REDES SOCIALES: Twitter suspende cuentas afines a AMLO por “manipulación de información”

Twitter México suspendió varias cuentas cuyos usuarios expresaban mensajes afines al gobierno del presidente López Obrador.

Las cuentas de @Miriam_Junne@LOVREGA Y @ElReyTuitero fueron suspendidas la tarde de este jueves 21 de enero de 2021 por “incumplir las reglas de Twitter”, según se muestra en la plataforma. 

La suspensión de estas cuentas se da luego de que el presidente mencionara en una de sus conferencias matutinas que el director de Políticas Públicas de Twitter México, Hugo Rodriguez, era alguien cercano al Partido Acción Nacional (PAN)

El actual director de Twitter México, es decir quien dirige las operaciones en el país es Francisco Jimenez Viesca, nombrado por la compañía a mediados de 2019. 

Mediante un tuit en la cuenta @TwitterSeguro, la compañía dijo que no permite “el spam ni ningún otro tipo de manipulación de la plataforma. Definimos manipulación como el uso de Twitter para llevar a cabo acciones masivas, de alta intensidad o engañosas que confundan a las personas o que obstaculicen su experiencia”

Información vía El Economista

RELACIÓN MEX-EU. Confían senadores en reforma migratoria

Senadores de Morena, PRI y PVEM señalaron que ven con esperanza la posibilidad de una reforma migratoria, como lo planteó en sus primeras acciones ejecutivas Joe Bien al tomar posesión como presidente de Estados Unidos.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, expuso que ha sido una exigencia la posibilidad de una reforma basada en el respeto a los derechos humanos de los migrantes, que les dé estabilidad y rompa con la discriminación que ha existido hacia mexicanos, centroamericanos y trabajadores de otras naciones que laboran en Estados Unidos.

Los 17 decretos que emitió, y sobre todo la posibilidad de una iniciativa para regularizar a los migrantes, “son parte de un mensaje del presidente Biden, esperanzador para el mundo y fundamentalmente para los mexicanos”.

Expuso asimismo que la reforma migratoria deberá tener como prioridad la protección laboral y camino claro hacia la ciudadanía, control de la frontera sur y la atención a las causas de la migración.

Por su parte, el grupo parlamentario del PRI, que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, consideró de gran importancia “avanzar hacia formas más humanitarias de gestionar el fenómeno migratorio, así como consolidar la cooperación como herramienta fundamental para hacer frente a los retos regionales y globales”.

A través de un comunicado, los senadores del PRI reiteraron el llamado “a iniciar una nueva etapa de la relación bilateral, basada en el respeto mutuo, el diálogo y la concertación para avanzar nuestros intereses en común”.

Por separado, el PVEM, a través del senador Rogelio Zamora, celebró la decisión de Biden de impulsar una reforma migratoria que otorgue la ciudadanía a los migrantes. Recalcó que, en ese sentido, México debe ser clave para el respeto de los derechos de los mexicanos que radican en Estados Unidos.

El integrante de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios consideró que se requiere mantener una coordinación entre ambas naciones en la que el respeto sea el eje rector de la política migratoria, ya que México es un país de tránsito y destino.

Con información vía La Jornada

STPS pide claridad a la IP sobre propuestas en el pago de utilidades a trabajadores

La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a los empresarios para que presenten propuestas concretas sobre la manera que podrían eliminar las distorsiones en el pago de las utilidades a los trabajadores; toda vez que en breve habrá cambios importantes en materia de subcontratación (insourcing y outsourcing) y cuya iniciativa de reforma prohíbe tal actividad para el pago de nóminas.

En el segundo día del Foro que, a petición de los empresarios, realiza la Secretaría del Trabajo, Alcalde Luján expuso que “una parte importante de la iniciativa presentada por el Presidente para limitar los abusos y la creciente figura de subcontratación en nuestro país implica el no poder transferir a los trabajadores de una empresa a otra, es decir insourcing”.

