Telmex y Telcel no usaron a FreedomPop y Dish para vender “paquetes” de cuádruple play en México

Una investigación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió que no existen elementos para demostrar que las empresas Telmex y Telcel tuvieron la intención de comercializar directa o indirectamente servicios empaquetados de Internet, video y voz fija y móvil por todo el territorio nacional, después de que la telefónica móvil virtual FreedomPop comenzó a revender minutos de voz y mensajes de texto de Telcel en el 2017, mientras que Telmex siguió con la facturación de los servicios de Dish en televisión de paga como ya venía haciéndolo desde 2007.

La investigación del IFT, con expedientes AI/DE-001-2018 y UCE/CNC-003-2016, y definitivamente cerrados con el último mes del 2021, reconoció que las operaciones para que, por ejemplo, FreedomPop pudiera comercializar capacidad de voz y datos de Telcel en el mercado masivo, sí hubo el traspaso de activos de una a otra compañía, pero solamente con el objetivo de que en la práctica pudiera prestarse el servicio de telefonía e Internet móviles al usuario final y que no significó que Telcel Telmex tomaron así el control de FreedomPop o de acciones de Dish, por tanto no se provocó una vulneración a la legalidad defendida por la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), en sus artículos 54, 56, 62, 65 y 86.

La Autoridad Investigadora, entidad del IFT que empezó la investigación en 2018 tras una denuncia de los competidores de Telmex y Telcel, dijo haber realizado también una minuciosa revisión de los contratos que permiten a FreedomPop revender Internet móvil, SMSs y minutos de voz que se originan en la red de Telcel; y que también revisó los para entonces recientes convenios entre Dish y Telmex para esclarecer si en alguna de las cláusulas de esos documentos existía una pista que evidenciara la intención de las empresas de América Móvil (AMX) por comercializar de esta manera una suerte de paquetes de cuádruple play en México, posibilidad que Telmex tiene negada por título de concesión y que es impedimento para Telcel en tanto su nombre signifique agente económico preponderante de telecomunicaciones.

De haber hallado indicios de una prestación directa o indirecta de servicios ahora prohibidos, como el servicio de televisión de paga desde la red de Telmex o con el control de Telcel, la Autoridad Investigadora hubiese continuado la averiguación y el resultado, en el peor de los escenarios, hubiese sido una revocación de concesión para las empresas infractoras.

El 2 de mayo del 2018, las empresas Cablemás, Cablevisión, Novavisión y Corporación de Radio y Televisión del Norte, todas relacionadas con el Grupo Televisa, denunciaron ante el IFT que las empresas Comband, Videomol, Cofresa, Telinor, FPMX, FreedomPop EU, Variv, TV Inalámbrica Telcel, Telmex y Telnor, entre otras más y a su vez pertenecientes a MVS Comunicaciones y América Móvil, según cada caso, estarían vulnerando la competencia del mercado con la realización de prácticas monopólicas relativas, además de concentraciones ilícitas.

En principio, las denunciantes presumieron que Telcel daba preferencia a FreedomPop en la reventa de capacidad mayorista, una práctica comercial que parecería un dumping, pues Telcel vendía los minutos de voz a FreedomPop por debajo de los precios que otros mayoristas establecen para sus clientes minoristas.

Y se presumió además una aplicación de otros subsidios cruzados entre todas esas compañías, acciones que al final habían permitido a FreedomPop convertirse en el operador móvil virtual de mayor crecimiento en México en menos de dos años, en tanto que la presunción de las concentraciones ilícitas pasaba por una participación indirecta de las empresas de América Móvil en el negocio del video y la televisión, lo que significaría entonces una violación a títulos de concesión y las regulación asimétrica de preponderancia establecida desde marzo del 2014.

Las denunciantes también argumentaron que las supuestas concentraciones ilícitas en las que habrían incurrido las empresas de AMX y MVS para que FreedomPop pudiera vender capacidad originada en Telcel, superaron en valor de activos el umbral de 1,314.5 millones de pesos, cantidad suficiente para estar en obligación de notificar al IFT sobre estos actos, pero que no fue reportada a la autoridad.

“Si bien existen contratos entre las sociedades de MVS y las sociedades pertenecientes a América Móvil, dichos contratos establecen una relación estrictamente comercial, incluyendo la prestación de servicios mayoristas a operadores móviles virtuales y no conllevan una acumulación de activos o acciones entre las partes ni el cambio en el control de alguna empresa, y tampoco se identifica un esquema de contratos, pagos e incentivos mediante el cual se lleve a cabo una concentración. Por ello, se concluye que ni en lo individual ni en su conjunto estos contratos configuran una concentración”, resolvió la Autoridad Investigadora (AI).

No se observan elementos que permitan identificar una oferta comercial ofrecida por Dish o Telmex, que incluya de forma empaquetada servicios de telecomunicaciones fijos, televisión restringida y servicios de telecomunicaciones móviles”, remarcó el IFT.

El IFT descartó además que FreedomPop pudiera conseguir una posición ventajosa ante otros operadores móviles virtuales gracias a Telcel, pues esa telefónica también ha celebrado convenios de capacidad mayorista con otras compañías distintas a Telcel o empresas del grupo económico América Móvil.

La votación a favor de cerrar los expedientes fue unánime, pues los cinco actuales comisionados del IFT votaron en el mismo sentido.

Desde noviembre del 2017, Dish de MVS Comunicaciones entró al mercado de la telefonía celular vía una alianza comercial con el operador móvil virtual FreedomPop y desde la red de Telcel. El sistema de TV de paga por satélite quiere así ganar y retener clientes, recompensándolos con una línea celular con 100 minutos gratuitos de voz, más 100 mensajes de texto y 100 megabytes de navegación móvil con otros 100 megas más para redes sociales.

De acuerdo con el IFT, FreedomPop tenía en 2021 un aproximado de 1.4 millones de clientes celulares, cifra que la convertía entonces en la primera marca entre los operadores móviles virtuales, con casi 40% del mercado en ese segmento.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s