Presupuesto para mujeres no está acotado

El presupuesto federal para el 2021 contempla 128,000 millones de pesos para trabajar en la paridad de género y contra la violencia hacia las mujeres. Se trata de un incremento de 20% en términos reales respecto al 2020.

Suena bien, pero tiene truco: la mitad de ese presupuesto para mujeres está dentro de un programa que no es exclusivo para mujeres. Y se entregará de manera directa a las personas beneficiarias  y no como parte de una política pública.

Como parte de la transversalidad de la perspectiva de género en la elaboración del presupuesto 2021 se consideran acciones que promuevan la igualdad en todas las secretarías de Estado.

La bolsa más grande en términos de género se la lleva la Secretaría de Bienestar, con 71,800 millones de pesos (56% del total). De ese monto, 59,200 millones de pesos están destinados al programa de Pensión para el Bienestar de Personas Adultas.

“Se está sacando del presupuesto los recursos que son efectivamente dirigidos a las mujeres en México, lo mismo pasó en el Presupuesto de Egresos del año pasado, donde ocurría que 7 de cada 10 pesos del presupuesto designado fueron a programas sociales que no están enfocados solamente a mujeres, tales como Jóvenes Construyendo el Futuro o el Programa de Becas Elisa Acuña”, dijo Eufemia Basilio Morales, analista del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

Otro de los programas que reciben un porcentaje considerable del presupuesto 2021 y que tiene la etiqueta “de género” es el de Jóvenes Construyendo el Futuro, incorporado en los recursos destinados para la Secretaría del Trabajo. En el proyecto de egresos este rubro captará casi 10,000 millones de pesos, pero tampoco es exclusivo para mujeres.

Bajo la lupa de género es preocupante la propuesta de presupuesto presentada por el Gobierno federal para el 2021. No sólo porque se entiende que gran parte de lo que se etiqueta con la palabra género no está realmente impactando en la igualdad social y económica entre mujeres y hombres. Adicionalmente, la ola de violencia contra las mujeres mantiene niveles altos y los recursos destinados a erradicarla están disminuidos.

Por otro lado, dos de las instituciones que efectivamente operan recursos exclusivos para las mujeres, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres  y el Instituto Nacional de las Mujeres, sí están recibiendo más recursos en el 2021 de los que ejercieron en el 2020, sin embargo, en términos reales, esta situación es apenas una especie de “recuperación” de presupuesto si se considera que del 2019 al 2020 sufrieron recortes.

Con información vía El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s