Detalló que se ha detectado que a través del insourcing se crea una empresa distinta a la que genera el capital. En este sentido, “si bien es cierto y claramente se ha dicho, se paga reparto de utilidades, se ha venido haciendo muchas veces por la vía de los bonos de productividad”.

Añadió que cuando esto -insourcing- se limita, “entonces todos los trabajadores pasarían a la empresa que genera toda la utilidad. De ahí la preocupación y que algunos sectores, como es el caso del sector financiero, consideran que pudiera existir cierta distorsión porque hay la posibilidad de que cierta utilidad no sea producto de la productividad de los trabajadores, sino de otras circunstancias y eso es lo que queremos ir entendiendo, ese es el objetivo de estos diálogos para poder tener claridad”, destacó.

La secretaría del Trabajo expuso que sería importante conocer, por sectores, los datos del impacto que trae la PTU; “en el sector financiero se informó que según la utilidad de la empresas puede ser el reparto de entre seis días hasta 26, aunque hay sectores que reparten utilidades muy altas, tenemos el sector del acero donde puede llegar a repartir seis, siete y hasta ocho meses de salario y eso sucede hoy en día en nuestro país”.

Expuso que para “ir entendiendo los sectores y cómo puede esto generar una problemática, es el objetivo de estas mesas de diálogo. Vamos a entrar en un esquema nuevo de desarrollo de herramientas en el mercado laboral con esta nueva norma en materia de subcontratación”, indicó.

Recordó que el sector financiero y de seguros, representan el 4.8% del PIB y generan más de 600,000 empleos; y según datos de la Asociación de Bancos, 250,000 están en insourcing.

La secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, recalcó que el derecho a recibir utilidades de la empresa no está a discusión, ni tampoco el porcentaje de 10% que ya se acordó en septiembre de 2020.

Con información vía El Economista

Plantean banqueros remplazar reparto de utilidades por bonos

En la segunda mesa de diálogo sobre la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas (PTU), en el marco de la reforma en materia de subcontratación, Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), destacó que la única manera de alcanzar la meta de mantener empleos en México para la reactivación económica es elevando la competitividad de las empresas mediante el remplazo del PTU por bonos de productividad y permitir el insourcing y outsourcing con estricto cumplimiento de la ley.

Álvaro García Pimentel, presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), planteó que se ponga un máximo al pago de PTU, por ejemplo, a un mes de salario. Al respecto, Fernando Salgado, secretario general adjunto de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), pidió que mejor la propuesta parta de cuál sería el mínimo a recibir y recordó que no está a debate el derecho de los trabajadores al pago de las utilidades “que se generen fruto de su trabajo”.

En el foro digital organizado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Niño de Rivera expuso que en el sector bancario cuentan con 250 mil colaboradores “a los que siempre hemos cumplido puntualmente con sus derechos laborales que por supuesto incluyen su participación en las utilidades de los bancos. Esto dentro de la subcontratación interna, que es una práctica esencial en la banca”.

Sin embargo, agregó, la distribución de las utilidades solamente en función del tiempo laborado en el año correspondiente “se vuelve altamente inequitativo al considerar la aportación a la productividad y a los resultados”.

Añadió que en la ABM “estamos totalmente de acuerdo en poner topes a la participación de los trabajadores en las utilidades para que tengamos una mayor equidad y reconozcamos con mejor puntualidad a quienes aportan más a que las empresas sean mayormente competitivas. También estamos de acuerdo en abrir espacios de tiempos suficientes para que se puedan implementar todos los cambios que se proponen para la subcontratación y para la aplicación” de la PTU.

García Pimentel expuso que las estadísticas del censo económico indican que los pagos que hoy se hacen por concepto de reparto de utilidades son entre seis y 26 días de salario, por lo que retiró su propuesta de que “se acuerde con las partes involucradas un número de días que beneficie a los trabajadores pero que no destruya la competitividad de nuestras empresas que al final de cuentas son quienes mayoritariamente generan el empleo formal y el pago de los impuestos que permiten a nuestro país seguir adelante”.

