México | Promtel reclama a Altán, la empresa de la Red Compartida, el pago de 1,114 mdp

El gobierno presiona a Altán Redes para recibir sus pagos. La empresa encargada de desplegar y operar la Red Compartida enfrenta actualmente una deuda financiera de aproximadamente 17,000 millones de pesos (mdp), por lo que decidió acogerse a la figura de concurso mercantil para reestructurar su adeudo con sus 70 acreedores. Entre ellos está el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel), entidad gubernamental coordinada por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) que, sin embargo, ha reclamado a la empresa que dirige por Salvador Álvarez el pago de aproximadamente 1,114 mdp por el incumplimiento de obligaciones.

De esta cantidad, alrededor de 560 mdp se derivan del pago por la contraprestación por el arrendamiento del espectro radioeléctrico y cerca de 555 millones por el fondeo a la cuenta de reserva para la cobertura social del organismo, de acuerdo con un documento relacionado con el concurso mercantil del que Expansión tiene copia.

Altán Redes firmó un contrato de Asociación Público-Privada en 2016 con Promtel y Telecomunicaciones de México (Telecomm) para diseñar, instalar, operar y darle mantenimiento a la infraestructura de la Red Compartida, con la que se pretende conectar la mayor parte del territorio del país.

Pero la falta de liquidez de Altán Redes hace inviable la petición de Promtel. De acuerdo con el documento, al 13 de enero de 2022 la compañía encargada de desplegar la Red Compartida contaba con 1,223 mdp y espera recibir en los próximos tres meses 924 millones, lo que da un total de 2,147 mdp para operar en los próximos tres meses.

Pero Altán necesita 4,972 mdp para seguir operando durante los próximos tres meses de este año, lo que significa que aun, con el dinero que le inyecten, tendría un déficit de 2,825 millones.

Y si la empresa encargada del despliegue de la Red Compartida decidiera saldar el pago a Promtel de 1,114 millones de pesos, sólo tendría 1,033 millones de pesos para cubrir el resto de sus obligaciones durante los siguientes meses, dejándole un déficit mayor de 3,939 millones de pesos.

Por ello, Altán señaló en el documento que si paga a Promtel “su operación ordinaria se vería paralizada derivado del alto déficit en su capacidad para seguir con sus operaciones que dicha erogación le causaría, atentando así en contra de su viabilidad y la posibilidad de recuperación de los créditos del resto de sus acreedores reconocidos, beneficiando y dando un trato más favorable a Promtel”.

La empresa propuso a Promtel que, si por ahora no salda su pago, una vez que su flujo de caja y el proceso de reestructura lo permitan, podría hacer frente a un monto de 2,147 millones de pesos respecto de sus obligaciones indispensables. “Esto en el entendido de que, a diferencia de Promtel, los proveedores y empresas con las que Altán mantiene su relación de negocios han realizado descuentos y ajustes de precio a ésta, lo que le permite continuar con su operación”, detalla el documento.

Además, destacó que el artículo 1 de la Ley de concurso mercantil señala que “es de interés público conservar las empresas y evitar que el incumplimiento generalizado de las obligaciones de pago ponga en riesgo la viabilidad de las mismas y de las demás con las que mantenga una relación de negocios.[…]”,

“Siguiendo ese razonamiento, es claro que la solicitud de Promtel atenta directamente contra el artículo 1° de la LCM y la continuidad operativa de Altán, pues el flujo de efectivo actual de la compañía no permite que se desembolsen las cantidades que el organismo requiere, sin que necesariamente se comprometa la viabilidad y subsistencia de la concursada”, agrega el documento.

Acreedores preparan su reconocimiento de créditos

Al hacerse oficial la sentencia de concurso mercantil de Altán Redes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 28 de enero, los 70 acreedores de la empresa que lidera Salvador Álvarez tendrán 20 días (hasta el 17 de febrero de 2022) para preparar su solicitud de reconocimiento de créditos, es decir, precisar quiénes son y a cuánto asciende la deuda que tiene Altán con cada uno de ellos.

La entrega de documentación deberán entregarla ante el conciliador de Altán Redes, Gerardo Sierra Arrazola.

“Tienen [los acreedores] 20 día naturales para que acudan a las oficinas del conciliador para que presenten su solicitud de reconocimiento de crédito, posteriormente, el conciliador emitirá cinco días después una lista definitiva de acreedores”, explicó Alberto Torres, abogado del despacho de GLZ y representante legal de uno de los acreedores de Altán Redes.

Torres señaló que su cliente está preparando el documento que deberá presentar ante el conciliador, pero hasta el momento estima que Altán tiene un adeudo de 20,835 mdp y confían que la empresa saldé la deuda, pues desde que se declaró en concurso mercantil ha mantenido comunicación muy cercana con su cliente.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s