Presidente López Obrador reafirma modelo económico sin nuevos impuestos ni deuda

Ciudad de México, 9 sep (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó este miércoles que los criterios de política económica del presupuesto federal para 2021, entregado por su administración al Congreso, no contemplan imponer nuevos tributos, ni contratar nueva deuda pública.

“Seguimos aplicando la fórmula de no permitir la corrupción y de hacer un gobierno austero sin lujos; y esto nos permite ahorrar y financiar el desarrollo del país sin aumentar la deuda en términos adicionales”, dijo el mandatario a la prensa acompañado con el secretario federal de Hacienda, Arturo Herrera.

López Obrador aseguró que su administración ha logrado “ahorros por más de 500.000 millones de pesos” (casi 23.000 millones de dólares), al no permitir la corrupción.

El jefe del Ejecutivo explicó que el aumento de la deuda pública, que se está registrando, “no ocurre porque se hayan solicitado nuevos créditos, como lo hicieron la mayoría de países para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia”.

López Obrador dijo que el aumento de la deuda de la segunda economía latinoamericana como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) se debe a la caída de la actividad económica, ocasionada por la emergencia sanitaria global, y por la depreciación del peso.

“No se debe a deuda adicional”, aseguró.

“La aplicación de nuestra estrategia fue la correcta, porque en la mayoría de países se fueron por el camino fácil de endeudarse y van a pasar situaciones distintas”, pronosticó el gobernante.

Herrera explicó por su parte que la proyección del crecimiento del PIB de 4,7 por ciento anual en el próximo año 2021 es “moderada”.

“No es un estimado muy optimista, si estamos esperando una caída de ocho por ciento (en 2020) y sobre esa caída estimamos un crecimiento de 4,7 por ciento (para 2021), ni siquiera nos pone en los niveles de 2019; es una proyección muy responsable”, argumentó el funcionario.

CRECE DEUDA COMO PROPORCIÓN DEL PIB

En cuanto al endeudamiento público, el documento indica que la meta es jamás superar el 70 por ciento del PIB en lo que resta de la administración, que termina en 2024.

El actual Gobierno recibió una deuda pública de 53,6 por ciento como proporción del PIB en 2018.

El titular de Hacienda explicó que el incremento de la deuda esperado de 54,7 por ciento del PIB se deba dos razones: por una caída de ocho por ciento de la economía, y porque 25 por ciento de la deuda está en moneda extranjera, sobre todo en dólares.

“Al subir el tipo de cambio, de 18,9 pesos por dólar hasta alrededor de 22 pesos por dólar, se incrementa el valor en pesos de la deuda”, comparó el responsable de las finanzas públicas.

Las autoridades financieras mexicanas confían en que, a medida que la economía se vaya recuperando, después de ser afectada por la pandemia, bajará el porcentaje de la deuda.

“El propósito es dejar la deuda pública como la recibimos, considerando el Producto Interno Bruto del país”, dijo López Obrador.

A pesar de las contingencias sanitarias y económicas, el Gobierno está “cumpliendo con no aumentar impuestos”, que es un compromiso de campaña, añadió el presidente.

A diferencia de administraciones anteriores, con una política de austeridad en el gasto público, “ahora es el Gobierno el que se está apretando el cinturón, por eso no hay aumento de impuestos”, dijo López Obrador, y aseguró que tampoco van a aumentar los combustibles ni la electricidad.

En ese marco, para los cuatro megaproyectos -el turístico Tren Maya, un corredor ferroviario interoceánico en el istmo de Tehuantepec, una nueva refinería y un aeropuerto internacional para la capital-, se contempla una inversión de 102.000 millones de dólares (unos 4.500 millones de dólares) en 2021.

También se mantienen los once programas sociales para la población de escasos recursos, pensiones, becas estudiantiles, subsidios a campesinos, sembradores de plantaciones maderables, y aprendices de talleres (Jóvenes Construyendo el Futuro).

Esas ayudas gubernamentales contarán con 303.982 millones de pesos en 2021, es decir casi 14.000 millones de dólares.

“Están garantizados todos los programas de bienestar, la pensión a los adultos mayores, con su incremento equivalente a la inflación, está garantizado que sea universal”, subrayó el gobernante.

El presupuesto para 2021 incluye subsidios a más de 400.000 sembradores de plantaciones el empobrecido sureste del país y unas 12 millones de becas.

Además, continúa la compra gubernamental, con “precios de garantía justos”, de productos básicos, como maíz, frijol, arroz, trigo y leche.

“Estamos enfrentando con éxito dos crisis: la sanitaria y la económica; tengamos fe, no perdamos la esperanza vamos bien, y se está transformado el país”, dijo López Obrador.

El mandatario adelantó que otro rubro que recibirá un aumento del presupuesto es el de seguridad pública, para construir la infraestructura de la nueva Guardia Nacional.

El gasto público propuesto por el Gobierno para 2021, deberá ser aprobado por el Congreso a más tardar el 20 de octubre. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s