Los intereses detrás de Wi-Fi 6

Wi-Fi 6 es una tecnología evolucionada y complementaria de las futuras redes de quinta generación (5G). Actualmente, el Wi-Fi que tenemos en la casa o negocios como restaurantes, escuelas o aeropuertos funciona en las bandas de uso libre de 2.4 y 5 GHz. Los teléfonos, tabletas, computadoras y otros dispositivos móviles se conectan a esas bandas de forma automática, la mayoría de las veces protegidas por una contraseña o un prerregistro cuando es “gratis”. Sin embargo, ya se identificó que la banda adyacente de 6 GHz también puede ser utilizada para Wi-Fi 6 y para 5G, y aquí es donde empiezan los problemas.

La principal discusión en la industria de telecomunicaciones y digital es si los 1,200 MHz que integran la banda de 6 GHz (5,925 a 7,125 MHz) debe ser aprobada para uso no licenciado (Wi-Fi 6) o reservarse para uso licenciado (5G). Actualmente, parte de la banda de 6 GHz se utiliza para servicios fijos satelitales, pero es demasiado espectro para tan pocos enlaces.

Wi-Fi 6 es un estándar (IEEE 802.11ax) pero también una marca que todos identificamos en locales, hoteles o espacios públicos que ofrecen Wi-Fi “gratis”. A partir del 3 de octubre de 2018, la Wi-Fi Alliance (organización que promueve la tecnología Wi-Fi y certifica los productos Wi-Fi) renombró el estándar como Wi-Fi 6 o de sexta generación. La Wi-Fi Alliance es propietaria de la marca registrada “Wi-Fi”. Los fabricantes utilizan la marca para etiquetar los productos (routers, teléfonos) que han sido certificados para interoperabilidad.

Wi-Fi 6 fue lanzado comercialmente en septiembre de 2019. Sus ventajas son que ofrece hasta seis veces más velocidad que el Wi-Fi 5 actual, tiene mayor alcance y capacidad, hace un uso más eficiente del espectro, tiene un mejor rendimiento de red y consume menos energía.

En cada país el responsable de tomar la decisión respecto de esta candente discusión técnica y de negocios sobre la banda de 6 GHz para Wi-Fi 6 o 5G es el regulador, en el caso de México el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). En este momento se encuentra en consulta pública el uso más adecuado para la banda de 6 GHz.

Existen cuatro opciones: 1) que se mantenga sin modificaciones (defendida por la industria satelital pero la menos atractiva de todas); 2) que se habilite bajo la modalidad de espectro libre para Wi-Fi 6 (la alternativa más sexy); 3) que se habilite para sistemas de telecomunicaciones móviles (5G), y  4) segmentar un bloque no licenciado para Wi-Fi 6 y otro licenciado para 5G operado por los proveedores de servicios móviles (postura de equilibrio). Cada posición tiene defensores y detractores.

Uso libre o no licenciado significa que el IFT optará por habilitar el espectro en 6 GHz para Wi-Fi 6, como ya lo hizo Estados Unidos y Corea del Sur. Para efectos prácticos, los routers de nueva generación (que ya están en el mercado y en el futuro en nuestros hogares, negocios e industrias) y los dispositivos móviles estarán habilitados para operar en el rango de 1,200 MHz de la banda de 6 GHz y los usuarios nos conectaremos en la casa, la plaza o los restaurantes a Wi-Fi 6 como lo hacemos actualmente.null

Los partidarios de toda la banda de 6 GHz para Wi-Fi 6 son desarrolladores como Intel, Qualcomm, Cisco y empresas de Internet como Facebook, Apple, Google y otras. Es fácil comprender su posición: venden procesadores, chips, routers, smartphones y más gadgets habilitados para Wi-Fi 6 u ofrecen redes sociales y apps atractivas para los usuarios. Este grupo es defensor de la opción sexy de Wi-Fi 6 porque quieren que todos nos conectemos a Internet a través de nuestros móviles. Saben que todos amamos Wi-Fi y que queremos estar conectados todo el tiempo en todos lados y disfrutar de todos los servicios, aplicaciones y contenidos digitales en espacios interiores y exteriores.

Por su parte, el uso licenciado del espectro significa que el IFT habilitará totalmente o reservará un bloque en 6 GHz para 5G, el cual se licitará o asignará a los operadores de telecomunicaciones. Los defensores de toda la banda de 6 GHz para 5G son la asociación GSMA y los desarrolladores Huawei, Ericsson, Nokia y ZTE. También es sencillo comprender su postura: venden los equipos de red para que los operadores ofrezcan conectividad, utilizando el espectro licenciado, en este caso en la banda de 6 GHz, mediante microondas y sin interferencias perjudiciales.

Los operadores se encuentran en un fuego cruzado entre los partidarios de la banda de 6 GHz para Wi-Fi 6 y los defensores de 5G. El tráfico de datos móviles y fijos será cada vez más demandante y los operadores realizarán cuantiosas inversiones para desplegar la red y proveer cobertura de servicios. Los operadores móviles requieren la banda de 6 GHz para enlaces por microondas donde no exista disponibilidad de fibra óptica. Los proveedores de Internet requieren invertir cada vez más en fibra para las conexiones de banda ancha fija y además sustituir routers para el Wi-Fi 6 en los hogares y comercios. Todos quieren su parte en el negocio de una conectividad ubicua y tecnologías omnipresentes.

Lo más interesante de Wi-Fi 6 es que no será exclusiva para hogares o negocios sino que habilitará la transformación digital de las industrias. Nuevos servicios y aplicaciones, con su correspondiente incremento en el tráfico de datos, es el potencial de Wi-Fi 6 y la banda de 6 GHz. También habilitarán nuevos modelos de negocio y el ejercicio de derechos fundamentales.

Los usos industriales de Wi-Fi 6 incluyen video en ultra altísima definición 4K y 8K, aplicaciones de Realidad Virtual y Aumentada con experiencias inmersivas, telemedicina sofisticada como cirugías remotas, conexiones múltiples de Internet de las cosas, automatización de procesos productivos en fábricas inteligentes, educación a distancia, sesiones eficientes de teletrabajo, servicios públicos digitales en ciudades conectadas, entre otros.

Creemos que el Wi-Fi es “gratis”, pero no existe el Internet gratuito. Los operadores deben realizar inversiones millonarias. Los hogares, negocios y escuelas requieren contratar planes de banda ancha para tener Wi-Fi “abierto” en la casa, comercios, oficinas o aulas. Los gobiernos destinan cuantiosos recursos fiscales para habilitar Internet “gratuito” en espacios públicos. Fábricas, universidades, hospitales, centros comerciales y más industrias requerirán estar conectadas para producir y ofrecer sus bienes y servicios a los clientes. De ese tamaño es la importancia de Wi-Fi 6 y la banda de 6 GHz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s