Deslaves y torre de control dañada: sismo de 7.1 ‘azota’ fuerte a Acapulco

El gobierno de Acapulco aplicó los protocolos de prevención y auxilio a la población, luego del sismo magnitud 7.1 ocurrido a las 20:47 de la noche de este martes, con epicentro a 11 kilómetros al suroeste del puerto.

La alcaldesa Adela Román Ocampo instruyó al coordinador de Protección Civil y Bomberos, Cuauhtémoc Gayosso Pérez, realizar recorridos de supervisión para apoyar a residentes y turistas, en conjunto con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a cargo de Javier Rivas García.

A causa del movimiento telúrico, se reportaron daños en la torre de control del Aeropuerto de Acapulco, luego del colapso de varios vidrios y plafones, mientras que el equipo de computo resultó afectado dificultando su operación, pese a que el gobernador Héctor Astudillo aseguró que estaba dando servicio de forma regular.

Asimismo, hubo desprendimiento de rocas y deslaves en varios puntos de las avenidas principales del puerto, donde personal municipal brinda auxilio a los automovilistas en espera de que personal de Servicios Públicos y Maquinaria Pesada pueda llegar para liberar la vía carretera.

También se suscitó un deslave en la carretera Cima-Cruces, a la altura de la colonia Vicente Guerrero, quedando parcialmente cerrada esa vía en dirección a la colonia Benito Juárez.

En la avenida Adolfo López Mateos también hubo deslizamientos de tierra y piedras que impidieron el paso hacia el centro de la ciudad.

En un restaurante se registró una fuga de gas que fue controlada con apoyo de los equipos de emergencias, ante las llamadas de auxilio de la población que alertó del fuerte olor a combustible que se percibió desde la avenida Wilfrido Massieu hasta la glorieta de la Diana.

En el hotel Emporio cayeron postes de la estructura del vestíbulo de su acceso principal, donde un auto particular y un taxi resultaron afectados. Otra unidad particular tuvo daños frente al hotel Krystal Beach donde cayó parte del plafón hacia la costera Miguel Alemán.

En la clínica nueve del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en el centro de la ciudad, cayeron varios ventanales hacia la avenida Cuauhtémoc, mismos que trozaron cables de telefonía e internet.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s