Ventas de autos nuevos perfilan su peor cierre de año en dos décadas

La industria automotriz mexicana sufrirá su mayor descalabro en una temporada de fin de año en más de dos décadas, al romper con la tendencia positiva durante noviembre, diciembre y enero de representar los mejores meses de venta de vehículos nuevos en las concesionarias, debido a la falta de producto para satisfacer la demanda de la temporada, ante la crisis de semiconductores, sostuvo Guillermo Rosales Zárate, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Para diciembre se estima una venta de 89,242 autos nuevos, cifra que representaría la más baja para un último mes del año en la historia de la industria automotriz en México, comentó, luego de que la tendencia marcaba por arriba de las 100,000 unidades y hasta 192,000 en el año 2016 -cifra récord. 

“Los meses de noviembre, diciembre y enero constituyen la mayor proporción de ventas en la industria automotriz en el mercado mexicano, por lo tanto, en año de crisis durante el 2020 con una caída de 28%, esperábamos que este 2021 fuera de inicio de recuperación, aunque sabíamos que esta iba a ser prolongada y que no iba a ser posible recuperar el impacto de la caída de 2020, no esperábamos la forma de cómo se ha venido dando (de menores ventas)”, explicó el presidente de los distribuidores a El Economista.

Así, el 2021 quedará marcado como el segundo peor año en la comercialización de vehículos ligeros en México de la última década, pues el mercado automotor de vehículos ligeros sigue enfrentando una situación especial caracterizada por falta de producto para poder satisfacer la demanda.

Las estimaciones de la AMDA prevén que el 2021 cerrará con un ligero crecimiento de 5.9%, con 1 millón 6,557 unidades colocadas, al compararlo con el 2020, cuando se vendieron 949,353 unidades, debido a la irrupción de la pandemia por el Covid-19 que provocó la suspensión de actividades económicas.

“Comenzamos un 2021 en línea con la expectativa que de haberse mantenido nos hubiera llevado a una venta cercana a 1 millón 70,000 unidades, sin embargo, la llegada de la crisis por la falta de suministro de semiconductores y que afectó la producción mundial estimada en 10 millones de unidades menos a nivel global, nos ha tenido como consecuencia que tengamos números negativos en comparación a los mismos meses del año pasado”, sostuvo Rosales.

Con esto llegamos al cierre del año con expectativa de superar ligeramente el millón de unidades (1 millón 6,000 unidades), muy distante a más 60,000 autos, estimados a inicios del 2021 y 56,000 más contra el año pasado, que de concretarse el incremento contra el año pasado estará representando 5.9% contra el 2020, “muy lejano de la caída de 28% del año pasado”, lamentó.

El presidente de la AMDA refirió que la previsión de insuficiencia de microchips continuará por lo menos durante el primer semestre del 2022, y hacia el segundo semestre es probable que comience la recuperación y, “que en el 2023 podamos tener visos de normalidad”.

Bajo las condiciones actuales, es posible que hasta el 2024 podamos estar en ventas similares a los 1.3 millones de unidades al año, “si no se deteriora la economía nacional…”, expresó.  

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s