OPINIÓN_ Si se puede en electricidad, también se puede en conectividad

Por Israel Quiñones

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador tiene tres años proponiéndole al gobierno de los Estados Unidos que se lleven a cabo inversiones en Centroamérica y obviamente en nuestro país, esto con el fin de impulsar una reactivación económica regional, aspecto que definitivamente detendría fenómenos como lo es el migratorio.

En este orden de ideas, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar publicó un Tuit en el que básicamente acepta la propuesta hecha por el mandatario mexicano en el ramo energético. El embajador estadounidense menciona que Estados Unidos y México han sido dotados de grandes recursos naturales y propone construir una gran central eléctrica que alimente a toda Norteamérica de energías limpias.

En el marco de una reforma eléctrica, las declaraciones emitidas por Ken Salazar muestran un acuerdo implícito entre los gobiernos de ambas naciones, de manera en que se abre una ventana para unificar un sector estratégico tal y como lo es el energético, de manera que se pudiera proteger la inversión privada que se abrió durante la administración federal mexicana anterior, sin embargo, se le da un espacio enorme a la propuesta de reforma del Presidente López Obrador sin generar un enfrentamiento de mayor encono con los actores europeos como Iberdrola.

El beneplácito emitido por el representante del gobierno estadounidense en nuestro país es un autentico balde de agua congelada para aquellos que defienden el modelo energético privatizado y que en países como en España, han demostrado su ineficiencia, pero, sobre todo, el daño social tan profundo, de forma que conceptos como “pobreza energética” han sido usados derivado de los descontrolados aumentos en los costos de insumos eléctricos y de hidrocarburos en la península Ibérica.

El modelo neoliberal eléctrico emanado del paquete de reformas implementadas por el gobierno anterior ha sido una muestra clara de que el capital privado ha roto con cualquier rasgo de sensibilidad social. Este modelo ha definido que el mercado es el único ente que puede definir el costo de la vida. Sin embargo, este modelo basado en subsidios para los privados deja de lado cualquier posibilidad de bienestar social y, por ende, el desarrollo es condicionado al mismo mercado, el cual es definido por los mismos privados… no hay manera de crecimiento, ni permite el bienestar de la mayor parte de la población.

En este sentido, el Gobierno de México ha definido entre sus prioridades la aprobación e implementación de la Reforma en materia eléctrica. Al tomar esta determinación, el Gobierno ha dejado de lado otros temas que debieran estar en su lista de prioridades, asuntos que son de gran calado para poder generar procesos sociales igualatorios, tal y como lo es el sector de las telecomunicaciones.

En el sector de las telecomunicaciones se debe tomar en cuenta que también es una economía de redes, igual que lo relacionado con el sector eléctrico. Si tomamos en cuenta que uno de los operadores que ha mostrado mayor crecimiento como lo es Megacable, empresa que en su último informe del cuarto trimestre de 2021 reporta más de 6 mil millones de pesos en ingresos, esto representa el presupuesto que se le otorgó a CFE telecomunicaciones e internet para todos. Si tomamos en cuenta que Megacable también informa que cuenta con 4 millones de usuarios y que, CFE Telecom quiere conectar a aproximadamente 30 millones de mexicanos, de entrada, notamos que la tarea es poco menos que imposible.

Lo que realmente necesita el sector de las telecomunicaciones, es una Reforma completa, tal y como se ha propuesto en el tema eléctrico. Si se diera una Reforma Telecom con una visión social y con una verdadera misión de conectividad universal, el concepto de preponderancia desaparecería de la carta magna, dando paso a un sector convergente y que más allá de competencia se abordará la inversión en infraestructura y la responsabilidad social de los operadores en impulsar la conectividad fuera elevada a rango constitucional, otra sería la historia en materia de bienestar digital de nuestro país, además de impulsar una verdadera política pública digital.

Todo lo anterior puede ser posible, tan posible como la propuesta de Reformar el mercado eléctrico en pro del bienestar social de las y los mexicanos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s