Un acuerdo para la seguridad social de los trabajadores de entregas a domicilio (sin aporte de las empresas) desata la polémica en México

El gobierno federal anunció este jueves que iniciaría una prueba piloto para incorporar al régimen de seguridad social a los trabajadores informales de grandes plataformas de servicios de transporte privado o reparto a domicilio, luego de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) firmara convenios con ejecutivos de Uber, Beat, DiDi y Rappi.

De esta manera, el IMSS informó que los usuarios conductores y repartidores de dichas plataformas podrán acceder a los distintos seguros incorporados al régimen obligatorio: vida o enfermedades; riesgos de trabajo; invalidez; vejez; guarderías; y retiro por edad. 

Polémica

Pese a que el director del IMSS, Zoé Robledo, afirmó que el convenio tiene como objetivo “que nadie se quede fuera” de la seguridad social, el anuncio generó polémica entre los colectivos de repartidores, debido a que serían los propios trabajadores quienes tendrían que aportar esas cuotas mensuales. 

En el comunicado de prensa difundido por el IMSS, se hizo una invitación pública a las compañías firmantes para “difundir activamente” entre sus usuarios conductores y repartidores para que, “a partir de una aportación menor a 40 pesos diarios (menos de 2 dólares), ellos y sus beneficiarios pueden gozar de todos los privilegios de la seguridad social”. 

Desde la red #NiUnRepartidorMenos, formada por trabajadores de las distintas plataformas de entrega a domicilio, cuestionaron el programa piloto al no tratarse de una política tripartita —gobierno, empresa y empleado—, sino que serían ellos quienes al final terminarían por destinar, de sus propios recursos, los montos necesarios para acceder a los beneficios de seguridad social. 

“Es hacer algo que podríamos hacer sin tanta maroma o ficción“, cuestionó el colectivo de repartidores. Como ejemplo, explicaron que aquellos trabajadores que ganen 5.000 pesos al mes (aproximadamente 242 dólares), tendrán que destinar 1.382 pesos (67); a quienes perciben 10.000 pesos mensuales (484), les costaría 2.245 pesos (108). 

Pues revisando la prueba pilito del IMSS y Las APPS a final de cuentas no es TRIPARTITA es hacer algo que podriamos hacer sin tanta maroma o ficxión.Si ganas 5 mil al mes pagarias $1382.36 y si llegas a ganar 10 mil $2,245.32¿En donde esta el beneficio? MENTIROSOS — #NiUnRepartidorMenos (@repartidorr) September 30, 2021

Estas aportaciones voluntarias implicarían entre el 22 y el 27 % de los ingresos mensuales de los trabajadores que se encuentran en la informalidad por falta de responsabilidad de las grandes empresas, pese a que arriesgan sus vidas todos los días durante las entregas a domicilio.

Una internauta afirmó que el convenio “viola abiertamente la ley y exime de toda responsabilidad en la relación laboral a los monopolios de Uber, DiDi y Rappi”, al transferir el “costo de la seguridad social al bolsillo del trabajador y el erario público”, sin tocar las “millonarias ganancias” de las compañías. 

Un usuario de Twitter cuestionó a Robledo y a las compañías firmantes. “¿Cuál es la colaboración que gritan a los cuatro vientos las aplicaciones como DiDi Food Mx?”. “No hay nada más nefasto que tratar de timar a la clase trabajadora con una ‘conquista’ o ‘avance’ de sus derechos, que además labora con total precariedad”, agregó.

CON INFORMACIÓN VÍA RT NOVOSTI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s