“Él ganó”, admite Trump por primera vez, pero “la elección fue amañada”

El presidente Donald Trump pareció reconocer ayer, por primera vez, que Joe Biden ganó la Casa Blanca, pero dejó en claro que no cedería y seguirá intentando revertir el resultado de las elecciones.

En varios tuits que publicó y que incluían varias afirmaciones infundadas de fraude en la votación del 3 de noviembre, Trump, sin mencionar a Biden, escribió: él ganó, algo que el presidente no había dicho antes públicamente. Aunque agregó que la victoria del demócrata fue sólo a los ojos de los medios.

Biden derrotó a Trump al recuperar tres estados en disputa en el centro del país: Michigan, Wisconsin y Pensilvania, y superó el umbral de 270 votos del Colegio Electoral para ganar la presidencia. El demócrata hasta ahora tiene 77.5 millones de votos, la mayor cantidad obtenida por un candidato ganador, frente a los 72.3 millones de Trump.

Él gano porque la elección fue amañada, escribió Trump, en referencia a Biden.

El mandatario volvía así a su hipótesis de un fraude masivo –que no ha sido respaldada por ningún dato concreto–, aunque las dos primeras palabras de su tuit (Él ganó) llamaron la atención por ser la primera vez que lo admite tras el anuncio de los resultados.

Pero, poco más de una hora después, y frente a la avalancha de reacciones suscitadas por su mensaje, replicó: “Sólo ganó a los ojos de los medios fake”.

¡No concedo nada! ¡Tenemos todavía un largo camino por recorrer. La elección estaba amañada!, añadió el presidente saliente, quien fracasó en su intento de relección, al contrario que sus tres predecesores Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton.

Varios de estos mensajes llevaban una etiqueta de Twitter alertando: esta denuncia de fraude electoral es controvertida.

Si el presidente está preparado para reconocer esta realidad, es positivo, sostuvo Ron Klain, recién nombrado jefe de gabinete de Biden, en entrevista para Meet the Press, de la cadena NBC. Aunque, añadió, la cuenta de Twitter de Donald Trump no convierte a Joe Biden en presidente; el pueblo estadunidense lo hizo.

Funcionarios electorales de ambos partidos han manifestado que la elección transcurrió sin irregularidades graves.

Ayer por la mañana, en medio de una larga serie de airados tuits y retuits, el magnate republicano se refirió por primera vez a la victoria de Joe Biden.

Desde el 3 de noviembre, cuando todavía no se conocían todos los resultados, Trump adoptó una postura beligerante prometiendo una gran guerra judicial.

Miles de seguidores del magnate se manifestaron en Washington el sábado, apoyando sus acusaciones de fraude, en una protesta mayormente festiva que acabó con algunos enfrentamientos con grupos rivales. Al menos 20 personas fueron detenidas, según medios locales, cuatro de ellas por violar la ley de portación de armas de fuego, y uno por violencia contra un policía.

A falta de pruebas que acrediten su hipótesis de que hubo fraude electoral masivo, la mayoría de estas demandas han sido rechazadas por los tribunales.

El ex mandatario Barack Obama dio, por su parte, un paso el frente en los últimos días para denunciar la actitud de su sucesor, de la que no hay precedente en la historia moderna de Estados Unidos.

Cuando Donald Trump ganó (en 2016), me quedé despierto hasta las 2:30 de la mañana y le llamé para felicitarlo, recordó ayer en CBS.

Con información vía La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s