Citi podría recibir hasta 30,000 millones de dólares por Banamex

Con información de El Economista

Citigroup dijo, en la conferencia telefónica para revisar sus últimos resultados trimestrales, que el impacto financiero de la venta de la mayoría de sus activos en México en sus finanzas es aún incierto, ya que el proceso está comenzando y no hay negociaciones ni acuerdos por el momento.

No obstante, la compañía, con sede en Nueva York, dijo que trabajó por meses en la decisión para encontrar la mejor manera para obtener el mayor resultado para sus accionistas, lo que podría derivar en un pago extraordinario, vía un dividendo, a los mismos, dijo la directora general del banco, Jane Fraser, en la conferencia con analistas e inversionistas.

El pago podría ser una gran noticia para los dueños de la firma, que desde mediados de 2019 no han visto crecer su dividendo y cuyas últimas entregas, de 51 centavos de dólar por título, están muy lejos de los tres a cinco dólares por acción que pagó entre 2003 y 2008.  

La institución financiera declinó estimar cuánto podría obtener de su salida del negocio de consumo y empresarial en México.

No obstante, analistas, como los de Bank of America, estiman que la operación podría alcanzar un valor de hasta 15,500 millones de dólares, cifra nada espectacular si se considera que Citigroup pagó 12,500 millones de dólares por las operaciones de Banco Nacional de México en 2001.

El precio estimado no cubre ni siquiera el incremento inflacionario en Estados Unidos a lo largo de los últimos 20 años.  

El discurso de la banquera enfatizó, igual que lo hizo cuando Citigroup anunció la venta de su filial mexicana, que su decisión no está relacionada con una sombría perspectiva de México, si no con su interés en enfocarse en sus clientes más grandes y sofisticados, un segmento muy rentable.

«México tiene un futuro brillante y estamos comprometidos a jugar un papel importante para construirlo, el país recibirá grandes inversiones y flujos de capitales en los años por venir», agregó Fraser.

La decisión, dijo la directiva al inicio de la llamada e incluso antes de discutir los resultados financieros de la empresa, no fue tomada a la ligera y llegó tras una revisión exhaustiva de los negocios en que ya no participará Citigroup en México y gran parte del mundo.

«Llegamos a la dura conclusión de que el negocio no institucional en México no encaja en la dirección que va la institución», apuntó la directiva. «Esta es una franquicia de gran escala y grandes retornos, pero nuestra estrategia es invertir en negocios que estén completamente alineados con nuestra línea de actuación y simplificar nuestra empresa». 

El proceso de separación y luego de venta será sumamente complejo, debido a la magnitud del tamaño de su franquicia mexicana, por lo que por ahora la compañía no piensa precisar, aclarar o contestar a la «gran especulación que se desató en la prensa».

Citigroup anunció la semana pasada que abandonará los negocios de banca de consumo y empresarial en México, lo que contempla activos valuados en 44,000 millones de dólares, incluyendo su aseguradora, administradora de fondos para el retiro, inmuebles, sucursales y fundaciones.

El cambio en el sistema bancario mexicano podría ser notorio, puesto que Citibanamex es el segundo grupo financiero con más depósitos y el cuarto con los mayores activos y cartera de crédito.

Acciones caen

Como dijo Fraser, los analistas ya anticipan, por el tamaño de la franquicia, si su venta permitirá la entrada de un nuevo jugador extranjero –como un banco brasileño, a pesar de que Itau Unibanco dijo que no pretende comprar la filial mexicana, como tampoco lo hará la fintech Nubank con sede en Sao Paulo y Nueva York– a fin de trastocar la competencia del sector bancario, como también sucedería si lo compran Banorte o Santander México para pelear más de tú a tú el liderato que hoy tiene BBVA México, la filial del banco español BBVA.

Las acciones de Citigroup en Nueva York cayeron el viernes 1.25% a 66.93 dólares cada una, después de que el gigante bancario reportara una fuerte caída de ganancias en el cuarto trimestre del 2021.

La utilidad neta de la compañía cayó 26% a 3,200 millones de dólares. Citigroup citó un aumento en los gastos por la fuerte caída y agregó que los resultados incluyeron un «impacto antes de impuestos» de alrededor de 1,200 millones de dólares relacionado con la venta de sus negocios de banca de consumo en Asia.

El banco recortó 5% sus ingresos el año pasado a 71,884 millones de dólares y sus ganancias se duplicaron a 21,952 millones de dólares.

Las operaciones que puso a la venta en México aportaron 6.5% de su facturación y 4.9% de su utilidad neta.

Perspectiva negativa para Citibanamex

Después de que Citigroup diera a conocer la semana pasada la venta de su negocio de banca minorista en México, la agencia estadounidense de calificación de riesgo crediticio Standard & Poor’s Global Ratings (S&P) revisó a negativa desde estable la perspectiva de su calificación crediticia de emisor en escala nacional de Citibanamex. 

Al mismo tiempo, confirmó las calificaciones crediticias de emisor de largo y corto plazo en escala nacional –CaVal– de ‘mxAAA’ y ‘mxA-1+’, respectivamente, del banco. La perspectiva de la calificación en escala global se mantiene negativa.

La perspectiva negativa de la calificación de Citibanamex indica que su nota podría disminuir en los próximos dos años, si se recorta la nota soberana o se dan nuevos detalles sobre la salida de Citigroup, incluso si se vende a un comprador con una calificación inferior.

S&P aclaró que no tiene la certeza de cómo Citi ejecutará su plan; por ejemplo, si venderá la entidad legal de Citibanamex con su licencia bancaria o solo sus activos y operaciones de consumo. Tampoco conoce los detalles sobre la calidad crediticia del potencial comprador. 

Por lo tanto, la calificadora decidió ampliar la perspectiva negativa que ya se aplicó a sus calificaciones de Citibanamex. Consideró que, durante la salida de Citi, el grupo mantendrá el compromiso y apoyo a sus subsidiarias mexicanas. 

Asimismo, Moody’s colocó el domingo en revisión a la baja todas las calificaciones y evaluaciones de la filial mexicana de Citigroup, excepto la calificación de depósitos a corto plazo en escala nacional.

“La estructura de la venta de sus operaciones de banca de consumo en México conlleva incertidumbres ya consideradas en esta revisión», dijo Moody’s. (Redacción)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s