Agregó que “cambiar el sentido de la propuesta y estimular un ejercicio en el que la productividad se premie con un PTU que esté limitado a ciertos meses de salario base de los trabajadores es seguramente un esquema que favorecerá la creación de nuevas empresas y sobre todo dará la capacidad a las ya existentes de mantener el curso aún en estos tiempos de contingencia sanitaria y de difícil ambiente económico”.

Sofía Belmar Berúmen, presidenta de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), planteó acordar un umbral para el PTU “que logre que este derecho realmente contribuya a incentivar la productividad de los empleados y permita al mismo tiempo el desarrollo de las empresas y la reinversión de sus utilidades”.

También destacó que la subcontratación de personal “es una figura que debería de seguirse permitiendo ya que contribuye a que las empresas sean competitivas” y que en todo caso se prohíban y sancionen las malas prácticas y el uso abusivo de este esquema.

En su turno, José Carlos Torres García, secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos Bancarios (Fenasib), propuso que en común acuerdo entre las organizaciones sindicales, las empresas y las autoridades laborales, se establezca un piso a repartir de la PTU para todos los trabajadores, y con el restante se establezcan esquemas que permitan la competitividad de los empleados, considerando la “meritocracia individual”, en cuanto a productividad, eficiencia, desempeño, compromiso, y preparación.

Con información vía La Jornada

PERSPECTIVA: Economía y situación sanitaria se ponen peor, dice BBVA

La situación sanitaria y económica en México y el mundo a partir de la evolución de la pandemia no mejora, sino al contrario, “cada vez se pone peor”, afirmó BBVA México. Esto, debido al repunte de casos de Covid-19 y las nuevas medidas de cierre en algunas partes del país.

“La situación sanitaria se está poniendo peor, antes que mejorar, y eso significa que la economía se pone peor antes de mejorar”, dijo Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

El banco dio a conocer que ante este entorno, redujo su expectativa para el crecimiento económico este año, y pasó de 3.7 a 3.2 por ciento.

Al presentar el informe Situación México, detalló que el alza en los contagios de Covid-19, el lento proceso de vacunación y los cierres que se tienen en el centro del país afectan el ritmo de la recuperación económica tras la crisis.

La Ciudad de México y el estado de México aportan 25 por ciento del PIB nacional y concentran poco más de 20 por ciento de la población total del país.

Lenta vacunación

Según Serrano, la recuperación económica depende, principalmente, del manejo de la pandemia y el proceso de vacunación.

Si bien, México es uno de los países que ya inició esta última etapa, es de los países que más lento la aplica.

Así, externó el economista, mayores retrasos en el programa de vacunación podrían lastrar el ritmo de crecimiento económico del país.

“La recuperación de la economía es muy incompleta, estaremos lejos de los niveles de crecimiento previos a la pandemia, será hasta 2023 o 2024 cuando el PIB se recupere. Incluso, la pandemia llegó en un momento de debilidad, porque en 2019 la actividad retrocedió”, recordó el economista de BBVA.

Enfatizó que el año pasado hubo un fuerte deterioro en el mercado laboral. Se anticipa que el empleo se recupere hasta 2023 y el PIB per cápita hasta 2026.

A raíz de los cierres y las restricciones que se volvieron a dar a la movilidad, Serrano refirió que es de esperar que la actividad económica, en el primer trimestre de este año, tenga una caída de 0.8 por ciento.

“Hay algunos sectores que poco a poco han comenzado a recuperarse, por ejemplo las manufacturas y la demanda externa.”

Mencionó que aún es posible que la administración pueda dar apoyos a las familias que se han quedado sin empleo, al sector salud y aplicar programas para evitar el cierre de empresas, esto, con el fin de acelerar el ritmo de la recuperación.

Con información vía La Jornada

De cada cuatro que perdieron su trabajo por el Covid sólo uno no lo ha recuperado

De cada cuatro personas que perdieron su trabajo en abril, con el inicio de la contingencia por Covid-19, sólo uno no logró recuperarlo una vez terminado 2020, muestra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De 12 millones 460 mil trabajadores que dejaron de emplearse con el confinamiento, ocho meses después 2 millones 916 mil no habían regresado a sus ocupaciones.

