Las empresas en México rechazan el home office porque lo ven como un gasto adicional y no como una transformación de los costos, muestra un nuevo estudio

Aunque parecería que el trabajo desde casa pasó la prueba de fuego de la productividad, la realidad es que algunas empresas quieren regresar a sus colaboradores a las oficinas de tiempo completo.

De acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cada día hay menos empresas que quieren adoptar el trabajo a distancia. El número de empleados en home office representan solo 10% del total de los trabajadores en México.

“Estamos hablando de una estructura organizacional muy pequeña”, explica Jorge Sandoval autor del estudio “Teletrabajo: ¿Adiós a la oficina?, presentado por ​​la Fundación Friedrich Ebert Stiftung.

Dijo que la intención de las empresas de regresar al trabajo presencial se debe, desde su perspectiva, a que ya existe una ley (la Ley de home office) que les hace pensar en los costos de dejar a los empleados en casa, lo cual debe pensarse como una transformación de los costos, más que un costo adicional.

Pese a ello, estimó que el coronavirus está lejos de controlarse y previó que las condiciones pandémicas seguirán por lo menos 8 meses más

¿De qué depende que el trabajo a distancia se generalice en nuestro país?

Sandoval consideró que las posibilidades de implementar el trabajo desde casa de forma generalizada, depende de las condiciones de diálogo y seriedad con que se tome el tema desde las ópticas empresariales y sindicales, pero también de los responsables de las infraestructuras necesarias.

El trabajo híbrido y desde casa, una oportunidad para población vulnerable

Durante un panel para discutir el estudio, Pilar Martínez, especialista en temas laborales, consideró que pese a que la pandemia vino a acelerar el proceso de implementación del trabajo a distancia, en México la ley de home office deja fuera temas como la inspección, la seguridad laboral y la capacitación, lo que puede precarizar el empleo.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que 3% de los trabajadores en América Latina se encontraban bajo la modalidad de trabajo en casa en 2019; la cifra se incrementó en 2020 a pasar a 20% de los asalariados.

Consideró que el home office y el trabajo híbrido es una opción para que las mujeres puedan emplearse; es, además, dijo, una posibilidad para personas con alguna discapacidad.

El home office desde una perspectiva de corto, mediano y largo plazo

Por su parte, Luis Escobar, comisionado nacional del Sindicato de Telefonistas de la república Mexicana, consideró que es fundamental que en este contexto del teletrabajo, se cuente con tres visiones:

  • Una de corto plazo en el contexto de la pandemia y lo acontecido tiempo atrás.
  • Una visión de mediano plazo para formalizar el trabajo a distancia y que cada una de las partes asuman su responsabilidad, derechos y obligaciones.
  • Una visión de largo plazo que nos permita ubicar los alcances, implicaciones y consecuencias del trabajo desde casa.

Aseguró que los actores involucrados no son solo los empleadores y los trabajadores; lo son también las autoridades, las cuales deben trabajar en el análisis y diagnóstico para la adopción sistemática de esta modalidad de trabajo. 

Consideró importante tomar en cuenta conceptos o figuras que ya han sido reguladas en la Unión Europea, como la desconexión digital. 

Propuso crear una legislación secundaria especializada en teletrabajo; ya que la creación de una NOM, como lo indica la reciente reforma en la materia, no basta ni es suficiente para regular esta figura.

La digitalización es una manera de consolidar el home office

Heberardo González Garza, presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex Reynosa, aseguró que la era de los derechos humanos ha impulsado un nuevo modelo de las relaciones laborales.. 

Refirió que debe considerarse la automatización y digitalización de los procesos laborales como una forma para consolidar el teletrabajo.

Indicó que las tecnologías de la información y comunicación son un marco trascendental para el teletrabajo.

Afirmó que los derechos humanos son el eje rector de la reforma en materia de teletrabajo, aunque también está influenciada por el T-MEC. 

CON INFORMACIÓN BUSINESS INSIDER MÉXICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s