Reclamo de EU a la 4T en energía podría escalar a panel bajo el T-MEC

México corre el riesgo de enfrentar un panel de solución de controversias en el marco del T-MEC debido al bloqueo regulatorio que afecta a empresas estadounidenses del sector energético, sobre todo si el nuevo gobierno estadounidense de Joe Biden ratifica el reclamo que la administración Trump hizo al gobierno mexicano por ese motivo hace unos días, afirmaron miembros del sector empresarial mexicano.

“Si se ratifica habría que llevar a solución de diferencias en el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), en donde se podrá revisar si realmente no estamos cumpliendo y México qué ofrece para ver cómo salimos del reclamo y en qué parte no es correcto”, explicó Fernando Ruiz, director del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

En una carta fechada el 11 de enero dirigida a Marcelo Ebrard, Rocío Nahle y Tatiana Clouthier, titulares de Relaciones Exteriores, Energía y Economía, el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo y los secretarios de Energía y de Comercio, Dan Broulliette y Wilbur Ross, expresaron que las “recientes acciones regulatorias del gobierno mexicano han creado incertidumbre significativa acerca de los procesos regulatorios en México, especialmente en lo que concierne al sector energético y han dañado el clima de inversión en el país”.

Durante la primera conferencia de prensa virtual que realiza el Consejo Coordinador Empresarial, su presidente de la Comisión de Energía, Roger González Lau, dijo que la carta enviada por funcionarios de Estados Unidos “es muy clara”, y que expresa una situación que el sector privado mexicano ha externado sobre el cambio continúo a las regulaciones y las reglas del juego.

Abundó que existe una cartera total de más de 200 proyectos de infraestructura dentro del sector de energía, “que de alguna manera han estado en pausa por la inestabilidad regulatoria a la que se refería la carta de Estados Unidos, y por la falta de permisos, y agilidad administrativa dentro de este gobierno”.

En su misiva, los funcionarios estadounidenses expresaron su preocupación por el contenido de un memorándum que el gobierno de López Obrador envió el año pasado a funcionarios de los órganos reguladores del sector energético, en donde les instruye a bloquear permisos para llevar a cabo distintas actividades del sector energético, con la intención de favorecer a Petróleos Mexicanos y la CFE.

Ventanilla cerrada

En tanto, Marcial Díaz, experto en energía de Lexoil Consultores, explicó que el nuevo acuerdo de la Comisión Reguladora de Energía para suspender actividades como otorgamiento de permisos del 13 de enero hasta que concluya la situación de emergencia en semáforo rojo de la Ciudad de México llega en el peor momento posible para un sector ya de por sí paralizado en muchos sentidos. 

Según Díaz, sin haber cambiado una sola coma a la legislación vigente en materia energética, la actual administración ha paralizado los procedimientos de 26,247 regulados en todas las actividades del sector después de la exploración y producción de hidrocarburos, es decir, desde la transformación y almacenamiento hasta la entrega al usuario final de todo lo relativo a los hidrocarburos y la electricidad en el país. 

“Y estamos hablando sólo de los que ya tienen un permiso, de los que ya operan, que no pueden hacer ningún cambio a sus actividades, que cualquier necesidad que tengan frente a las autoridades se coloca en espera, en un sector económico que es considerado prioritario y no se detiene”, dijo, “esto va a detener un poco el sector, que es un sector dinámico, que siempre está creciendo, es un golpe a la economía y un golpe muy fuerte al sector energético”.

Marcial Díaz detalló que basta ejemplificar que el área más dinámica de otorgamiento de permisos, que son los de expendio de gasolinas, cerró el 2020 con un total de 175 permisos otorgado únicamente para estaciones de servicio, cuando el año anterior éstos llegaron a 407, lo que implicó una reducción de 57% de un año a otro. 

Lo anterior debido a la falta de sesiones de la CRE durante el año pasado, que a partir de abril cumplió con el mínimo legal de sesiones del órgano de gobierno, sesionando una vez al mes con algunas excepciones en que las sesiones extraordinarias fueron para otorgar cambios en los permisos de Petróleos Mexicanos o la Comisión Federal de Electricidad. 

Por ahora, y hasta nuevo aviso, la CRE tiene cerrada su ventanilla de atención, que es digital y cuyo diseño mediante oficialía de partes electrónica fue creada para atención remota.

Con información vía El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s