“Ingeniería laboral”, vía para fortalecer relaciones con trabajadores y sindicatos

Las nuevas reglas del juego definidas por la reforma laboral el T-MEC obligan a las empresas a asumir un rol más activo en la construcción de las relaciones con sus colaboradores y la prevención de conflictos colectivos, ya vamos entrando en la segunda mitad del plazo de implementación y aún nos falta mucho por preparar.

Diversos cambios en el ámbito internacional y nacional han hecho que las empresas replanteen sus estrategias sindicales en México, en virtud de que se han incluido capítulos laborales en la negociación de tratados comerciales y nuevos compromisos como la ratificación del convenio 98 de la OIT, que imponen obligaciones y mecanismos de sanción en caso de incumplimiento.

Ante una fuerza de trabajo más empoderada y consciente de sus derechos ¿cómo evitar conflictos colectivos? La clave está en la “ingeniería laboral”, un modelo basado en tres pilares temáticos: aspectos humanos, estratégicos y de impacto en la sostenibilidad del negocio.

La ingeniería laboral busca fortalecer la cultura interna de las empresas, apoyándolas para asumir un rol más proactivo en las relaciones con los trabajadores, partiendo de elementos clave como la identificación de riesgos y la preparación del negocio; y desarrollando esquemas de participación activa y comunicación horizontal de los trabajadores.

Hay tres riesgos laborales recurrentes en las organizaciones que operan en México: contratos de protección, apoyos económicos a los sindicatos y conflictividad. Con respecto a los primeros, una gran mayoría de empresas ha tenido que implementar esta modalidad de protección con el fin de evitar extorsiones de organizaciones colectivas. La reforma elimina completamente este esquema e incluye la constancia de representatividad como mecanismo de blindaje, lo que quiere decir que ahora las empresas enfrentarán dos escenarios: el sindicalismo activo o un ambiente libre de sindicato, pero será el trabajador quien decida que le conviene más. ¿Estarán realmente preparados para tomar esta decisión?

Otro aspecto frecuente en las organizaciones mexicanas es el apoyo a los sindicatos con recursos económicos, éste es otro foco de riesgo para las empresas porque puede interpretarse como injerencia en la vida sindical, una práctica totalmente prohibida y que se vincula directamente con el control del sindicato mediante pagos; esto seguramente representará un cambio profundo en la actividad sindical y su relación con las empresas. ¿Estamos listos para enfrentar las consecuencias?

Si bien las huelgas y los paros de labores son alternativas que tienen los sindicatos para ejercer presión, también pueden llevar a la quiebra a las empresas y poner en riesgo las fuentes de trabajo. Por ello, una estrategia de preparación efectiva puede prevenir conflictos que perjudican tanto al negocio como a los trabajadores. Muchos conflictos laborales son respuesta a la ausencia de esquemas de participación para que los trabajadores expresen sus inquietudes y propongan soluciones.

Trabajadores informados, conscientes y responsables en el mejoramiento de sus condiciones es uno de los desafíos que implica para las empresas las nuevas reglas en materia de democracia sindical y negociación colectiva, y donde la ingeniería laboral puede abonar a evitar conflictos.

Para la prevención de conflictos laboral es necesario tener organizaciones y liderazgos más cercanos con los trabajadores. En muchas ocasiones, los colaboradores desconocen sus propios beneficios y eso se debe a una mala comunicación.

Necesitamos canales de comunicación mejor estructurados que permitan mantener un dialogo abierto y de confianza, tanto para monitorear los riesgos como para apoyar el desarrollo de un criterio más solido en los trabajadores, con el fin de que tomen las decisiones más adecuadas para la sostenibilidad de sus puestos de trabajo y su crecimiento en las empresas.

La ingeniería laboral busca desarrollar un enfoque completamente preventivo que trata de desarrollar madurez laboral de una empresa para asegurar su sostenibilidad laboral y eventualmente, ayudar a prevenir conflictos”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s