PERSPECTIVAS_ ¿Cómo va la recuperación sectorial en México?

Nos asustamos cuando vimos que el Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país cayó casi 19.0 por ciento el segundo trimestre de 2020 (2T20), con respecto al mismo trimestre del año anterior. Sin embargo, hubo sectores que observaron caídas de 34.2 por ciento, como la construcción o de casi 40.0 por ciento, como el transporte. Asimismo, los servicios de hotelería y restaurantes, que registraron una caída de poco más de 70 por ciento y la más afectada, las actividades de esparcimiento, que cayeron cerca de 80.0 por ciento. Afortunadamente la reapertura de la economía de nuestro país ha sido más rápida de lo que se podía anticipar a inicios de este año y hoy estimamos que el PIB pueda crecer alrededor de 6.2 por ciento en 2021. Pero cómo va la recuperación a nivel sectorial, sobre todo en esos rubros de la actividad económica que fueron más afectados por la pandemia. En este espacio trataré de dar respuesta a esa pregunta.

La semana pasada el INEGI publicó el PIB revisado del segundo trimestre de 2021 (‘estimación tradicional’). Además de las revisiones que se llevan a cabo al contar con información más completa para la construcción del PIB −en comparación con la ‘estimación preliminar’−, también se da a conocer el detalle por sector. Así, por un lado, la tasa de crecimiento trimestral quedó igual que en la estimación preliminar, en 1.5 por ciento (con respecto a 1T21) y la tasa de crecimiento anual se revisó ligeramente a la baja de 19.6 a 19.5 por ciento (“¿Qué significa el crecimiento de casi 20 por ciento del PIB en 2T21?”, 3 de agosto). Por otro lado, considero que lo más destacable es que se registró un avance significativo en los sectores que fueron más afectados por la pandemia y las políticas de restricción a la movilidad que se instrumentaron.

Tal es el caso de la actividad económica en hoteles y restaurantes, como comenté brevemente al principio, que registró la recuperación más dinámica entre los demás sectores. Recordemos que el valor agregado generado por hoteles y restaurantes en 2T20 llegó a ubicarse en 29 por ciento del nivel que se observó en el pico más reciente (3T18) y que ya había mostrado una recuperación a 64.8 por ciento en 1T21. Ésta ya se situó en 75.1 por ciento en 2T21. Por su parte, el nivel de actividad económica de las actividades de esparcimiento −que en 2T20 llegó a estar en 20.4 por ciento con respecto a 3T18−, observó una recuperación a 46.9 por ciento en 1T21 y en 2T21 continuó su recuperación para situarse en 54.3 por ciento. Asimismo, otros sectores que fueron también severamente afectados, pero en menor medida que hoteles, restaurantes y esparcimiento, fueron construcción y transporte. En construcción, la actividad llegó a estar al 62.8 por ciento en 2T20, se recuperó a 84.1 por ciento en 1T21 y permaneció en ese nivel en 2T21. En cuanto al rubro de transporte, que cayó a 60.8 por ciento (del pico en 3T18), retomó dinamismo ubicándose en 86.7 por ciento en 1T21 y en 2T21 ya se situó en 93.8 por ciento de 3T18, aproximándose a niveles prepandemia y pre-2019. Estos son los sectores que fueron más afectados y que han logrado recuperarse más rápido de lo que se pudiera haber pensado, afortunadamente.

Para dar un poco más de detalle del avance que hemos observado en el rubro de turismo, destaco que la ocupación hotelera fue de solo 5.8 por ciento en junio de 2020 −debido a las restricciones que se impusieron durante la primera ola de la pandemia de Covid-19−, cuando un año antes había promediado 59.9 por ciento, en junio de 2019 (utilizando datos de la Secretaría de Turismo). La caída se percibe todavía más dramática si lo ponemos en número de cuartos de hotel ocupados. En junio de 2019 había poco más de 247 mil habitaciones ocupadas en 70 centros turísticos seleccionados por la Secretaría de Turismo y en junio del año pasado solo había menos de 25 mil cuartos ocupados. Afortunadamente en junio de este año se ocuparon poco más de 190 mil habitaciones. Así, a pesar de que todavía no nos encontramos a niveles de 2019, la recuperación ha sido considerable, ubicándose en 45.5 por ciento −con respecto a 3T18−, en junio de 2021.

Ahora bien, existen sectores que nunca registraron una contracción o que registraron caídas poco significativas y que ya desde algunos trimestres atrás se encuentran por arriba de niveles de prepandemia, así como del pico más reciente del PIB en 3T18. Tal es el caso de la actividad económica en el sector salud, así como el de medios, servicios inmobiliarios y el sector agropecuario. El valor agregado del sector salud es el rubro de la actividad económica que no solo no sufrió contracción alguna, sino que se ha ido incrementado. De hecho, se encuentra cerca de 18.0 puntos porcentuales por arriba de 3T18. Desafortunadamente esto ha sido claramente por la necesidad de mayores servicios de salud y hospitalizaciones, consecuencia de la pandemia. Afortunadamente otros sectores continuaron operando para brindar la mayor normalidad posible a nuestras vidas, como el sector agropecuario, cuyo nivel de actividad se encuentra 3.3 puntos porcentuales por arriba de 3T18. Por último, hay sectores que se beneficiaron de los confinamientos instrumentados por el gobierno o propiciados por la misma sociedad, como el sector de medios, incluyendo los servicios de Internet, así como el de servicios inmobiliarios, que ha sido impulsado por el cambio de paradigma que ha significado para muchos el estandarizar el teletrabajo o ‘home office’. Ambos se sitúan ligeramente por arriba del pico más reciente en 3T18.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s