Pandemia amplió a 22 millones el déficit de empleos

La pandemia de Covid-19 amplió el déficit de empleo en México y en la actualidad 22 millones de personas tienen necesidad de encontrar un trabajo, casi el doble de lo reportado hace un año.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre del 2020, espacio en el que comenzó la reapertura de las actividades económicas, la brecha laboral, indicador que abarca a la población desocupada, a la inactiva pero disponible y a la subocupada, fue de 34.5% de la fuerza laboral mexicana, es decir, una de cada tres personas en edad de trabajar.

De esta manera, la medición que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) denomina también como “tasa de subutilización de la fuerza de trabajo” creció 15 puntos respecto del tercer trimestre del 2019, cuando se ubicó en 19.5%, generando una necesidad de 22.3 millones de empleos para cubrir las demandas del mercado.

La tasa de desocupación fue de 5.1% en el tercer trimestre del año, mientras hace un año estaba en un nivel de 3.7 por ciento. En tanto, la población no económicamente activa disponible para trabajar pasó de 15.6 a 25.2% en términos anuales. A decir de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), esto refleja que en México se vive una crisis de “inactividad laboral” más que de desempleo, lo que hará más lenta la recuperación.

Asimismo, la tasa de subcoupación se duplicó en un año, pasando de 7.8 a 17% de la población ocupada. Es decir, en la actualidad 8.7 millones de personas tienen la necesidad y disponibilidad de trabajar más horas.

La población ocupada en la economía informal, por su parte, representó un el tercer trimestre del 2020 un universo de 27.7 millones de personas, una reducción de 11% respecto de lo reportado hace un año. “En términos generales, los resultados del levantamiento de la ENOE del tercer trimestre de 2020 muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia”, expresó el Inegi en un comunicado.

El organismo retomó a partir de este mes las publicaciones trimestrales de ocupación y empleo después de suspender este ejercicio entre marzo y junio de este mes en el marco de la Jornada de Sana Distancia para prevenir el contagio del nuevo coronavirus.

El crecimiento de la brecha laboral, con un acento importante en la población inactiva disponible, refleja que una buena parte de los trabajadores que perdieron sus ingresos no han encontrado las condiciones óptimas para comenzar a buscar una nueva actividad, comenta José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

“Lo que se observa es que las personas no están encontrando las condiciones adecuadas para reintegrarse en el mercado laboral”. Esta situación, expone el especialista, se puede deber a diversos factores, como la situación económica del país y la precarización del mercado laboral. “Simplemente deciden no seguir buscando porque las oportunidades no son buenas”.

A diferencia de otras crisis, la provocada por la pandemia de Covid-19 ha sido más profunda para el mercado laboral; sin embargo, la desocupación registrada es similar a la del 2008. “La cifra clave son esos 10.9 millones de personas que están disponibles y no están en la PEA porque básicamente han dejado de buscar trabajo”, afirmó Marcelo Delajara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral en el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Con información vía El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s