Los países de América Latina reaccionan a la operación militar ruso en Donbás

Brasil

El Gobierno de Brasil pidió la «suspensión inmediata de las hostilidades» por parte de Rusia en Ucrania y el inicio de negociaciones.

«El Gobierno brasileño sigue con grave preocupación la deflagración de operaciones militares por parte de Rusia contra objetivos en el territorio de Ucrania; Brasil apela a la suspensión inmediata de hostilidades y al inicio de negociaciones que lleven a una solución diplomática para la cuestión», expresó el Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano en un comunicado.

La cancillería resaltó que esas negociaciones deben hacerse en base a los Acuerdos de Minsk y deben tener en cuenta «los legítimos intereses de seguridad de todas las partes involucradas y la protección de la población civil».

Además, recordó que Brasil, como actual miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, permanece involucrado en las discusiones multilaterales con vistas a una solución pacífica, en línea con la tradición diplomática brasileña y en la defensa de soluciones orientada por la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

En este sentido, el Gobierno brasileño enfatizó que se guía por sobre todo por los principios de no intervención, de soberanía e integridad territorial de los estados y de solución pacífica de las controversias.

Además, el vicepresidente de Brasil, Antonio Hamilton Mourao, criticó duramente la operación militar especial de Rusia en Ucrania.

«Brasil no es neutral, Brasil dejó muy claro que respeta la soberanía de Ucrania, así que Brasil no está de acuerdo con la invasión del territorio ucraniano», afirmó en declaraciones a la prensa, según recoge el diario O Globo.

El número dos del Gobierno brasileño comparó la estrategia de Rusia con la de la Alemania nazi, y pidió uso de la fuerza, porque en su opinión las sanciones no son suficientes.

«Tiene que haber uso de fuerza, un apoyo real a Ucrania, más de lo que se está colocando, esa es mi visión; si el mundo occidental simplemente deja caer a Ucrania la próxima será Bulgaria, después los estados bálticos, y así sucesivamente, como la Alemania de Hitler hizo en los años 30», afirmó.

En su opinión, el mundo está como en 1938, en referencia a las concesiones hechas a Hitler, que ocupó parte del territorio de Checoslovaquia y en ese momento Francia y el Reino Unido estuvieron de acuerdo con la esperanza de evitar una guerra.

Sin embargo en 1939 Alemania invadió Polonia, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial.

«El mundo occidental está igual como estaba en 1938 con Hitler, se hace un apaciguamiento, Putin no respeta el apaciguamiento; esa es la realidad, si no hay una acción más significativa…», lamentó.

Mourao considera que las sanciones económicas «no funcionan» y recordó los casos de Irak e Irán, con décadas de sanciones económicas y donde «nada cambió».

El vicepresidente afirmó que el sistema internacional puede ser destruido «y volveremos al tiempo de las cavernas», criticó.

«El concepto de soberanía se disuelve a partir del momento en que un Estado más fuerte considera que puede meter la mano en el Estado más débil y continuar todo como antes», añadió.

Mourao también expresó su preocupación con los brasileños que están en Ucrania (casi 500 según la embajada) y en general con los ciudadanos de ese país, ya que prevé un éxodo en masa en dirección a Europa Occidental.

Cerca de 500 brasileños están en Ucrania en estos momentos, informó este 24 de febrero el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en un comunicado.

«La embajada de Brasil en Kiev permanece abierta y dedicada, con prioridad, desde el agravamiento de las tensiones, a la protección de los cerca de 500 ciudadanos brasileños en Ucrania», destacó la Cancillería.

La sede diplomática pidió a los ciudadanos brasileños, sobre todo a los que se encuentran en el este ucraniano y en otras regiones en condiciones de conflicto, que se mantengan en contacto diario.

«En caso de que necesiten ayuda para dejar Ucrania, deben seguir las orientaciones de la embajada, y en el caso de los residentes en el este, desplazarse a Kiev en cuanto las condiciones de seguridad lo permitan», indica el texto.

El Gobierno de Brasil también emitió un comunicado pidiendo el cese inmediato de las hostilidades en Ucrania y el inicio de negociaciones para buscar una salida diplomática al conflicto.

Chile

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, condenó la operación militar especial de Rusia en Donbás, que calificó de «agresión», y advirtió que representa un peligro para civiles.

«Chile condena la agresión armada de Rusia y su violación a la soberanía e integridad territorial de Ucrania; estos actos vulneran el derecho internacional y atentan contra vidas inocentes, la paz y la seguridad internacional», escribió en su cuenta de Twitter.

El mandatario agregó que Chile «insta a Rusia a respetar las Convenciones de Ginebra sobre derecho internacional humanitario».

