Gobierno de México espera pronta solución al conflicto por el agua con EEUU

Ciudad de México, 6 oct (Sputnik).- El Gobierno de México espera superar pronto un conflicto con EEUU por el cumplimiento de un Tratado Internacional de Aguas que data de 1944, sobre el caudal de ríos fronterizos, que vence el 24 de octubre próximo, dijo este martes el canciller Marcelo Ebrard.

“La prioridad de México es dar cumplimiento con el tratado sobre el agua, para tener acceso a las dos terceras partes que nos corresponden, incluyendo agua para grandes centros urbanos” en la zona fronteriza, dijo el jefe de la diplomacia mexicana en conferencia de prensa.

Las partes han celebrado hasta la fecha 19 reuniones binacionales para resolver el tema, por el incumplimiento mexicano a pocos días de que venza el plazo.

“De parte de EEUU están presionando para que se cumpla en esos términos (del Tratado), tenemos que salir adelante”, dijo Ebrard en compañía del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En las próximas semanas México espera cumplir con su compromiso, para que “evitemos que se convierta en un tema electoral (en los comicios de EEUU), antes del vencimiento de este ciclo (24 de octubre)”.

Cada año, México debe entregar un poco más de 430 millones de metros cúbicos en el caudal del Bravo, acumulables cada lustro.

El tratado de 1944 es favorable a la parte mexicana, porque establece que en un periodo de cinco años, México debe entregar a poco más de EEUU 2.150 millones de metros cúbicos de agua del río Bravo, en el este de la frontera común, hasta la desembocadura del Golfo de México.

Por otra parte, en el Río Colorado que cruza el estado de Arizona, en el lado oeste de la frontera, se entregan a México 1.850 millones de metros cúbicos cada año (más de 9.250 cada lustro), cinco veces la cuota anual mexicana.

El tratado también establece que México no puede encadenar dos quinquenios consecutivos con retrasos en la entrega del líquido.

Debido a las protestas de agricultores en el estado de Chihuahua, gobernado por la oposición a López Obrador, existe una posibilidad de incumplimiento del pacto en esta ocasión, debido a que México no entregó el agua comprometida en 2015 y en 2020 se acumularían dos lustros, escenario que no está permitido en el acuerdo.

RECLAMO DE TEXAS Y TENSIONES

El reclamo más importante lo ha hecho el gobernador de Texas (sur), Greg Abbott, con una carta de protesta presentada ante la Casa Blanca por el incumplimiento mexicano.

“Hemos planteado diferentes opciones en las conversaciones, tenemos buenas relaciones, no oculto que por supuesto hay tensiones, como suele ser; pero estimo que vamos a salir adelante”, dijo el canciller Ebrard.

En México las protestas la encabeza Javier Corral, líder norteño del Partido Acción Nacional (centroderecha) y gobernador del estado de Chihauhua (norte), cuyo territorio desértico es más grande que el Reino Unido.

El principal caudal de agua de ese estado es el río Conchos, que nace en la Sierra Madre Occidental, como el mayor afluente del Bravo, frontera natural binacional.

Ebrard dijo que “no se justifica que por un interés electoral se ponga en entredicho uno de las negociaciones más exitosas de México”, que le garantiza agua para consumo humano de 11 grandes ciudades en la zona fronteriza y la actividad agrícola.

Por su parte, López Obrador insiste en que México no se involucre en la campaña electoral presidencial que se está llevando a cabo en EEUU.

“Hasta ahora lo hemos logrado, incluso evitamos la amenaza de una caravana (de indocumentados) que se organizó desde Honduras de manera extraña”, comentó el jefe de Estado.

El Gobierno de Guatemala, “convenció a los migrantes que venían en esa marcha o caravana, de que no era conveniente que llegaran a México y buscaran pasar a EEUU”, reveló el presidente.

Los migrantes “hicieron caso, se convencieron y ahí nos quitamos un peso por la cercanía con las elecciones en EEUU; pero nos quedó pendiente lo del agua, afortunadamente, ha habido comprensión de los gobernantes de EEUU”, puntualizó López Obrador.

El tratado internacional fue negociado entre 1929 y 1944, para que, ante la asimetría de la expansión económica y consumo en EEUU, “México pudiera tener un trato favorable”, con cinco veces el agua del pacto.

La negociación establece que México se quede con dos terceras partes del caudal de ríos fronterizos, como el Bravo (este) y el Colorado (oeste). (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s