Crisis en logística pegaría a la inflación, alertan

La crisis por falta de contenedores e incremento en los costos de fletes logísticos a nivel mundial continuará, por lo menos hasta el 2023, problemática que se trasladará a los consumidores con el alza en los precios de productos, bienes y servicios, que amenaza con impacto inflacionario de hasta doble dígito, alertaron industriales y transportistas.

Los costos del transporte marítimo han aumentado más de 1,000% durante la pandemia de Covid-19, pues un transportista pagaba 1,500 dólares por un contenedor de 40 pies, pero ahora el precio oscila entre los 18,000 dólares en la zona Pacífico y hasta 25,000 dólares si cruza el Canal de Panamá, sostuvo Bernardo Mercado Deverdun, director comercial del Grupo Naviero Baja Ferries.

Al participar en el 21 Foro de la Asociación Nacional de Transportistas Privados (ANTP), explicó que 37 portacontenedores fueron anclados frente a los puertos adyacentes de Los Ángeles y Long Beach en los últimos días, cuyo número ha sido el más alto desde febrero, cuando 40 unidades esperaban ahí.

“El panorama es bastante incierto para todo el 2022, no hay inyección de barcos nuevos… el mayor reto seguirá siendo desfogar la carga de los puertos con suficientes transporte y capacidad de recepción en almacenes para lograr liberar el quipo lo suficientemente rápido para que los barcos sigan fluyendo”, afirmó.

Alex Theissen, presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), mencionó: “Ahora un pedazo de tu cadena logística cuesta el doble, y no hay nadie que pueda frenar porque todo mundo quiere mover sus mercancías y no hay suficiente oferta de contendores ni movimiento, y la consecuencia es directa, ese pedazo de la cadenas va costar más y se va traducir en aumento de precios porque lo repercutes al consumidor final”.

Sin embargo, los industriales se enfrentan a grandes problemáticas como la falta del estado de derecho, inseguridad, incertidumbre jurídica y bloqueos como los recientemente acontecidos en las vías del tren en Michoacán que tardaron casi tres meses, el más largo de los últimos años.

Al respecto, Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), lamentó que la seguridad y los bloqueos de las vías de comunicación son temas muy costosos para los empresarios, aún no resueltos y con grandes obstáculos para ambos modos de transporte.

El representante de los ferrocarrileros acusó que el gobierno de Andrés Manuel López “no está haciendo nada” por atraer las inversiones de empresas instaladas en China hacia México, luego del alza en los costos logísticos y el fortalecimiento de la región de Norteamérica.

“Cómo vamos a atraer las inversiones que supuestamente en China ya en Estados Unidos, sus plantas americanas ya lo ven con un costo logístico muy complicado y alto, quieren traer esas inversiones a la zona T-MEC, pues resulta que en este acercamiento a las plantas industriales nadie está trabajando en ello, por lo menos del gobierno no vemos una actividad franca”, refirió el directivo de AMF.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, refutó que las ventas de los tractocamiones y autobuses se encuentren en los mismos niveles de hace 10 años, como consecuencia de la falta de renovación de flotas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s