Covid-19 devastó empleo en restaurantes y comercios

En el tercer trimestre del año la población ocupada del país disminuyó en 4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019 y fueron los micronegocios los que registraron el mayor impacto al disminuir en 2.2 millones sus puestos laborales, especialmente en restaurantes, comercios y servicios.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el tercer trimestre de 2020 la población económicamente activa (PEA) —formada por personas que participan en el mercado laboral, ya sea como ocupadas o en búsqueda de trabajo— sumó 53.8 millones, 3.6 millones menos que en igual periodo de 2019, pero por arriba de los 45.4 millones de abril pasado, cuando salieron de esta condición 12 millones.

El resultado muestra una recuperación respecto a los peores meses de la pandemia, entre marzo y mayo, sin embargo, el repunte de los contagios de covid amenaza el empleo, coincidieron analistas del mercado.

Las cifras del primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (Enoen), del inegi, revelan que de julio a septiembre el mercado laboral se recuperó después del fuerte impacto que sufrió en abril y mayo por la pandemia del covid-19; sin embargo el avance es lento, está lejos del nivel de 2019 y se anticipan nuevas presiones. 

Por grandes actividades económicas, los empleados de las terciarias —comercio y servicios— descendieron en 3 millones; con un mayor impacto en el sector de restaurantes y servicios de alojamiento, así como el comercio con una reducción de 1.1 millones.

En el caso de las actividades secundarias —industria  y manufactura—, el descenso fue de 763 mil puestos, siendo la manufacturera donde más empleos se perdieron con 558 mil 600.

Por tamaño de empresas, los micronegocios fueron los más afectados con 2.2 millones de puestos laborales menos.

La población subocupada —aquella que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual les demanda—pasó de 4.3 millones en el tercer trimestre de 2019 a 8.7 millones en el mismo periodo de 2020, por lo que 4.4 millones de personas se sumaron a esta condición, mientras que la tasa de desempleo pasó de 3.7 a 5.1 por ciento a nivel nacional. 

EN CONTRA

Hacia adelante, el área de análisis de Banco Base prevé el riesgo de una desaceleración en el ritmo de recuperación del mercado laboral y un posible retroceso, luego de que las autoridades del sector salud mencionaron que existen señales tempranas de rebrotes de covid-19 en el país. 

Explicó que es probable que la tasa de desempleo se eleve los próximos meses, ya que las personas catalogadas como no económicamente activas optarán por buscar empleo, luego de que sus ahorros se reduzcan tras una larga espera para retomar sus actividades originales, lo que aumentará la población desocupada.

Grupo Financiero Banorte, por su parte, estimó que el ritmo de recuperación del mercado laboral será más lento, debido a la necesidad de mantener medidas de distanciamiento social, lo que impacta el total de producción o los servicios que se pueden proveer; una cantidad relativamente menor de actividades que podrán retomarse; y por incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, disponibilidad de una vacuna, y su impacto final en la economía. 

Lo más preocupante, consideró la institución, es que hay evidencia de que las personas que regresan a la fuerza laboral lo están haciendo con menores salarios, lo que impacta la masa salarial y representa así un reto adicional para la fortaleza de la demanda doméstica.

FALTA DE LIQUIDEZ 

El presidente de la Confederación de Cámaras, Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, explicó a MILENIO que la razón por la que el desempleo se concentró en el sector terciario, obedece a que la mayoría de estos negocios fueron considerados como no esenciales en el punto más álgido del confinamiento.m{1103357}

Destacó que muchos permanecieron cerrados durante el mayor tiempo de la pandemia, hasta que se permitió su apertura de manera gradual. “En ese cierre tan prolongado, algunos no contaron la liquidez suficiente para mantener su planta laboral”.

CLAVES

BUEN FIN

En los primeros cuatro días del Buen Fin, que termina el 20 de noviembre, las ventas han crecido 28%.

TRANSACCIONES

Un estudio de PayU indica que hay un alza de 11% respecto a 2019 en el número de transacciones, con un total de 510 mil.

GASTO

Además las personas están gastando más dinero por compra respecto a 2019 (273 pesos promedio).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s