Regular prácticas de “outsourcing”, el “remedio correcto”

La reforma en materia de subcontratación de personal, también conocida como outsourcing, estará lista en el siguiente periodo ordinario de la Cámara de Diputados, aseguró el procurador fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, quien añadió que las empresas deben trabajar en la transición y advirtió: “váyanse preparando”.

Dijo que de los diálogos en el gobierno y con algunos legisladores “la idea es que salga en este periodo ordinario de sesiones, es cuestión de tiempo, pero al final esa reforma se va a aprobar”.

“Lo que he escuchado (en las pláticas) con los legisladores es que están convencidos de que es el remedio correcto; entonces, al aprobarse ese esquema, lo que se mencionó en las pláticas que tuvimos es que pasamos a marzo, abril o lo que fuera, pero váyanse preparando porque cuando se apruebe va a entrar en vigor”, señaló el procurador fiscal en el Congreso Nacional de Reformas Fiscales, foro organizado por Thomson Reuters.

Romero explicó que la iniciativa que presentó el Presidente de la República prohíbe la subcontratación pero permite la contratación de servicios especializados, es decir, que ya no se podrá transferir la nómina a un tercero, pero lo que sí se podrá hacer es contratar servicios de una empresa que esté registrada y que cumpla con sus obligaciones fiscales.

Ejemplificó que si en un despacho de abogados el objeto social es prestar servicios jurídicos no se puede subcontratar lo que tu objeto social te permite o lo que estás autorizado para hacer, pero sí puedes contratar servicios especializados de una empresa de limpieza que cumpla con sus obligaciones fiscales”.

REDUCCIÓN DE UTILIDADES

Una alternativa que se ha propuesto para incentivar el empleo formal y desincentivar las prácticas desleales de contratación de personal es reducir el porcentaje de la participación de los trabajadores en las utilidades (PTU), que es de 10 por ciento; sin embargo, esto no tendrá algún impacto en la mejora del mercado laboral, pero sí en la competitividad del país, aseguró el Centro de Estudios del Empleo Formal.

En entrevista con MILENIO, el presidente del organismo, Armando Leñero, indicó que la PTU es muy alta y representa un costo muy grande para las compañías, pero al disminuirla no se eliminan los actos de corrupción que pueden darse en prácticas ilegales de manejo de personal, lo que se necesita, dijo, es supervisión y vigilancia.

Para las grandes firmas, pagar PTU de 10 por ciento es mucho; “si a ellas se les encarece la mano de obra en México y se vuelve muy cara, se van a ir a otros países, porque puede incluso superar la nómina de los empleados”, apuntó el funcionario.

EN CIFRAS

8.2%, la caída del PIB de México en 2020 en comparación con 2019, según el Inegi . Con esto suman dos años de caídas continuas en el país.

4.3%, el retroceso del PIB en el cuarto trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019; suman cinco trimestres continuos de caídas anuales en el PIB.

54.5 millones de personas conformaban la fuerza laboral del país (ocupadas y desempleadas) en enero pasado, 2.5 millones menos que el mismo mes de 2020.

9 millones de personas han regresado a la fuerza laboral, de los 12 millones que salieron en abril de 2020 por la pandemia

Con información vía MILENIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s