Jinetes del apocalipsis y libertad tarifaria

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió que las empresas mayoristas de Telmex-Telnor tendrán libertad tarifaria en 52 de un total de 2,457 municipios en México. Pero como suele ocurrir, los competidores acostumbran “apanicar” a los consumidores con escenarios catastrofistas.

Como le informaba, el IFT puso a consulta pública y aprobó los criterios y umbrales para determinar la libertad tarifaria de Telmex, originalmente en 63 mercados. Los criterios y umbrales son niveles de penetración de Internet fijo mayores a 75 accesos por cada 100 hogares; tres o más operadores en el mercado, de los cuales al menos dos ofrecen servicios con fibra óptica; y que Telmex tuviera una participación de mercado menor a 50%.

El resultado fue que el IFT aprobó la libertad tarifaria en 52 y ya no en 63 mercados. En ellos Telmex ya no es el principal proveedor de Internet fijo: su participación de mercado disminuyó 16.9%, al pasar de 52.6% a 35.7%. La regulación asimétrica sobre Telmex buscaba que incrementara la cuota de mercado de sus competidores y lo logró.

El IFT encontró que en 26 de 52 municipios el operador con mayor participación de mercado es Megacable, en 23 mercados es Grupo Televisa y en tres municipios es TotalPlay. Son mercados hiperconectados y competitivos donde los dominantes son los competidores de Telmex, por eso el IFT le otorgó libertad tarifaria.

Pero los competidores, a través de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), liberaron a varios jinetes del apocalipsis regulatorio y de competencia económica porque consideran que la libertad tarifaria traerá múltiples males a los usuarios, pero se equivocan.

Jinete de la escasez. Enarbola la catástrofe de que la decisión del IFT reducirá la oferta de servicios de banda ancha fija porque Telmex podrá (pero no necesariamente ocurrirá) utilizar las tarifas de dicho servicio como una barrera para desplazar a sus competidores.

Como en toda película de terror, siempre ganan los buenos y Telmex siempre será el malo favorito. Tranquilos, este jinete no puede espantar a los consumidores porque Telmex ya anunció que no aumentará sus precios en lo que resta de 2021 y 2022, porque no le conviene volver a tener en esos 52 municipios una participación superior a 50%, porque el IFT lo excluirá de las zonas geográficas con libertad tarifaria. ¿En serio los competidores van a reducir su oferta y a perder la ventaja que ya tienen en esos mercados donde ahora son el principal proveedor? No lo creo, no ocurrirá tal reducción de ofertas y los hogares ganarán con un entorno más competitivo.

Jinete de la desagregación. Lanza alaridos espeluznantes porque de los 21.9 millones de accesos de banda ancha fija, sólo se han desagregado 0.04% de los bucles locales, equivalentes a sólo mil 453 servicios de acceso indirecto al bucle local. De éstos, sólo cinco servicios desagregados han sido contratados por los competidores que ofrecen Internet en los 52 municipios. La Canieti revela que en el último año, 80% de las solicitudes de desagregación fueron rechazadas u objetadas, pero mañosamente no revela la cantidad en cifras ni explica por qué fueron (legítimamente o no) objetadas por Telmex.

Lo anterior demuestra que el Servicio de Acceso Indirecto al Bucle de Telmex no es esencial, que las desagregaciones son mínimas y, lo más importante, que Megacable, Televisa y TotalPlay tienen sus propias redes para prestar el servicio de Internet fijo más telefonía más TV de paga, este último prohibido para Telmex.

Jinete de la preponderancia. Es el más estrafalario porque grita a los cuatro vientos que la libertad tarifaria compromete la preponderancia, extingue la regulación asimétrica y contraviene el T-MEC. Cuando una película de terror no asusta, causa risa y este es el caso.

Falso: la preponderancia no desaparece, pero sí se regula, porque las tarifas del acceso al bucle local es sólo una de las más de 200 medidas impuestas a Telmex. Por ello, tampoco se extingue la regulación asimétrica, porque Telmex debe serguir prestando servicios mayoristas sin discriminación conforme a las condiciones definidas por el IFT. Mucho menos viola el T-MEC, porque éste garantiza la reventa de servicios, la desagregación, la replicabilidad de condiciones y asegura un regulador independiente capaz de remediar las prácticas anticompetitivas e imponer requisitos a Telmex si crea barreras a la competencia.

Jinete de la comparación. Se duele porque el IFT ignoró parámetros y criterios usados en otros países para desregular al preponderante. Pero en ningún otro país existe la preponderancia, la separación funcional ocurrió cuando el par de cobre era la principal tecnología de acceso a Internet, en todos los países existe la competencia convergente de voz, datos y videos y se fomenta la inversión en redes de nueva generación con fibra óptica.

Jinete de la verificación. Denuncia que el IFT no verificó el cumplimiento de las obligaciones de Telmex. Esta queja es inexacta porque son públicos los Informes Trimestrales de Cumplimiento de Agentes Económicos Preponderantes. En los 21 informes sobre el sector de telecomunicaciones se lee en las conclusiones que “las medidas de preponderancia impuestas, en términos generales, han sido cumplidas” o bien “no se advierte incumplimiento”.

Jinete de la concentración. Propaga el temor de que la libertad tarifaria en los 52 municipios impactará en la concentración a nivel nacional, pero ha ocurrido todo lo contrario. El Índice Herfindahl Hirschman (IHH) de concentración del servicio fijo de acceso a Internet muestra que de junio de 2013 a diciembre de 2020 se ha reducido 43.2%. El servicio de Internet fijo es el que mejor ha evolucionado en su desconcentración, según el Banco de Información de Telecomunicaciones del IFT.

Si a los operadores afiliados a la Canieti realmente les quita el sueño la concentración de mercado, tendrían que preocuparse y pronunciarse porque el IHH del servicio de televisión de paga haya crecido 16.6% en el mismo lapso.  

Las visiones apocalípticas de la libertad tarifaria son imágenes distorsionadas de la realidad por el miedo a competir sin beneficios regulatorios asimétricos, pero son la premonición de que se acercan tiempos mejores para los usuarios de servicios de telecomunicaciones.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s