Expresidente mexicano Peña Nieto vigilado por lavado de dinero, según documentos FinCEN

Ciudad de México, 21 sep (Sputnik).- El expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue vigilado por autoridades de EEUU por presunto lavado de dinero y posibles vínculos con el publicista opositor venezolano Juan José Rendón, asesor de campañas relacionado con escándalos de sobornos, según una investigación periodística basada en documentos oficiales estadounidenses publicada esta semana.

El documento de la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de EEUU (FinCEN) “mencionó a Peña Nieto es uno de los 2.121 reportes financieros confidenciales que diversos bancos entregaron al brazo de inteligencia” que obtuvo la publicación BuzzFeed, indica la revista mexicana Proceso, que forma parte de una red de investigación sobre la información gubernamental relacionada con 88 países.

Ese medio estadounidense compartió los documentos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), que durante 16 meses coordinó un equipo formado por 400 periodistas de 110 medios, entre ellos le conocido semanario mexicano.

El Gobierno de EEUU puso la lupa sobre el entonces mandatario y sus posibles vínculos con el venezolano Rendón, polémico asesor de campañas relacionado con “escándalos de sobornos que involucran a capos colombianos, interferencia en elecciones y delitos contra mujeres”.

El hallazgo de un posible ilícito de Peña Nieto aparece en la primera cuartilla del “Resumen Semanal de la Cleptocracia” de mayo de 2017, un documento confidencial del FinCEN que enumera las actividades financieras sospechosas supuestamente vinculadas con personajes corruptos.

El semanario ofrece la definición de cleptocracia como un “sistema de gobierno en el que prima el interés por el enriquecimiento propio a costa de los bienes públicos”.

BAJO SOSPECHA

El documento confidencial del FinCEN mencionó un reporte de actividad sospechosa (SAR, en inglés) que la oficina antilavado del banco Deutsche Bank en EEUU le envió tras detectar que el venezolano Rendón “realizó seis transferencias sospechosas, por un total de 180.020 dólares entre el 21 de julio de 2016 y el 6 de marzo de 2017”.

“Se trata de una revisión en curso sobre una actividad sospechosa (de Rendón) que podría estar vinculada con el presidente de México Enrique Peña Nieto”, señala el documento.

Ese reporte de la división de inteligencia de FinCEN retomó una antigua acusación según la cual Rendón pagó a un hacker que “realizó campañas de ciberataques a favor de sus clientes (…) e instaló spywares en las oficinas de la oposición para Enrique Peña Nieto durante las elecciones de México en 2012”.

La división de inteligencia de FinCEN no precisó en el documento si el reporte de Deutsche Bank establecía un vínculo financiero claro entre Peña Nieto y Rendón.

Ambos personajes ya habían colaborado “de manera secreta” durante la campaña presidencial de 2012, que le permitió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresar a la presidencia que perdió en 2000 y 2006.

Según documentó la organización independiente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), quien fue director de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el mandato de Peña Nieto, Emilio Lozoya, canalizó 250.000 dólares de los sobornos cobrados a la constructora brasileña Odebrecht y los envió a una sociedad de papel de Miami que pertenecía al “rey de la propaganda negra”, el apodo de Rendón.

En una confesión como testigo protegido de la Fiscalía General de la República (FGR), Lozoya indicó que realizó los pagos a Rendón y a otros “asesores” bajo las instrucciones de Luis Videgaray, entonces coordinador de campaña de Peña Nieto, quien después fue canciller y secretario de Hacienda en su administración.

Las operaciones descritas por Lozoya corresponden a lavado de dinero: los recursos, producto de sobornos de Odebrecht a cambio contratos con Pemex, tenían un origen ilícito, indica Proceso.

Lozoya aseveró que las sociedades de papel de los llamados “asesores” contratados en la campaña de Peña Nieto, como Rendón, le entregaban facturas “que tenían que ver con prestación de servicios diversos”; pero sin mencionar a la campaña, por lo que “los programas de ‘compliance’ que operan al interior de las entidades bancarias no detectaban anomalías ni ponían trabas”.

Al menos 30 reportes confidenciales de los FinCEN Files tratan de operaciones de personas o empresas de México, que fueron examinados por tres medios y organizaciones de este país: Proceso, el portal Quinto Elemento Lab y MCCI, participantes de la investigación global.

Las transacciones reportadas en FinCEN Files abarcan operaciones que se llevaron a cabo entre 1999 y 2017 e involucraron un monto total superior a los 2 billones de dólares. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s