Formalización de empleos y alza de precios, ajustes que preparan empresas ante reforma de outsourcing

Ante la inminente aprobación en el Congreso de la reforma que prohíbe el outsourcing, las empresas se están anticipando a los cambios que pudieran ser incluidos en la Ley Federal del Trabajo (LFT) y en el escenario de que no haya una vacatio legis, es decir, un periodo de transición para adoptar las modificaciones.

Jorge Sales Boyoli, socio fundador del bufete Sales Boyoli, señaló que las empresas están armando un plan A, un plan B y un plan C en función de los rumbos que podría tomar la reforma en materia de subcontratación, ya que, si bien aún no se conocen los términos de la iniciativa que sería discutida en la Cámara de Diputados, las organizaciones sí tienen claridad sobre lo que se busca con la reforma.

El también presidente del Comité de Capital Humano de IMEF indicó esta tarde en un webinar que el comportamiento de las empresas frente a la reforma es heterogéneo y depende del tamaño de la empresa, ya que no es el mismo impacto para un negocio, para una Pymes o para una empresa grande o transnacional.

No obstante, Sales Boyoli indicó que hay tres estrategias que han sido más visibles frente a la reforma: despidos llanos, reconfiguración de prestaciones y formalización de los empleos a costa de reducir plantillas laborales y trasladar los costos a los precios al consumidor.

1- Hay empresas que tenían a tres personas contratadas por outsourcing porque les servía como un vehículo de supervivencia para permanecer en la informalidad, entonces ahora con la reforma en vez de tener a tres personas contratadas en ese esquema se quedarán con una o ninguna.

2- Otras acciones que han tomado otras compañías con una situación financiera más desahogada ha sido la reconfiguración de prestaciones. Se trata de empresas que no utilizan el outsourcing para sobrevivir o para evadir impuestos, lo usaban para administrar o ahorrarse el Pago de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).

3- Como las empresas van a tener que formalizar a los trabajadores con la reforma, van a tener que pagar PTU, por consiguiente, van a reconfigurar, reducir o quitar otras prestaciones para compensar lo que signifique pagar PTU.

Otras empresas simplemente han dicho que van a formalizar, son empresas que dicen “bueno, ya no habrá este esquema de outsourcing que era una manera legal de no pagar PTU, ahora hemos entendido que los tiempos que soplan son nuevos tiempos laborales, entonces formalicemos las relaciones laborales”.

En esta opción el contrapunto es que las empresas formalizan sus plantillas y asumirán el costo y, lo que significa tener menos utilidades, trasladar precios a las personas o que se reduzca su planta laboral. “Hay compañías que se están preparando para hacer transferencias de precios”.

Sales Boyoli dijo que hay ciertos avances positivos en las negociaciones entre gobierno y sector privado en el tema de PTU, “empiezan a existir puntos de encuentro, se está afinando si el tope en el pago de PTU será de un mes o tres meses, pero esto es como una serie de TV y puede dar giros insospechados la negociación, no podemos dar por hecho nada”.

Con información vía EL FINANCIERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s