Sólo en diciembre se necesitaban 11 millones 890 mil puestos de trabajo para cubrir desempleados abiertos, subocupados que buscan un trabajo adicional y a la población no económicamente activa (PNEA) disponible para trabajar, exhibe la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo nueva generación (Enoen).

De acuerdo con los datos, en diciembre el ritmo de la recuperación en el país cedió, se redujo la población económicamente activa (PEA), los ocupados en la informalidad y lo hizo también el desempleo, pero sólo para abultar la proporción de personas que no buscan trabajar.

De hecho, la PNEA absorbió a la mayor parte de quienes perdieron o dejaron su trabajo con el confinamiento. Hasta los datos más recientes, contiene a 43.5 por ciento de la población en edad de trabajar.

En diciembre, de los 42 millones 451 mil personas que se encontraban en la PNEA, uno de cada cinco estaba dispuesto a trabajar en caso de que le ofrecieran un empleo, no lo hizo porque ya desistió de buscar un empleo, como fue el caso de 205 mil 481 personas, pero lo más extendido es el desencanto.

Entre las personas que no trabajan ni buscan un empleo, 9 millones 208 mil prefiere no intentarlo porque considera que no tiene posibilidades de encontrar algo dada la coyuntura. Esta situación es 37.5 por ciento más alta entre mujeres que entre hombres.

Por otro lado, la PEA –que se compone de los ocupados y desempleados que buscan activamente un trabajo– durante diciembre registró la salida de 425 mil personas respecto de noviembre, como resultado hay 2 millones 514 mil personas menos en el mercado laboral que en marzo pasado, antes de la pandemia en México.

Asimismo, al cierre del año se registraron 330 mil 745 desempleados menos que en noviembre, dando como resultado un total de 2 millones 88 mil personas que a pesar de esforzarse por encontrar un trabajo no lo logró, al tiempo que también cayó en 95 mil 20 el número de ocupados, informó el Inegi.

Menos personas buscan ocuparse

Como resultado, la tasa de desempleo bajó de 4.4 por ciento registrando en noviembre a 3.8 por ciento en diciembre, y los ocupados pasaron de 95.6 a 96.2 por ciento. Ello no refiere una recuperación del mercado laboral, sino que hay menos personas buscando activamente un empleo.

En el mismo diciembre, la sub-ocupación registró a 7 millones 477 mil trabajadores en esa condición, menos que los 8 millones 424 mil de noviembre. No obstante, estas personas con necesidad o tiempo para trabajar más, pero para las que el mercado de trabajo no tiene capacidad, es 47 por ciento más alto que en marzo, antes de la pandemia.

El Inegi también informó que la población que trabaja en la informalidad, ya sea que su empresa no le reconoce derechos laborales o a que el negocio en el que se ocupa no es formal, fue de 29 millones 504 mil en diciembre, 289 mil 473 menos que en noviembre.

Pese a la baja, más de la mitad de los trabajadores de México, 51.1 por ciento, trabajan en la informalidad, es decir, sin reconocimiento patronal, sin regulación de actividad y sin derechos laborales.

Con información vía La Jornada

IP alemana va por reunión con SE para discutir outsourcing

A unos días de que inicie la discusión sobre el outsourcing en el Congreso, la comunidad empresarial alemana sostuvo que, ante la difícil situación actual en materia económica y sanitaria, la desaparición del esquema laboral representa un reto “muy grande” para las empresas, que tendrán efectos negativos sobre las inversiones; pero lo que preocupa “es que las empresas siguen estando solas”, aseguraron.

Johannes Hauser, director General de la Cámara México-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) dijo que “no hay señales que el gobierno de México pretenda cambiar su política económica. Todo lo contrario, en febrero se retomará la iniciativa de ley que busca prohibir el insourcing y el outsourcing”.

Para resolver dudas, inquietudes y preocupaciones como el tema de la posible desaparición del outsourcing, la Camexia en conjunto con las Cámaras Europeas (Eurocam) convocaron a la nueva Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier a realizar una conferencia online.

