Ómicron causa escasez de alimentos en Estados Unidos

La variante altamente contagiosa del virus ómicron está interrumpiendo en EU las cadenas de suministro de alimentos ya estresadas, enfermando a tantos trabajadores que es casi seguro que haya más escasez en las tiendas de comestibles.

Los supermercados han estado luchando por mantener los alimentos completamente abastecidos durante la pandemia como resultado de la escasez de mano de obra en cada parte del sistema alimentario, desde las granjas hasta los fabricantes y los distribuidores. Pero ahora ómicron está llevando el problema a un nuevo nivel. La variante está causando estragos en EU y suscita preocupaciones de salud a las que muchos pensaron que las vacunas habían puesto fin. Las escuelas y las guarderías están viendo cierres nuevamente, lo que impide que más estadounidenses trabajen.

Todo eso ayudará a impulsar aumentos salariales y aumentos repentinos de precios para los consumidores, así como cortes de alimentos al estilo de 2020.

“Ya estamos viendo estantes vacíos”, dijo Bindiya Vakil, director ejecutivo de la consultora de cadena de suministro Resilinc. “La escasez de mano de obra debido a ómicron agravará el problema”.

El distribuidor de comestibles y operador de tiendas SpartanNash, con sede en Grand Rapids, Michigan, se ha triplicado en las últimas semanas entre su personal. Aproximadamente el 1% de su fuerza laboral de 18 mil personas informó haber tenido el virus en las últimas semanas, en comparación con aproximadamente un tercio de un porcentaje hace un par de meses. La empresa ha podido cumplir con los pedidos, pero con retrasos. Los empleados que están disponibles están trabajando más.

“Es más difícil porque le pedimos a la gente que trabaje horas extras”, dijo el director ejecutivo Tony Sarsam en una entrevista. “Nos estamos esforzando”.

En el lado de los receptores, la compañía tiene problemas para obtener suministros de los fabricantes de alimentos, especialmente artículos procesados como cereales y sopa, dijo Sarsam. “Los fabricantes no pueden conseguir mano de obra”, dijo.

Las empresas cárnicas están en el centro de atención porque los grandes brotes en las plantas en 2020 provocaron escasez y picos en los precios. Actualmente, los productores de carne de res y de cerdo no informan problemas operativos importantes, pero hay signos de disminución de la productividad. Por ejemplo, el número de cerdos sacrificados en lo que va de la semana se redujo un 5.5 por ciento con respecto al año anterior, y el sacrificio de ganado bajó un 3.6 por ciento, según los datos del Departamento de Agricultura de EU reportados el jueves.

Más inspectores de alimentos también se están reportando enfermos, dijo Paula Soldner, presidenta del Consejo Nacional Conjunto de Inspecciones de Alimentos Locales. “La variante delta no tuvo mucho impacto en la fuerza laboral”, dijo, pero “Ómicron nos está clavando”. Esto llega en un momento en que los inspectores ya escasean en todo el país. En el centro de Nebraska, por ejemplo, las vacantes llegan al 35%, dijo. Los inspectores son parte integral de las plantas de carne, donde observan cada animal procesado por ley.

Los fabricantes de alimentos Conagra Brands y Campbell Soup están experimentando aumentos en el ausentismo entre los trabajadores impulsado por COVID. Ambas empresas lo están planteando como otra disrupción entre muchas, y han estado contratando agresivamente durante algún tiempo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s