Contraproducente, aumentar pagos por uso del espectro radioeléctrico: especialista

En el contexto de una situación que ha hecho de estos servicios un recurso esencial para el trabajo y la educación, incluso la salud, el incremento en el pago de derechos por el espectro radioeléctrico implicará una reducción de la inversión en telecomunicaciones y en el aumento del costo para usuarios, expuso Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

“Lo que no entiende a veces Hacienda, y por momentos los legisladores, es que el espectro es un recurso de la nación, no de los operadores (…) Si ese espectro y cualquiera de sus bandas o de sus frecuencias es caro, lo único que va a ocurrir, y ya está muy estudiado, es que los operadores no van a ampliar la cobertura de los servicios, no van a hacer inversiones de forma rápida, no van a extender los servicios de telecomunicaciones, e incluso en el peor de los casos hasta pueden incrementar las tarifas porque tienen que recuperar”, detalló.

La víspera, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó un aumento en el cobro de derechos por el uso del espectro radioeléctrico, materia prima para que se desplieguen los servicios de telecomunicaciones. La propuesta, contenida en el paquete económico 2021 que envió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ya había sido objetada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones dado que, a parecer del regulador, se favorece a América Móvil, aumenta el riesgo de devolución de espectro por concesionarios –como el caso de Telefónica– y elevaría el costo de los servicios a usuarios finales.

Las modificaciones a la baja respecto de lo propuesto por Hacienda se limitaron a la banda de 800 MHz, en la que se localizan la mayoría de los usuarios de 3G, pero las cuotas al resto de las bandas se mantuvieron sin cambios. Con ello, el gobierno federal pretende recaudar 42 mil 267 millones de pesos.

Bravo detalló que las bandas del espectro tienen aplicación de acuerdo con los espacios en los que se pretende dar un servicio. Por ejemplo, la de 700 MHz lleva la red compartida y la de 600 MHz que se va a licitar el próximo año es de alta propagación ideal para cobertura rural. La de 2.5 GHz es para territorios densamente poblados como la Ciudad de México y la 3.4 GHz es idónea para desplegar la tecnología 5G.

De acuerdo con Gerardo Soria, presidente del IDET, CFE Telecomunicaciones y Internet para todos, la apuesta del gobierno federal para ampliar la cobertura de servicio a lugares donde no llegan operadores privados, ha hecho una inversión minúscula, casi ridícula.

Con información de La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s