PERSPECTIVA_ América Móvil ¿debería ofrecer televisión restringida?

América Móvil, la principal operadora de telecomunicaciones en América Latina, ha buscado por décadas ofrecer televisión de paga en México para redondear sus servicios de telefonía y datos, no obstante, es un anhelo doblemente prohibido porque su título de concesión no se lo permite y porque las autoridades pretenden crear condiciones de competencia más efectivas ante su dominio de mercado.

Sin embargo, la compañía dijo a mediados de año que esperaba obtenerlo antes de que finalizara 2021. Al parecer ya es muy tarde como para cumplir ese plazo y la empresa no ofreció demasiados detalles al respecto, no obstante, fue el propio regulador del sector, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), quien confirmó que estaba en medio de un análisis respecto de otorgar un permiso a Claro TV, una filial indirecta del gigante mexicano, a la vez que negó injerencia del poder ejecutivo.

El estudio «se refiere a la procedencia en términos jurídicos, de otorgar la concesión a Claro TV; los impactos en competencia, que habría; y, además algunos impactos de orden social», dijo Adolfo Cuevas, comisionado presidente interino del IFT, de acuerdo con el periodista Marco Antonio Mares.

Cuevas hizo la aclaración ante algunos rumores que señalan que el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha mostrado cercanía con Carlos Slim, fundador del gigante de las telecomunicaciones, presione al órgano autónomo para autorizar a América Móvil la posibilidad de ofrecer televisión restringida.

Si bien la concesión no es un hecho, la posibilidad ha revivido el debate sobre si América Móvil tiene o no el derecho de participar en el mercado televisivo bloqueado por una prohibición de hace tres décadas y una participación de mercado que no ha reducido de forma significativa como para pensar que ya puede competir con un nuevo servicio.

Una eventual aprobación complicaría el negocio para otras empresas como Grupo Televisa, quien decidió enfocar su negocio en sus servicios de telecomunicaciones, así como a Megacable, sobre todo por lo que algunos consideran señales de una relajación de medidas en contra de América Móvil, como la libertad tarifaria en 52 municipios en los que no es el principal proveedor de banda ancha fija.

Situación

Teléfonos de México, o Telmex, la filial de América Móvil en telefonía y datos fijos, tiene prohibido en su titulo de concesión ofrecer el servicio de televisión desde que era una empresa pública y permaneció así cuando pasó en 1990 a manos de la familia Slim.

Luego, en 2014, América Móvil, matriz de Telmex y la operadora de servicios móviles Telcel, fue declarada agente económico preponderante en el mercado de telecomunicaciones, por lo que entraron en vigor medidas para frenar su dominio.

No obstante, la reforma en telecomunicaciones, impulsada por distintas fuerzas políticas durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, también abrió la puerta a que una compañía solicitara una revisión de prohibición en su concesión.

Desde entonces la empresa ha solicitado, sin éxito, la concesión televisiva. En 2018 emprendió su último intento a través de la recientemente creada Claro TV, que usa la marca que utiliza el negocio en otros países latinoamericanos.

¿Intento de brincar la Ley? Para algunos, lo que intenta América Móvil a través de Claro TV es contrario a la regulación, pues no tiene manera legal de ofrecer servicios de televisión de paga.

Para aspirar a la concesión, el IFT debe corroborar el cumplimiento efectivo de la regulación asimétrica por parte del agente económico preponderante, y además acreditar que una concesión  televisiva no pueda tener el efecto de incrementar su participación en el mercado de telecomunicaciones.

El valor de la televisión de paga, que ahora enfrenta la competencia de servicios como el contenido audiovisual vía streaming, puede que esté en declive, pero el beneficio para la empresa de Carlos Slim vendría por el complemento que significaría para su oferta.

En la Bolsa Mexicana de Valores, América Móvil tiene un rendimiento de 49.41% en el 2021, y sus acciones se venden en 21.65 pesos cada una.

Actualmente es capaz de ofrecer telefonía fija y móvil, así como banda ancha fija y móvil, por lo que el paquete completo con la televisión significaría una oferta que dificultaría más a otras compañías para competir, lo que podría incluso llevar a aumentar la participación de mercado de la empresa.

Otros, por su parte, consideran que la revisión del mercado completo de telecomunicaciones no es la más correcta, dada la concentración en la oferta de televisión de paga.

«A 15 años de distancia –cuando se permitió a las televisoras ofrecer internet y a las telefónicas televisión–, lo que ha sucedido es que el mercado cambió, es más competitivo y mucho más grande», señaló Jorge Fernando Negrete, presidente de la agencia Digital Policy & Law Group, o DPL Group.

En México existen más de 70 proveedores de televisión y audio restringidos, no obstante, Televisa (con SKY e Izzi) y Megacable controlan más de 80% del mercado, cifra que supera 95% si se suma a Dish y TV Azteca (con Total Play), de acuerdo con datos de 2019 del IFT.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s