El año más difícil para el IMSS ha sido 2020, afirma Zoe Robledo

El año 2020 ha sido el más difícil y retador en los 78 años del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que con la reconversión “histórica” de sus hospitales logró enfrentar la emergencia sanitaria más grande de los últimos 100 años, y atender al mayor número de personas enfermas por Covid-19.

En este periodo, el instituto ha atendido a 2 millones de pacientes con sospecha de Covid, de los cuales más de 670 mil casos fueron positivos, casi 200 mil han sido hospitalizados en una cama del Seguro Social, de los cuales más de 50 mil son no derechohabientes.

Zoé Robledo, director general del IMSS, aseguró que éste ha sido el año más difícil en la historia del Seguro Social. “Se habla mucho que es el reto civilizatorio en términos de salud más grande de los últimos 100 años, pero hace 100 años no existía el IMSS. Hace 78 años que nació esta gran institución y 2020 ha sido el año más difícil, más retador, sin duda alguna”, afirmó.

Para Hugo Borja Aburto, director de Prestaciones Médicas del Instituto y quien encabezó la estrategia de atención a pacientes con coronavirus, expresó que la pandemia requirió de grandes esfuerzos por parte del personal de salud del IMSS, porque no sólo se ha atendido a derechohabientes, sino también a personas sin seguridad social.

Refirió que la atención médica de este año ha requerido grandes esfuerzos de capacitación, en infraestructura, en crecimiento de camas, y de la participación de hombres y mujeres en la atención.

Política de cero rechazos

Sobre estos esfuerzos de crecimiento, se reconvirtieron 208 hospitales, se conformaron equipos de respuesta Covid, integrados por más de 86 mil médicos y enfermeras, con lo cual “se ha garantizado la política de cero rechazos”.

La reconversión más grande en la historia del IMSS implicó destinar más de 20 mil camas de las 37 mil 104 camas hospitalarias –incluidas las de IMSS-Bienestar– que han sido atendidas por 157 mil 645 trabajadores de la salud que han estado en la primera línea de cuidados.

También, para evitar las aglomeraciones en espacios públicos y cortar cadenas de contagio, aplicó la estrategia de instalar 4 mil 94 módulos de atención respiratoria del Seguro Social en las mil 525 unidades de medicina familiar del país, mismos que han funcionado para la detección temprana de Covid-19 y el inicio de tratamiento.

Con información vía La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s