Entre Megacable, Izzi, Telmex y Totalplay, ¿quién invierte más dinero por su consumidor?

¿Cuál es el operador de Internet, telefonía y televisión que mejor cuida de sus clientes con inversiones que mantienen en estado óptimo a sus redes de servicio? Por volumen es Telmex, por usuario único son Izzi y Megacable, y por suscripción es Totalplay. Así fue en todo el primer semestre del 2021.

Pero esta es una lectura simple, porque las inversiones que se dirigen a la construcción y/o mantenimiento de redes de telecomunicaciones obedecen a una estrategia particular de cada compañía para hacer negocio y no todas las aquí mencionadas participan en los mismos mercados, con las mismas tecnologías y tampoco todas son de alcance nacional o tienen permitido o un interés propio por entrar en todos los nichos de negocio.

Ocurre además que no todos los operadores hacen público sus datos sobre ingresos residenciales y corporativos, ni desglosan el número de usuarios únicos y menos informan a cuánto asciende en dinero el consumo promedio mensual de sus usuarios, el llamado ARPU, y dificultan todavía más los análisis cuando hacen Capex medido en dólares, en euros o en pesos; o si compran insumos en México y/o en el extranjero. Hay también quien mete en el mismo rubro de ingresos a las entradas por matriz y subsidiarias; por servicio residencial y corporativo, y hasta por la venta de aparatos, quizá como estrategia para alegrar a sus accionistas por los volúmenes de dinero conseguido.

Por todo lo anterior, es muy complicado señalar a un operador como el mayor inversor de las telecomunicaciones fijas de México en el segmento residencial, un mercado al que además abandonaron Axtel Maxcom entre 2018 y 2020, porque no lograron sus objetivos a pesar de continuamente haber incrementado sus inversiones al despliegue de nueva tecnología y promociones para ganar clientes. Tan es así, que ahora mismo los dueños de Axtel barajan rematar la compañía para que la opere un tercero y Maxcom maniobra para concentrarse con Celmax y al mismo tiempo intenta dejar atrás su proceso de concurso mercantil.

Lo importante está en que pese a una economía mexicana que en 2020 se cayó 8.5% por la pandemia de coronavirus y un consumidor mexicano con bolsillo deprimido, la industria de telecomunicaciones, estos cuatro actores, que participa en el mercado residencial pudo invertir 18,496 millones de pesos (923 millones de dólares) durante el primer semestre del 2021 y de ese dinero, 9,579 millones de pesos (478 millones de dólares) se dirigieron solamente en el segundo trimestre del año al mantenimiento y expansión de redes de telefonía, internet y televisión restringida para el consumidor final, el también llamado mercado masivo.

Estos datos se hallan en los reportes Megacable, Izzi Telecom, Telmex y Totalplay a la BMV y la Biva. Esos informes también citan que Izzi cerró junio del 2021 con 3 millones 644,366 suscripciones; Megacable lo hizo con 9 millones 911,385 cuentas; Telmex, con 21 millones 536,000 accesos, y Totalplay, con 7 millones 729,277 suscripciones o unidades generadoras de ingresos.

Más a detalle, Izzi tenía 1.59 millones de usuarios únicos hasta ese mes. Megacable lo cerró con 4.02 millones de clientes únicos; Telmex, con 9.50 millones. Totalplay no publicó ese dato.

En cuanto los ingresos semestrales, Izzi Telecom reportó entradas de dinero por 8,439 millones de pesos; Megacable, 9,994 millones; Telmex, 47,079 millones de pesos, y Totalplay tuvo ingresos por 10,047 millones de pesos.

Esas cifras permitieron a las compañías asegurar su plan de inversiones. Por ejemplo, en todo el primer semestre, Izzi Telecom invirtió un total de 2,309 millones de pesos; Megacable desplegó 3,909 millones de pesos; Telmex hizo lo propio con 4,298 millones de pesos al negocio residencial, mientras que Totalplay dirigió 7,980 millones de pesos.

A partir de esas últimas cifras y del dato de usuarios únicos, se desprende que Izzi Telecom invirtió por cada cliente un total de 1,449 pesos en todo el primer semestre de 2021, alrededor de 72 dólares. Megacable invirtió a su vez 972 pesos por cada cliente suyo, 49 dólares. Telmex fue con 452 pesos, 23 dólares, por cada usuario propio. Totalplay no informa su dato de usuario único, pero medido por unidad generadora de ingreso, su inversión por cada suscripción fue de 1,032 pesos o 52 dólares durante la primera mitad del 2021. Estos números son sólo para el primer semestre del 2021, distintos a los de años anteriores.

De estos datos se desprendería entonces que Izzi Telecom de Grupo Televisa es la empresa que más invierte por su consumidor en México, pero en tanto que Telmex y Totalplay sigan sin desglosar más claramente sus informes sobre inversiones, ingresos y de usuarios únicos, Izzi no puede llevarse a casa ese título todavía.

Aparte, las inversiones de estos cuatro actores de las telecomunicaciones fijas responden a diferentes lógicas, porque la inversión de Izzi se despliega en redes de fibra óptica y cable coaxial, así como a la compra y producción de contenidos para sus usuarios de paga. La inversión de Telmex responde más a la modernización nacional de redes de cobre hacia fibra, al mantenimiento de éstas y a sus alianzas con los OTT, porque no ofrece video directamente en México. Totalplay apuesta todo a fibra óptica y va primero sobre mercados rentables que le permitan una recuperación de recursos para asegurar la continuidad de los despliegues en las siguientes plazas, mientras que Megacable también invierte para desarrollar redes con fibra y nuevos productos de valor agregado, principalmente aquellos relacionados con contenidos.

Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting, expone también que resulta difícil hacer un “quién es quién” en las inversiones, porque éstas obedecen también a ciclos de las propias empresas y se registran además en periodos distintos a la contratación de insumos y al despliegue en sí, por ello pudiera parecer que una empresa invierte más que otra en algún periodo en particular.

Pudiera ocurrir, por ejemplo, explica Mantilla, que mientras una compañía se encuentra desarrollando una tecnología, otra pudiera estar contratando insumos para desarrollar otra tecnología y una empresa más, pudiera haber ya concluido sus planes, por lo que entonces una de ellas parecerá ante los ojos del consumidor como la que ya invirtió, en tanto que otras no.

“Las inversiones y los ingresos tienen un ciclo diferente (…) mientras una empresa está en un ciclo de expansión de su cobertura, otra está en un ciclo de cambio de tecnología. Y probablemente, las inversiones por clientes en un trimestre o semestre puedan ser muchos mayores al ARPU que en ese momento recibe una empresa, y es porque está haciendo inversiones que tendrán impacto futuro, porque va a tener clientes o porque va a crecer hacia nuevos territorios o porque está desarrollando nuevas tecnologías”.

Lo notable está, dice Gerardo Mantilla, en que ahora las inversiones de las empresas se dirigen al crecimiento y mantenimiento de las redes para aumentar la cobertura y velocidades de navegación de los diferentes paquetes de internet por el teletrabajo, la educación a distancia y por los nuevos hábitos de entretenimiento.

Con información de El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s