Exministro de Seguridad de México se declaró inocente de cargos por narco en EEUU

Ciudad de México, 7 oct (Sputnik).- El secretario de Seguridad Pública mexicano durante el Gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), Genaro García Luna, se declaró inocente de cinco cargos relacionados con el narcotráfico y cobro de sobornos a cambio de protección del Cartel de Sinaloa para introducir cocaína a EEUU, en una audiencia preliminar en una corte de Nueva York.

El abogado del imputado dijo en la audiencia que su defendido se declaraba “no culpable (inocente)” de cinco cargos, que incluyen complicidad para traficar varias toneladas de cocaína, conspiración para traficar estupefacientes y mentir a funcionarios de migración de EEUU.

García Luna fue detenido el 9 de diciembre de 2019 en el estado de Texas, sur de EEUU, acusado de corrupción y vínculos con el Cartel de Sinaloa, fundado por Joaquín Guzmán, alias “El Chapo”, quien purga una condena de cadena perpetua en ese país.

El expediente también dice que García Luna recibió maletas con tres y cinco millones de dólares como sobornos, y que fue investigado desde que se instaló en Florida, sudeste de EEUU, en 2012.

La próxima audiencia fue convocada para el 7 de diciembre, acordó el juez de Brooklyn, Nueva York (este), Brian Cogan, después de una interrupción por varios minutos por una violación a las normas judiciales.

El incidente se debió a que periodistas mexicanos no silenciaron sus micrófonos e intentaron transmitir en vivo la audiencia, en particular uno identificado como Radio Fórmula, con cobertura nacional.

A raíz de la pandemia, la próxima comparecencia se realiza vía remota.

RAMIFICACIONES POLÍTICAS

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el fin de semana recién pasado que durante el juicio se sabrá si su antecesor Calderón conocía de los supuestos actos ilegales de mayor responsable de la Seguridad Pública de su administración.

“Si sabía o no sabía Felipe Calderón lo que hacía su secretario de protección o de Seguridad Pública ya lo vamos a conocer, una vez que declaren los que están involucrados en este asunto, vamos a esperar que esto concluya”, dijo el mandatario en su habitual conferencia de prensa matutina.

Esa declaración la hizo luego de una visita de altos funcionarios estadounidenses de departamento de Justicia y la agencia antidrogas de EEUU (DEA, inglés).

“De acuerdo con la información que tenemos, se están presentando nuevas pruebas, hay un procedimiento en EEUU para juzgar al señor García Luna y hay otros involucrados en este caso, pero no nos adelantemos ni hagamos juicios sumarios, ni linchamientos políticos, vamos a esperar, porque el que nada debe, nada teme”, dijo el jefe del Ejecutivo mexicano aludiendo de nuevo a Calderón.

El actual gobernante cuestiona la política contra el crimen organizado con el despliegue de las Fuerzas Armadas, que comenzó en 2007, en una espiral de violencia que ya costó más de 300.000 vidas, más de 70.000 personas desaparecidas y el hallazgo de miles de “fosas clandestinas”.

“A mí lo que me llama mucho la atención es que para llevar al país a esta situación de descomposición a la que se llevó, había una mentalidad autoritaria, una concepción de querer resolver las cosas con el uso de la fuerza”, dijo el mandatario

A mediados de abril pasado, el juez Brian Cogan rechazó el pedido de García Luna para enfrentar el juicio en libertad condicional, argumentando el peligro de infección del nuevo coronavirus.

A finales de 2018, durante el juicio al “Chapo” Guzmán, varios testigos como el exnarcotraficante Jesús Zambada, explicar cómo pagó por lo menos seis millones de dólares a García Luna a nombre de otro fundador del Cartel de Sinaloa, su hermano mayor, Ismael Zambada, alias “El Mayo” en 2005 y 2006.

En aquellas fechas, García Luna era el jefe de la agencia federal de investigación de México, antes de asumir el cargo de la Seguridad Pública federal.

El testigo protegido dijo que, en una segunda entrega de sobornos, entregó a García Luna otra maleta con hasta cinco millones de dólares, cuando ya integraba el gabinete de Calderón.

El juicio podría durar dos o tres meses, para analizar más de 180.000 folios y decenas de llamadas interceptadas y mensajes de correo electrónico.

La defensa de García Luna solo ha tenido acceso a una parte del expediente, pero no a los pasajes censurados por los fiscales. que acusan a otros dos funcionarios de alto nivel, por tráfico de cocaína. (Sputnik)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s