Demanda de bienes durante la pandemia agudizó escasez de conductores de camiones

Aliaksandr Matsiash, un exiliado bielorruso, se unió al grupo de camiones lituano Baltic Transline en mayo. Pero después de dos semanas de capacitación, a las que le siguieron 13 viviendo en un camión con base en los Países Bajos —todo por tan solo 2 mil 470 euros— el joven de 30 años renunció. 

Los analistas dicen que la escasez mundial de choferes de camiones persiste desde mediados de la década de 2000. Pero el caso de Matsiash ilustra la dimensión humana del deterioro actual, una crisis que apenas recientemente impacta al público en general. 

En el Reino Unido faltan productos en los estantes de los supermercados, los restaurantes McDonald’s se quedaron sin malteadas y los constructores no pueden tener acceso a los suministros, mientras que el mineral de hierro tiene dificultades para llegar a los puertos australianos para la exportación a la zona. 

Las consecuencias son graves. André LeBlanc, vicepresidente de operaciones de Petroleum Marketing Group, mencionó que las gasolineras que abastecía se habían quedado sin algunos productos cerca de unas mil 200 veces desde mediados de junio, debido a la escasez de choferes. 

“No conseguir tu papel de baño ni tus huevos, es una cosa. Pero si deja de llegar gasolina, se apaga todo”, dijo LeBlanc. 

El Dato… 430 mil Conductores de transporte de carga hay en Estados Unidos, según American Trucking Associations

Los problemas laborales del sector del transporte se han ido acumulando con el tiempo a medida que las compañías multinacionales han reducido los costos de la cadena de suministro. Al mismo tiempo, la fuerza laboral de camioneros en los países desarrollados ha envejecido, mientras que más trabajos se han vuelto más basados en computadoras. 

Bob Costello, economista jefe de American Trucking Associations, dijo que la cantidad de conductores en el transporte de carga general en Estados Unidos se redujo a 430 mil, por debajo de las 465 mil personas a principios de 2020. “La escasez de choferes en la Unión Americana está cada vez peor; está tan mal como nunca antes”, agregó. 

La creciente demanda de bienes durante la pandemia de covid-19 aumentó los volúmenes que deben llevar los transportistas, mientras que el crecimiento acelerado en el sector del e-commerce simplemente exacerbó las presiones. 

Girteka, uno de los transportistas más grandes de Europa, que planea contratar a 7 mil nuevos conductores este año, dijo que se necesitan más empleados por camión para permitir que los trabajadores pasen más tiempo en casa. 

Baltic Transline cuestiona la descripción que hace Matsiash de su trabajo y sus condiciones de vida, y dijo que era consciente de que se le podría exigir que pasara largos lapsos de tiempo en el camión. Sostiene que “se adhiere estrictamente a la legislación vigente y proporciona un alojamiento adecuado, así como condiciones de trabajo adecuadas a sus empleados”. 

El Reino Unido, que se estima tiene una escasez de 100 mil choferes, se ha visto particularmente afectado no solo por la salida de conductores de los países de la Unión Europea debido al Brexit y la pandemia, sino también por la reforma a la legislación fiscal que se introdujo este año y redujo drásticamente los ingresos de los trabajadores de agencias.

Los retrasos a causa de la pandemia en los centros de pruebas frenaron el flujo de nuevos choferes y el sector logístico del Reino Unido presiona para que los conductores de los países de la Unión Europea reciban visas temporales. 

Las compañías estadunidenses de transporte también están en busca de soluciones en el extranjero, a pesar de las estrictas cuotas en las visas. Anda Malescu, socio gerente de Malescu Law, ayuda a las compañías de camiones a conseguir choferes de México, Canadá y Sudáfrica. “Las empresas transportistas están cada vez más desesperadas”, dijo. 

Las grandes empresas recurren a la ofensiva atractiva para contratar nuevos reclutas. Walmart ofrece un bono por firmar de 8 mil dólares para algunos choferes, mientras que el minorista británico John Lewis anunció planes para aumentar los salarios de los conductores hasta en 5 mil libras al año. 

Pero los grupos del gremio dicen que los bonos y una mejor remuneración solo alientan a los conductores a pasar de un empleador a otro sin llevar sangre nueva a la profesión, sin hacer nada para resolver los problemas de los conductores a los que no se les paga por el tiempo que pasan esperando. 

Las crecientes presiones llevaron a los analistas a advertir contra las soluciones rápidas que cubren los problemas estructurales que convirtieron al sector poco atractivo. Cualquier solución a la crisis puede resultar en precios más altos para los consumidores.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s