PERSPECTIVAS_ Falta de comunicación, un problema para 65% de los trabajadores en la pandemia

Los trabajadores de primera línea son la fuerza laboral que ha tenido la mayor carga en los últimos dos años debido a la naturaleza de sus actividades que les impide hacer trabajo remoto. Pero esto no es lo único que evidenció la pandemia, también son el grupo de personas con menos comunicación por parte de los liderazgos del negocio y carecen de una cultura organizacional promovida desde la alta dirección.

De acuerdo con un informe especial del Índice de Tendencia Laboral de Microsoft, el 65% de los trabajadores operativos en México considera que los mensajes de los líderes del negocio no llegan a ellos.

“Los líderes deben hacer tiempo para conectarse con trabajadores y gerentes de primera línea, de manera proactiva, buscando entender sus experiencias, compartir la apreciación de sus esfuerzos, detallar la misión y el propósito de la empresa, y explicar cómo su trabajo está contribuyendo a ello”, se expone en el reporte.

La falta de comunicación con los trabajadores de primera línea es un problema global. En el mundo, el 63% de esta fuerza laboral reporta la misma situación: los mensajes de la alta dirección no bajan. Entre los ocho países que participaron en el estudio, México ocupada la tercera posición —junto con la India— con la mayor proporción de personal operativo que señala esta problemática.

“Las empresas no sólo deben establecer un flujo de comunicación estable, sino también crear vías para la comunicación bidireccional para que los trabajadores de primera línea estén empoderados con la información que necesitan para tener éxito y sentir que están siendo escuchados”, se resalta en el documento.

Las posiciones gerenciales a nivel operativo no escapan de esta desconexión. El 71% de los gerentes de primera línea en México afirma que sus superiores tampoco se comunican de manera efectiva con ellos.

“Las cosas son especialmente difíciles para los gerentes de primera línea”, se puntualiza en el informe. La afirmación se entiende al considerar que estas posiciones de liderazgo son el primer canal de comunicación con el resto de la fuerza laboral a este nivel.

Esta falta de atención puede ser la razón por la cual el 24% de la fuerza laboral en nivel operativo de nuestro país opina que su voz no es tomada en cuenta por la organización cuando se quiere comunicar algún problema en el lugar de trabajo.

A nivel global, la comunicación poco efectiva con el personal de primera línea suele ser mayor al interior de los medios de comunicación masiva, donde hasta el 70% de la fuerza de trabajo siente esta deficiencia, seguido por los servicios financieros con 68% y la industria automotriz y de manufactura, ambas con 62 por ciento.

Unidad grupal fortuita

La desconexión que existe entre la alta dirección y la fuerza laboral operativa en la pandemia ha llevado a los empleados de primera línea a unirse más y fomentar relaciones más cercanas. Aunque frecuentemente se sienten aislados de la cultura de trabajo organizacional.

En México, el 81% de los trabajadores operativos “se siente muy unido a los compañeros de trabajo debido a las tensiones compartidas provocadas por la pandemia”. Sin embargo, este vínculo se ha fortalecido de manera fortuita y no por una estrategia de talento que abarque a estos puestos de trabajo.

El nivel de unión que muestran los mexicanos en las posiciones más bajas de una organización es uno de los más altos a nivel global, a la par de Alemania y sólo por debajo de Australia (84%) y la India (86%).

“Si bien los trabajadores de primera línea dicen que se sienten más unidos entre sí, la mayoría dice que la cultura y la comunicación deben priorizarse mejor desde arriba”, señala Microsoft.

El 63% de los trabajadores mexicanos en este nivel opina que la alta dirección no prioriza la construcción de una cultura en el lugar de trabajo. Esta proporción se eleva a 68% entre los gerentes de nivel operativo.

“La cultura organizacional se basa en una fuerte conexión con la misión y el propósito de la empresa, transparencia, fuertes líneas de comunicación, reconocimiento al trabajo bien hecho, y relaciones laborales positivas”, se destaca en el reporte.

El avance tecnológico y las evidencias que deja la pandemia ponen al personal operativo en un punto de inflexión para desarrolla un modelo de trabajo y una cultura organizacional atractiva para esta fuerza laboral.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s