Sector mexicano de la construcción se contrajo más de 30% a tasa anual en junio

Ciudad de México, 25 ago (Sputnik).- El sector mexicano de la construcción se contrajo un 32,3 por ciento a tasa anual en junio pasado, a pesar de que tuvo un ligero avance de 2,4 por ciento en comparación con el mes de mayo de este año 2020, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“En su comparación anual, el valor real de la producción de las empresas constructoras mostró un descenso de 32,3 por ciento”, con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras realizada por el organismo autónomo del Estado.

Por otra parte, las horas trabajadas cayeron un 22,2 por ciento y el personal ocupado total se contrajo un 21,3 por ciento, en junio del año en curso con relación al mismo mes de junio del año pasado 2019.

En tanto que las “remuneraciones medias reales” fueron el único rubro que registró resultado positivo, al crecer 0,8 por ciento a tasa anual en el sector de la construcción durante el sexto mes de este año.

La construcción, la minería y la industria automotriz son consideradas “actividades esenciales”, en las cuales no se aplican restricciones para contener la pandemia de covid-19.

Luego de casi tres meses de cierre de actividades, junio fue el primer mes de la llamada “nueva normalidad”, que se rige por un semáforo sanitario establecido por las autoridades nacionales, que es aplicado a su propio criterio por los gobiernos de los 32 estados de la federación mexicana.

AVANCES A TASA MENSUAL

Las empresas constructoras comenzaron a crecer por primera vez en junio, desde que la pandemia comenzó en el país latinoamericano en marzo pasado.

“El valor de la producción generado por las empresas constructoras se incrementó 2,4 por ciento en términos reales en el sexto mes de este año respecto al mes precedente”, indica el resultado de la encuesta oficial realizada por el Inegi.

Ese avance mensual es su mayor incremento desde enero de 2019, cuando subió 4,1 por ciento, según datos del organismo estatal, con base en cifras “desestacionalizadas”, que eliminan el impacto de las estaciones del año en la actividad económica.

El personal ocupado total aumentó 1,1 por ciento, las horas trabajadas fueron mayores en 6,4 por ciento y las remuneraciones medias reales crecieron un modesto 0,2 por ciento en junio pasado, frente al mes anterior.

Hasta el 15 de mayo pasado se paralizaron durante mes y medio obras consideradas “no estratégicas”, para contener la propagación del nuevo coronavirus.

El retraso de nuevos proyectos y la reducción en la demanda de materiales para la construcción impactó en la contracción de un sector económico que ya venía cayendo drásticamente durante 2019.

La industria del cemento fue la única considerada esencial desde principios de abril por su participación en grandes proyectos como el turístico Tren Maya en la península de Yucatán (sureste), el nuevo aeropuerto internacional en la base militar de Santa Lucía y la refinería del puerto petrolero Tres Bocas, en Tabasco, en costas del Golfo de México.

La ficha técnica del informe indica que, debido a las medidas extraordinarias que tomó el Inegi, por la emergencia sanitaria originada por el covid-19, la encuesta con empresas constructoras se realizó en los tiempos establecidos, pero mediante internet y asistencia telefónica, con el fin de evitar el contacto presencial. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s