas contra covid-19, una rusa y otra de la Universidad de Oxford en desarrollo, que generaron la expectativa de que las investigaciones científicas para contener la pandemia comiencen a dar frutos.

En la carrera por hallar una vacuna contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, México y Argentina entraron en la competencia mundial por lograrlo primero, esta vez de la mano del multimillonario mexicano y magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim, quien aportará fondos para fabricar más de 150 millones de dosis.

“Se trata de una decisión arriesgada de Slim, pero el ingeniero es así y esa es su forma de hacer las cosas, por eso ha acumulado la fortuna que tiene”, explicó a Sputnik Javier Barrera, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Pero, agregó, si las pruebas de la fase tres final, que estarán listas a finales del año, no son satisfactorias, la ilusión y la inversión se habrán perdido.

El director de la Fundación Telmex-Telcel, Arturo Elías Ayub, coincidió en que la decisión de Slim de impulsar la vacuna que el laboratorio AstraZeneca trabaja junto a la Universidad de Oxford es un riesgo, pero aclaró que fue el propio multimillonario quien dio la orden de avanzar en forma rápida.

Además de portavoz de la fundación familiar, Ayub es yerno de Slim.

“Nos estamos ahorrando un año y eso salva vidas”, argumentó a la prensa financiera mexicana sobre las razones de la rapidez para hacer el anuncio cuando la vacuna aún no ha superado la fase tres de su desarrollo.

Dicha fase es un último escalón en el que se encuentran cientos de proyectos contra el patógeno SARS-CoV-2, entre ellas una vacuna rusa, y otras 200 investigaciones de todo el mundo que trabajan para lograr generar inmunidad contra la enfermedad respiratoria.

Se trata de la última etapa en los procesos de investigación biomédica de alta tecnología, para verificar la seguridad de un nuevo fármaco o vacuna, que debe contar con miles de voluntarios.

El portavoz mexicano para la pandemia, Hugo López-Gatell, dijo esta semana al comentar el anuncio de la inoculación rusa, que ha mostrado alta eficacia en la fase final y que “son cerca de nueve las vacunas que están ya cercanas a la última fase”.

El principal epidemiólogo del Gobierno de México agregó que “en la fase tres son miles o hasta decenas de miles, 20 o 30.000 personas”, las que se necesitan como voluntarias para evaluar la seguridad del producto.

¿SALVAVIDAS?

Aunque el portavoz de la Fundación Slim negó que detrás del desarrollo de la vacuna haya interés económico y no filantrópico, el economista Barrera comentó a Sputnik que siempre hay un interés subyacente en la decisión, en este caso, ayudar a la estabilidad de una región que es vital para los negocios del hombre más rico de México.

“En la medida que a América Latina le vaya bien, a Slim y sus empresas también le va a ir bien”, apuntó Barrera, doctorado en economía y autor de una investigación sobre la filantropía en las grandes corporaciones mexicanas.

La firma América Móvil de Slim, que opera la marca Claro en toda la región, es el mayor proveedor de servicios de telecomunicaciones en la zona, y su Grupo Carso construye grandes obras de infraestructura en una docena de países.

El multimillonario, quien a comienzos de esta década llegó a ser el hombre más rico del mundo, tuvo un descenso de su fortuna que ahora ronda los 52.100 millones de dólares, 12.000 millones de dólares menos que el año pasado.

Así, una recuperación de la actividad económica en Latinoamérica, post covid-19, sin duda ayudaría a las empresas del magnate.

“También juega el factor político”, estimó Barrera, ya que al mismo tiempo que protege sus intereses económicos, “le da una mano al presidente Andrés Manuel López Obrador”, de quien Slim ha sido cercano desde que el político de la izquierda nacionalista gobernó la capital mexicana (2000-2005).

El acuerdo para fabricar la vacuna en México y Argentina llega al mismo tiempo que el país azteca atraviesa por uno de los peores momentos de la pandemia.

“Una desestabilización política en México podría ser más desastrosa para los empresarios que la propia crisis por la vacuna”, puntualizó el investigador.

El nuevo coronavirus ha infectado a más de 21 millones de personas y ha matado a más de 756.000 en el mundo.

En México la cifra de muertos supera las 55.000 víctimas, y las infecciones son más de medio millón. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s