El inicio de la vacunación masiva en México contra el Covid-19 nos da esperanza de poder avanzar un buen tramo en el camino de regreso a la normalidad. Sin duda, las empresas siguen estando solas en este camino”, lamentó el directivo de la Camexa.

A través de su mensaje mensual, el representante del sector empresarial alemán recordó que las relaciones comerciales entre México y Alemania mostraron una disminución durante el año pasado, lo que es preocupante al ser México el principal socio comercial de la nación europea en América Latina.

De acuerdo con cifras preliminares de la Secretaría de Economía del gobierno alemán, de enero a octubre del 2020, las exportaciones alemanas a México se redujeron 20% y alcanzaron un volumen de 9.3 mil millones de euros.

Mientras que las exportaciones mexicanas a Alemania cayeron 13% y acumularon un valor total de 6.3 mil millones de euros, precisó Hauser.

Con información vía El Economista

Arrancan partidos sus plenarias “en línea”

A partir de hoy arrancarán las plenarias de los grupos parlamentarios en el Senado de la República, previo al inicio del tercer periodo de sesiones de la actual Legislatura. A diferencia de otros años, cuando las reuniones se llevaban a cabo inclusive en la playa, en esta ocasión serán virtuales por la pandemia de Covid-19.

Los legisladores están preocupados por los riesgos de contagio que representa el traslado de los senadores y de sus equipos, así como del personal de la sede legislativa en la Ciudad de México, donde el semáforo epidemiológico sigue en rojo.

En entrevistas aparte, legisladores explicaron que será en las plenarias donde los grupos parlamentarios determinen la agenda que habrán de impulsar para el próximo periodo de sesiones. Los temas abarcan desde atención a la pandemia, recuperación económica, seguridad, muerte digna y legislación secundaria para la despenalización del uso adulto de la marihuana.

Además de los temas que caen en el interés de cada grupo parlamentario, los que se abordarán en el próximo periodo serán las leyes de outsourcing y la Orgánica de la Fiscalía General de la República; la ratificación del embajador de México ante Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán, propuesto por el Presidente, así como la regulación de las remuneraciones de los servidores y la reforma judicial.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal Ávila, dijo que la plenaria se celebrará durante 26 y 27 de enero; será en formato digital y abordará una agenda mínima para plantear la postura respecto a la regulación del outsourcing, remuneración de servidores públicos, así como las modificaciones legales necesarias para permitir la intervención de comunicaciones privadas como pruebas en procesos judiciales.

“Tenemos también el nombramiento de Esteban Moctezuma, como embajador de México en Washington; además, otros temas en materia de economía circular, de medio ambiente”, dijo en conferencia de prensa.

Del Partido Acción Nacional, la plenaria se celebrará también de manera virtual entre el viernes 22 y el viernes 29 de enero, a través de reuniones virtuales en las que los legisladores escucharán ponencias magistrales en temas como justicia, electorales, economía, análisis político y salud.

Entre las figuras públicas y apartidistas convocadas estarán el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, y los consejeros electorales Ciro Murayama y Daniela Ravel, pero también el exsecretario de Salud José Ángel Córdova Villalobos.

“Hay un reto legislativo para este periodo ordinario de sesiones. Para nosotros, los temas son claramente tres: salud, seguridad y economía”, dijo Kenia López Rabadán, del PAN.

La reunión plenaria del PRD se celebrará también de manera virtual, el lunes y el martes, para revisar los temas pendientes de agenda, como el impulso a las medidas para garantizar el derecho a una muerte digna, la revisión de la despenalización del uso adulto de la marihuana.

Mientras que la del PRI también se celebraría de manera virtual, dependiendo del semáforo epidemiológico. Hasta el momento no se han definido temas ni fechas.

Con información vía El Universal

La reducción de trabajadores en Pemex pondría en riesgo la operación de refinerías, según un documento interno

El plan de Pemex de reducir el número de trabajadores en sus seis refinerías este año podría poner en riesgo la operación de las plantas, ya que incrementaría el riesgo de que ocurra algún accidente, de acuerdo a un documento interno obtenido por Reuters.

