Justicia y equidad, signos de la marcha #8M.

La movilización por el día Internacional de la Mujer  se realizó en gran parte de los estados del país donde prevalece la impunidad ante miles de feminicidios. En la Ciudad de México  decenas de campesinas  llegaron al Zócalo Capitalino para exigir sus derechos y equidad así como que cese la invasión de tierras.   Cientos de féminas  se dieron cita en diversos puntos de la ciudad para arribar al Zócalo donde las autoridades ordenaron que se colocara un muro de metal con unos dos metros de alto para evitar el paso de las manifestantes.   Por la tarde lograron derribar parte  de esa barrera mientras gitaban ¡no se va a caer, lo vamos a tirar”  y la policía lanzó gases lacrimógenos contra las inconformes. Entre las demandas de ese sector están: cese a la violencia, repudio a los feminicidios, presentación de las desaparecidas, igualdad de oportunidades, y empleo.

 Por la mañana, alrededor de las 10 horas  decenas de manifestantes desplegaron una manta con la leyenda “las mujeres campesinas e indígenas exigimos justicia y equidad”. Gritaron consignas para exigir alto a la invasión de tierras y a la discriminación. Expusieron que viven en pobreza y reclaman un trabajo con salarios justos.

 El contingente salió de la estación del metro Chabacano y llegó al Zócalo.  Más tarde, llegaron a ese lugar integrantes del Colectivo de Amorosas Madres contra la Alineación Infantil.

Dos días antes de que se realizara esta jornada conmemorativa,  el gobierno de la Ciudad de México mandó colocar un muro de acero de aproximadamente dos metros de alto y unos cien metros de ancho que rodearon el Palacio Nacional para evitar el paso de las manifestantes y  que se realizaran pintas en los edificios.

El domingo 7 de marzo grupos de  inconformes  que participan en diversas organizaciones se dieron a la tarea de escribir  en esa valla metálica los nombres de las víctimas de feminicidio o desaparecidas. Colocaron también flores y veladoras en su memoria  y lanzaron la consigna “ni una más”.   

 Este lunes ocho de marzo,  los contingentes se dieron cita a las 14 y 16 horas  para salir  de la estación del metro Hidalgo y del Monumento a la Revolución rumbo al centro de Ciudad –donde sólo se podía llegar por las calles 5 de mayo y 5 de febrero.  A las 13:00 en el Monumento a la Revolución se congregó el grupo del Colectivo Feministas Separatistas  para protestar por la violencia que ese sector de la sociedad enfrenta de manera cotidiana

La jefa de gobierno  de la capital Claudia Sheinbaum afirmó que las vallas que se colocaron frente a Palacio Nacional y otros inmuebles del Centro Histórico como Bellas Artes fueron son para proteger a quienes circulen por esa zona durante la movilización. El gobierno de la ciudad anunció que se desplegaron 2 mil 100 mujeres policías así como 300 trabajadoras de la Secretaría de Gobierno para vigilar   los contingentes.

Con información vía Judith Calderón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s