LAS FAKE NEWS PERMANECERÁN COMO UN RETO PARA LA DEMOCRACIA DE ESTADOS UNIDOS

A cuatro años de una elección presidencial en Estados Unidos marcada, en el entorno digital, por la incidencia de las noticias falsas y la desinformación en redes sociales, las grandes tecnológicas como Facebook, Twitter y YouTube, entre otras, modificaron sus algoritmos y políticas para combatirlas; sin embargo, analistas califican a la llamada infomedia como un reto para la comunicación política en el largo plazo.

En medio de un contexto global distanciado físicamente por la pandemia del COVID-19, la comunicación política digital sustituyó en buena medida a los eventos de campaña, y se estima que estos formatos continúen hacia adelante, lo que mantiene la preocupación por contener la llamada infodemia.

“Hacia adelante seguirá la batalla constante contra la desinformación”, comentó Rodolfo Moncada, consultor político internacional.

“Esta elección ha sido 100% sui generis por estar en plena pandemia pero, hoy en día, las redes sociales vinieron a suplir la parte presencial; jugaron un papel fundamental, sin ellas hubiera sido una campaña desconectada pero aunque sirven bien para informarte si no sabes cuáles son las fuentes correctas puede haber mucha desinformación”, agregó en entrevista el también catedrático de la Universidad George Washington.

El centro Pew Research en Estados Unidos reveló que hasta septiembre de 2020, las redes sociales representaron el principal foro de información en torno a procesos democráticos en entre adultos estadounidenses y mientras 8 de cada 10 opinó que estas son mecanismos efectivos o muy efectivos para visibilizar movimientos sociales y políticos y 63% efectivos para influenciar decisiones de la vida política, también representan una distracción de los “asuntos realmente importantes”, citó la encuesta.

En los últimos cuatro años, Facebook, Twitter, YouTube, Google y otras tecnológicas han implementado herramientas de combate a las fake news; recientemente algunas de las más notorias fueron las advertencias en tuits que no mostraban hechos 100% verificables, incluso si se trataba del tuit de un mandatario, como Donald Trump o bien el cese de pauta política en plataformas como Facebook.

Sin embargo, de acuerdo con un artículo publicado por el New York Times, tanto Facebook como Twitter, estiman que estos controles puedan levantarse en los siguientes meses, una vez que el fervor en torno a la elección presidencial pase, lo que según Moncada podría elevar de nuevo el nivel de incidencia de la desinformación en torno a procesos democráticos.

Hacia adelante Moncada advierte que la responsabilidad deberá caber en cada persona, sobre lo que lee, retuitea y comparte en redes; sin embargo, a medida que estos formatos de comunicación política continúen ganando peso y un rol en la vida pública, los legisladores, también podrían tomar controles adicionales para elevar la responsabilidad de las tecnológicas en la conversación.

“Los legisladores de EU están haciendo lo suyo y deben de ir más a prisa para adaptarse. Al final este tema termina siendo responsabilidad de todos, de las redes sociales, de la sociedad a quién le crees y como sociedad a quién hacemos populares. Las redes sociales deberán hacer más trabajo para contener la desinformación”, dijo.

Con información vía Expansión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s