Hasta noviembre del 2020, trabajaban en las refinerías de Pemex 22,472 empleados sindicalizados y 1,297 no sindicalizados, según el documento; sin embargo, no detalla cuántos de esos puestos son de personal que opera las refinerías y cuántos son administrativos.

La empresa dejaría de ocupar 9,374 puestos de trabajo sindicalizados en 2021 en sus refinerías. Esto representa un aumento de poco más de 50% respecto a los que dejó de utilizar el año pasado, según el documento.

«Esta situación deja a las Refinerías en estado de vulnerabilidad, pues se pone en riesgo la continuidad operativa y de mantenimiento a instalaciones», según el texto de un oficio dirigido al jefe del brazo industrial de la empresa, conocido como Pemex TRI y a cargo de las refinerías.

«Lo que podría desencadenar en incidentes y/o accidentes con impacto al personal, las instalaciones, el medio ambiente, y el deslinde de responsabilidades correspondientes por la falta de coberturas de las plazas bloqueadas en cuestión», añade.

Los empleos sindicalizados de Pemex no pueden eliminarse fácilmente ni ser ocupados por trabajadores que no pertenezcan al sindicato de trabajadores de la empresa

Las plazas de empleo sindicalizadas en Pemex no se pueden eliminar fácilmente. A su vez, tampoco pueden ser ocupadas por un trabajador que no sea miembro del sindicato, de acuerdo al contrato colectivo de trabajo.

En la práctica, el «bloqueo» de esos empleos significa una menor cantidad de trabajadores operando en las refinerías; sin embargo, los puestos quedan en manos del sindicato a la espera de ser utilizados por la empresa.

En 2020, Pemex «bloqueó» 700 puestos en cada una de sus refinerías y 600 en la de Salina Cruz, la de mayor capacidad y ubicada en Oaxaca. Este año, la que tendría una mayor reducción sería la de Salamanca, con 1,966; seguida por las de Madero, en el norte, y Minatitlán, cerca de costas del Golfo de México, con 1,738.

La empresa no respondió de inmediato una petición de comentarios de Reuters sobre el documento ni proporcionó el número de empleados en las refinerías.

Pemex lleva tiempo buscando reducir costos para mejorar su situación financiera, ya que cuenta con una deuda de 107,000 millones de dólares.

El documento no explica las razones de la reducción de plazas laborales; sin embargo, Pemex ha dicho en varias ocasiones que está buscando reducir costos para mejorar su situación financiera.

Una fuente de la petrolera dijo que no había despidos en las plantas. También señaló que no podía dar explicaciones sobre un documento que calificó como no oficial.

Pemex no ha informado de reducción de puestos de trabajo en el 2020; sin embargo, en su reporte anual del 2019 informó que había realizado una «reestructura» y había eliminado 153 empleos en sus oficinas corporativas y 222 en sus subsidiarias.

En ese informe, Pemex dice que al cierre de diciembre del 2019 tenía una plantilla laboral de 122,646 trabajadores, de los que 99,937 eran sindicalizados.

El sindicato de trabajadores de Pemex no respondió de inmediato a una consulta de Reuters sobre el congelamiento de plazas en las refinerías.

La reducción en el consumo de gasolinas debido a la pandemia de coronavirus ha afectado la producción de Pemex

La pandemia también le ha pegado a Pemex. Pese a tener una capacidad total de 1.6 millones de barriles por día (bpd), sus refinerías procesan un promedio de 605,000 bpd, de acuerdo a su más reciente reporte.

Pemex lanzó con la llegada de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al poder en 2018 un programa para modernizar las plantas a fin de elevar su capacidad producción de gasolinas. También inició la construcción de una nueva.

El plan busca reducir la dependencia de México de los combustibles importados, de alrededor del 50%. A su vez, AMLO busca darle un nuevo brío a Pemex, que pasa por una delicada situación financiera y carga con una deuda financiera de unos 107,000 millones de dólares.

