Flexibilidad laboral, prioridad de trabajadores

La flexibilidad se encuentra entre las tres principales prioridades para los trabajadores de todas las edades, géneros y geografías, así como el segundo factor más importante para aceptar un empleo entre la población de 25 a 44 años, los llamados millennials.

De acuerdo con el estudio Lo que los trabajadores quieren de ManpowerGroup, los colaboradores concuerdan en que, después de la pandemia de Covid-19, esperan conservar su empleo, mantenerse saludables, aprender y seguir desarrollando habilidades, así como no volver a la antigua forma de laborar.

Un 93% de las personas en todo el mundo ha visto cómo su vida laboral se ha transformado como resultado de la emergencia sanitaria, por lo que sus expectativas cambiaron. Por ejemplo, 43% de colaboradores cree que la pandemia marcó el fin de la jornada completa de nueve a 17 horas.

Asimismo, las personas más jóvenes para aceptar un empleo evalúan si es uno formal, es decir, con contrato y prestaciones de ley o superiores, junto al crecimiento y flexibilidad laboral que ofrece, así como cercanía del centro de trabajo a su domicilio.

Ante tales expectativas, los empleadores en el mundo esperan que 69% de los trabajadores vuelva a laborar todo el tiempo.

Sin embargo, tomando en consideración el peso que tiene la flexibilidad en la atracción de talento, una mayor parte de las organizaciones busca dar facilidades en funciones tradicionalmente consideradas inflexibles.

Entre los hallazgos del estudio global, se estima que de las empresas que buscan facilitar las posiciones, 36% planea impulsar el tiempo flexible de entrada y salida; 29% implementar horas flexibles; y 27% no planea ofrecer ninguna de estas opciones.

Otras estrategias se perfilan hacia modelos híbridos y remotos como ofrecer combinación de trabajo a distancia y presencial, labores compartidas y facilitar la elección de ubicaciones para desempeñar sus actividades.

En medio de esta brecha, la productividad se encuentra como el punto que los empleadores temen perder con la implementación de nuevas estrategias y esquemas de trabajo.

Se estima que tres de cada cuatro compañías van a requerir que 50% de su plantilla esté en el espacio de trabajo todo o la mayor parte del tiempo, por el tipo de funciones que desempeñan.

Después del problema de salud global, perder flexibilidad puede representar un retraso en la competitividad de las empresas ante la adaptación a negocios más digitalizados.

En relación con las capacidades de la mano de obra, ManpowerGroup alerta que, en medio de los cambios, México experimenta la mayor reinvención frente a la fuerza laboral y la reasignación de habilidades, desde que inició la Segunda Guerra Mundial.

Incluso las habilidades más demandadas en la fase inicial de la emergencia sanitaria son diferentes a la demanda que surge ahora, y sobre lo que se espera en el futuro, especialmente en lo que respecta a la automatización y la transformación digital.

La fuerza laboral en México se encuentra en un momento de reinvención, en el que las organizaciones y sus líderes tienen la oportunidad de desarrollar estrategias que ayuden a aprovechar el talento, mientras convergen con las necesidades de sus trabajadores, quienes seguirán demandando una mayor flexibilidad, virtualidad, confianza y equilibrio entre el hogar y su empleo, concluye ManpowerGroup.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s