Sindicatos del Inbal anuncian protestas; exigen presupuesto digno para cultura

La Unión de Sindicatos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) y trabajadores de la cultura anunciaron ayer que realizarán movilizaciones para exigir a las autoridades del sector un presupuesto digno y que no se impongan, de manera unilateral, nuevas condiciones de trabajo que buscan legalizar las irregularidades e inequidad que existen.

En rueda de prensa virtual, los representantes de al menos 17 sindicatos dijeron que en lo que va del año, los funcionarios del Inbal han estado en falta, porque no existe una normativa laboral que nos permita realizar nuestras funciones, lo cual se ha agravado con la pandemia, que también ha servido para justificar muchas de las omisiones, señaló Elisa Morales, secretaria general de la sección 11 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Cultura federal.

Agregó que se pretende responsabilizar a los trabajadores de no cumplir con sus funciones, cuando estamos sufriendo un agravio a nuestras prestaciones y a nuestros derechos adquiridos. Venimos de la precariedad, y ahora, con condiciones generales de trabajo o específicas a modo, se pretende recortar el derecho al desarrollo profesional.

José Luis Ceballos Rosales, del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores del Inbal, explicó que el menosprecio y desdén a dar el justo lugar a la cultura del gobierno “se ha reflejado en los números, pues para 2021 existe la propuesta de tener un presupuesto para el sector de 13 mil 985 millones de pesos, lo cual, aparentemente, significaría 3.46 por ciento de aumento con relación a 2020, pero es una falacia, pues ese porcentaje automáticamente queda nulificado ante la proyección oficial de 4.02 por ciento de inflación.

“Además, está la intención perversa de afectar el presupuesto, de por sí raquítico, con el descuento de 3 mil 508 millones de pesos que se van a destinar al proyecto Chapultepec. En números redondos, el presupuesto que manejaría en cultura sería de poco más de 10 mil millones de pesos.

A todo ello se agrega la opacidad e ineficiencia de las autoridades de cultura. Ni la secretaria Alejandra Frausto ni la directora del Inbal Lucina Jiménez han alzado la voz en defensa del presupuesto, lo cual nos parece vergonzoso. Su papel es ser sumisas y obedecer. No tienen oficio ni intención de velar por los intereses de la cultura pública.

Desconocen años de negociaciones

Los trabajadores denunciaron que las autoridades del instituto buscan desconocer la bilateralidad en la relación laboral, las legítimas condiciones de trabajo, así como los acuerdos y las prestaciones firmadas durante cuatro décadas, mediante la simulación, el engaño y el oportunismo, al presentar de manera unilateral un proyecto ilegítimo para su autorización, registro y regularización ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En ese nuevo proyecto de condiciones laborales, continuaron, se eliminan algunas prestaciones, que además este año se adeudan, entre ellas pago a deudos de trabajadores fallecidos, pago por jubilación o renuncias, pago de antigüedad, ropa de trabajo y años sabáticos (en el caso de los maestros de las escuelas del Inbal, muchos de los cuales trabajan con plazas prestadas, pues son interinos), entre otras.

“Esta situación, ajena a los trabajadores, provoca un desconocimiento de facto de siete años de acuerdos y negociaciones entre las distintas representaciones sindicales, mismas que, por omisión del instituto, no quedaron integradas en el capítulo determinado como prestaciones de las Condiciones de Trabajo, ni fueron depositadas en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, como marca la ley.”

Los trabajadores también narraron que en plena pandemia se pidió que se hicieran reuniones presenciales para las negociaciones colectivas, por lo que muchos involucrados no pudieron asistir. Han sido engaños y mentiras, y han tratado de confundir a los medios dando información sesgada, con la que aparentan tener todo el control. La institución ha puesto contra la espada y la pared a los trabajadores. Esta unión de sindicatos pretende hacer frente a las agresiones, puntualizó Carlos Barajas.

Al ser consultada por la prensa respecto de las declaraciones anteriores durante la presentación del coloquio dedicado a la coreógrafa Guillermina Bravo, la directora del Inbal, Lucina Jiménez, declinó opinar.

Este martes a las 9:45, los trabajadores del sector cultural realizarán un mitin frente a las oficinas de Hacienda (avenida Constituyentes 1001, alcaldía Álvaro Obregón).

Con información vía La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s