Con información vía Business Insider México/Reuters

Pemex busca reducir el número de trabajadores en sus seis refinerías

Petróleos Mexicanos (Pemex) planea una reducción de 9 mil 374 trabajadores que laboran en sus seis refinerías en México, un poco más del 50 por ciento respecto a los que dejó de utilizar el año pasado; sin embargo, esto podría poner en riesgo la operación de las plantas y correría el riesgo de que ocurra algún accidente en sus instalaciones.

De acuerdo con un documento interno obtenido por Reuters, la empresa ha visto reducida el consumo de gasolinas debido a la pandemia de coronavirus SARS Cov-2.

“Esta situación deja a las Refinerías en estado de vulnerabilidad, pues se pone en riesgo la continuidad operativa y de mantenimiento a instalaciones”, según el texto de un oficio dirigido al jefe Pemex Transformación Industrial y a cargo de las refinerías.

“Lo que podría desencadenar en incidentes y/o accidentes con impacto al personal, las instalaciones, el medio ambiente, y el deslinde de responsabilidades correspondientes por la falta de coberturas de las plazas bloqueadas en cuestión”, añade.

Las plazas de empleo sindicalizadas en Pemex no se pueden eliminar fácilmente y tampoco pueden ser ocupadas por un trabajador que no sea miembro del sindicato, de acuerdo al contrato colectivo de trabajo.

En la práctica, el “bloqueo” de esos empleos significa una menor cantidad de trabajadores operando en las refinerías, pero los puestos quedan en manos del sindicato a la espera de ser utilizados por la empresa.

En el 2020, Pemex “bloqueó” 700 puestos en cada una de sus cinco refinerías y 600 en la de Salina Cruz, la de mayor capacidad y ubicada en el sur del país. Este año, la que tendría una mayor reducción sería la de Salamanca, con mil 966, seguida por las de Madero, en el norte, y Minatitlán, cerca de costas del Golfo de México, con mil 738.

Hasta noviembre del 2020, trabajaban en las refinerías de Pemex 22 mil 472 empleados sindicalizados y mil 297 no sindicalizados, según un documento de Pemex visto por Reuters, pero no detalla cuántos de esos puestos son de personal que opera las refinerías y cuántos son administrativos.

La empresa no respondió de inmediato una petición de comentarios de Reuters sobre lo señalado en el documento ni proporcionó el número de empleados en las refinerías.

El documento no explica las razones de la reducción de plazas laborales, pero en varias ocasiones, Pemex ha dicho que está buscando reducir costos para mejorar su situación financiera.

Una fuente de la petrolera dijo que no había despidos en las plantas, a la vez que señaló que no podía dar explicaciones sobre un documento que calificó como no oficial cuando se le preguntó sobre las advertencias a la operación y seguridad de las refinerías descritas en el texto.

El sindicato de trabajadores de Pemex no respondió de inmediato a una consulta de Reuters sobre el congelamiento de plazas en las refinerías.

Pemex no ha informado de reducción de puestos de trabajo en el 2020, pero en su reporte anual del 2019, divulgado a mediados del año pasado, informó que había realizado una “reestructura” y había eliminado 153 empleos en sus oficinas corporativas y 222 en sus subsidiarias, pero no dio más detalles.

En ese informe, Pemex dice que al cierre de diciembre del 2019 tenía una plantilla laboral de 122 mil 646 trabajadores, de los que 99 mil 937 eran sindicalizados.

Pese a tener una capacidad total de 1.6 millones de barriles por día (bpd), las refinerías de Pemex procesan un promedio de 605 mil bpd, de acuerdo a su más reciente reporte.

Desde la llegada al poder del presidente Andrés Manuel López Obrador a finales del 2018, la empresa ha lanzado un programa para modernizar las plantas a fin de elevar su capacidad producción de gasolinas e inició la construcción de una nueva.

El plan busca reducir la dependencia de México de los combustibles importados, de alrededor del 50 por ciento, un tema muy sensible para el mandatario, quien busca darle un nuevo brío a Pemex, que pasa por una delicada situación financiera y carga con una deuda financiera de unos 107 mil millones de dólares.

Con información vía Milenio