El 25% de los hogares mexicanos recibe alguno de los programas sociales del gobierno

Algunos especialistas, e inclusive el presidente de México y demás autoridades, vienen sosteniendo desde hace varios meses que el país desde el año 1930 aproximadamente no sufría una crisis como la que afronta en la actualidad, a raíz de los notables golpes a la economía por el covid 19. Sin lugar a dudas que estos problemas hicieron que decenas de actividades se resintieron y no pudieran producir con normalidad. A raíz de eso es que fue fundamental el apoyo del Estado a la población en general, y un medio directo fueron los programas sociales vigentes y algunos otros que se crearon.

Los más afectados: los últimos números que preocupan

Se estima de acuerdo a muchos informes del sector público y privado, que en el país la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en el año 2020 fue de aproximadamente un 8.5 por ciento. Si bien ese porcentaje asusta a muchos, el que más preocupa realmente es el de la pobreza, debida cuenta que producto de esta crisis, se estima que cerca de 3.8 millones de mexicanos cayeron en la pobreza desde mayo del año pasado hasta la actualidad.

Pero los datos son más que alarmantes, toda vez que con estos millones que antes mencionamos, la pobreza en México se puede decir que en la actualidad alcanza a aproximadamente unas 55.7 millones de personas. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que fue quien aportó estos datos, se tienen que tomar medidas urgentes, más aún cuando se sabe que actualmente en territorio mexicano viven unos 126 millones de habitantes, por lo que se deduce que casi un 44 por ciento de mexicanos son pobres.

Rechazo a los datos: lo que afirma AMLO

Después de que Coneval publicara estos datos, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó de manera categórica la veracidad de estos, afirmando que no reflejan la realidad actual del país. Si bien la autoridad política máxima del país no expresó cuáles son a su entender los datos reales, en un discurso que llevó a cabo en Baja California Sur, dejó por negados tales datos.

Lo que los especialistas expresan es que si bien puede haber cierta disparidad entre los datos de un sector y otro, la realidad es que estas mediciones se toman con base en información otorgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que realiza de manera periódica ciertas encuestas. La realidad es que con una caída de más de 8 puntos en el PIB, inevitablemente iba a haber más pobres.

Programas sociales: una vía de salida posible a corto plazo

A partir de las distintas dificultades económicas que tuvieron muchos sectores desde el segundo trimestre de 2020, el Gobierno comenzó a otorgar nuevos programas sociales, con los cuales se buscaba cubrir aquellas necesidades no satisfechas a través de ayudas financieras. Claro que estos se otorgaron (y se otorgan actualmente) conjuntamente con los que ya estaban en vigencia. En este caso no hablamos de préstamos opcionales a sectores, sino de apoyos económicos.

Las autoridades gubernamentales afirman que de los distintos programas que hay disponibles (adultos mayores, mujeres, pueblos indígenas, etc.), al menos uno está presente en el 25 por ciento de los hogares del país. Sostienen, además, que de no haber sido diseñados adecuadamente, el número de pobres hubiera aumentado drásticamente, algo que para ellos no ocurrió. Pero claro, también están quienes dudan de la total efectividad de estas medidas, afirmando que sólo deben entenderse y aplicarse en el corto plazo, porque a largo plazo serán necesarios cambios mucho más profundos, que no sólo incluyan a programas de este tipo, sino que deben ser estructurales que incluyan a cuestiones de salud, económicas, educación, entre otras.

Inversiones y generación de empleo: el camino a futuro

Como lo expresamos antes, si bien estas medidas relacionadas a brindar ayudas a gran parte de la población por la crisis económica que generó la pandemia del coronavirus (y de algún modo sigue generando) pueden ser muy positivas en momentos de emergencia como los que se vivieron y los que se viven, no son totalmente acertadas pensando en el largo plazo, coinciden los analistas en finanzas.

Destacan que México en lo que debe concentrarse es en volver a crecer. Si bien no es algo sencillo, sostienen que para poder reducir la pobreza en términos reales, no sólo se debe pensar en programas sociales, sino que también se deben realizar planes concretos para que el sector privado (tanto nacional como internacional) pueda volver a invertir en el país, lo que generaría crecimiento por medio de la generación de empleo, es decir, un escenario ideal.

Otorgamiento de programas: denuncias cruzadas

Uno de los programas que se resaltan a diario desde el Gobierno es el denominado Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores. Pero días atrás, surgió un dato relevador que despertó muchas críticas desde distintos sectores y es que este beneficio es percibido por funcionarios públicos, todos ellos miembros del gabinete federal. Se trata puntualmente de siete personas, que además de recibir esta pensión, también cuentan con sus respectivos salarios por su servicio público.

Entre las personas que trabajan en el Gobierno y que perciben estas pensiones, aparecen miembros de la Secretaría de Función Pública (SFP), Subsecretaría de Fiscalización y Combate a la Corrupción, Secretaría de Transporte y Telecomunicaciones (SCT), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), también directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), un vocal de la Junta de Gobierno del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario, entre otros.

Después de analizar todos estos datos se puede visualizar con suma claridad que México no se encuentra atravesando un buen momento en cuestiones de política social y economía. Los analistas tienen, de igual manera, prácticamente certezas de que si ciertos factores claves suceden, el país va a poder volver a tener crecimiento en este 2021. Sin ir más lejos, de acuerdo con previsiones que realizaron bancos muy importantes y  también el Fondo Monetario Internacional se espera que el PIB mexicano crezca en términos interanuales por lo menos un 6 por ciento al cierre del corriente año.

CON INFORMACIÓN VÍA EXCÉLSIOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s