Rappi detiene el impuesto de 2% a las apps de reparto en CDMX

Un juez federal otorgó una suspensión temporal a Rappi ante los efectos del impuesto de 2 por ciento para las plataformas digitales de reparto, que el gobierno de la Ciudad de México incluyó en el Código Fiscal 2022.

El juez Germán Cruz Silva, del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, dio la razón a la compañía en el recurso promovido contra el nuevo gravamen por concepto de aprovechamiento de la infraestructura pública.

Rappi explicó que acudió al tribunal porque considera que el impuesto de 2 por ciento “no solamente afecta a las plataformas digitales de reparto a domicilio, como han asegurado las autoridades, sino que también repercute en los consumidores, usuarios y los repartidores”.

“Además de que representa una barrera para la reactivación económica y la digitalización de la economía afectando a los pequeños y medianos comercios de la capital”, advirtió la plataforma.

De acuerdo con el expediente del recurso de amparo indirecto promovido por Rappi  consultado por DPL News, las autoridades responsables tendrán 15 días a partir del 17 de febrero para que rindan su informe justificado. El juez fijó la fecha del 9 de marzo para llevar a cabo una audiencia incidental y el 27 de abril de 2022 se realizará la audiencia constitucional.

En diciembre de 2021, el Congreso de la Ciudad de México aprobó la nueva tasa impositiva de 2 por ciento sobre el monto total de cada servicio realizado mediante las plataformas de entrega de comida, paquetería, víveres o cualquier otro tipo de mercancía.

La nueva contribución fue propuesta por el gobierno capitalino en el artículo 307 TER del Código Fiscal 2022, con el fin de conseguir una fuente de ingresos adicional para el presupuesto del año en curso al cobrar a las aplicaciones por usar y explotar la infraestructura pública como los componentes de la vialidad y la movilidad urbana.

Desde que se presentó el proyecto, las plataformas tecnológicas alertaron que el impuesto de 2 por ciento generaría graves afectaciones para todos los actores involucrados, incluyendo a usuarios, restaurantes, pequeñas y medianas empresas y repartidores.

Previo a la aprobación legislativa, la Asociación Internet MX explicó que el gravamen adicional encarecería los productos y servicios brindados a los consumidores; frenaría el crecimiento de la economía digital y el comercio electrónico, y ahuyentaría las inversiones de las plataformas.

Ni Un Repartidor Menos, un colectivo de repartidores a domicilio, también rechazó el impuesto de 2 por ciento, pues preveía una menor demanda de los servicios y, por tanto, una disminución importante de los ingresos de las personas que trabajan a través de las aplicaciones.

Las plataformas digitales de reparto ya cumplían con un impuesto de 1.5 por ciento por el valor de cada entrega, como una forma de pago por el uso del espacio público. La recaudación por ese concepto se canaliza en un fideicomiso manejado por la Secretaría de Movilidad. Esto significa que el impuesto de 2 por ciento eleva la carga fiscal sobre las plataformas, los pequeños comercios y todos los actores del ecosistema.

En el contexto de la recuperación económica frente a los estragos de la Covid-19, el gobierno de la Ciudad de México buscó nuevas vías para incrementar la recaudación. Sin embargo, las plataformas digitales y las asociaciones del sector advirtieron que la medida dañará a este mismo proceso de reactivación, tomando en cuenta el papel esencial que han jugado las aplicaciones para mantener la economía en los momentos más álgidos del confinamiento.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s