«Colaboremos con otros países para buscar una solución pacífica del conflicto, dentro del marco del derecho internacional y la carta de Naciones Unidas», cerró.

Por su parte, el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, también rechazó la operación militar especial de Rusia en Donbás, asegurando que es una «violación» a su soberanía.

«Rusia ha optado por la guerra como medio para resolver conflictos, desde Chile condenamos la invasión a Ucrania, la violación de su soberanía y el uso ilegitimo de la fuerza», señaló Boric a través de su cuenta de Twitter.

El mandatario electo agregó que su solidaridad «está con las víctimas y los humildes esfuerzos por la paz».

La declaración de Boric coincidió con la del presidente en ejercicio, Sebastián Piñera, quien escribió en la misma red social: «Chile condena la agresión armada de Rusia y su violación a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, estos actos vulneran el derecho internacional y atentan contra vidas inocentes, la paz y la seguridad internacional».

Bolivia

El expresidente conservador boliviano Carlos Mesa (2003-2005) exigió este 24 de febrero al Gobierno de Luis Arce que condene la «invasión imperialista rusa» a Ucrania, en referencia al conflicto entre Moscú y Kiev.

«Exigimos al Gobierno que exprese la condena de Bolivia a la invasión imperialista rusa a la República de Ucrania. La paz, la soberanía y la libertad de los países, son valores esenciales que debemos defender por encima de ideologías. Nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano», escribió Mesa en Twitter.

Hasta casi el mediodía del 24 de febrero el Gobierno boliviano, de estrechas relaciones con el ruso, no se había pronunciado sobre la «operación militar especial» iniciada por Rusia en Ucrania.

Por su parte, el Gobierno de Bolivia lamentó la escalada militar del conflicto en Ucrania y, en un comunicado en el que no menciona a Rusia, llamó a buscar soluciones diplomáticas que preserven la paz y la seguridad internacionales.

«El Estado Plurinacional de Bolivia sigue con preocupación la situación generada en Ucrania y lamenta que la falta de diálogo y entendimiento haya provocado una mayor escalada del conflicto», dijo la Cancillería en un comunicado.

El documento hizo un llamado a la paz exhortando a las partes «a la búsqueda de soluciones político diplomáticas en el marco del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas y (…) comprometerse a realizar acciones de distensión y evitar el uso de la fuerza».

La declaración boliviana instó a priorizar «los mecanismos diplomáticos del sistema internacional para lograr una solución pacífica sobre la base de un diálogo constructivo y de buena fe, a fin de abordar las cuestiones legítimas de seguridad de las partes».

El comunicado recordó que Bolivia es por definición constitucional un Estado pacifista que promueve el derecho de los pueblos a vivir en paz, respetando el derecho internacional y los derechos humanos.

Perú

La Cancillería de Perú informó este 24 de febrero que sus misiones diplomáticas en Europa del este están atentas sobre la situación de sus connacionales residentes en Ucrania, en el contexto de la operación militar especial desplegada por Rusia en la región de Donbás.

«Con relación a la actual situación en Ucrania, la Cancillería, la Sección Consular de la Embajada del Perú en la República de Polonia y nuestro Cónsul Honorario en Kiev [capital ucraniana], se mantienen atentos ante cualquier requerimiento de asistencia de nuestros connacionales», publicó la cartera en su cuenta en Twitter.

La cancillería peruana ha puesto a disposición de sus connacionales diversos medios de comunicación para pedir ayuda en caso sea necesario.

Uruguay

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, hizo un llamado este 24 de febrero a resolver el conflicto entre Rusia y Ucrania «civilizadamente», y expresó su rechazo a todas las acciones contrarias al derecho internacional.

«Fuerzas militares rusas lanzaron una ofensiva contra Ucrania. Uruguay es un país que siempre apuesta por la paz. Rechazamos las acciones contrarias al derecho internacional y a los propios de la ONU. Urge que vuelvan las negociaciones para resolver civilizadamente el conflicto», publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Mientras, la cancillería uruguaya trabaja para brindar asistencia a sus connacionales en Ucrania, informó el diario local La Diaria.

Uruguay no tiene representación oficial en el país y depende del consultado de Rumanía para atender a los connacionales, confirmaron fuentes de la cancillería a ese medio.

Al menos cinco uruguayos son residentes en Kiev e intentan comunicarse con consulado honorario de Uruguay sin poder lograrlo, informó por su parte el periódico El Observador.

El presidente ruso, Vladímir Putin, en una alocución televisada este 24 de febrero por la mañana, anunció el lanzamiento de «una operación militar especial» en el territorio de Ucrania.

Moscú alega que las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ya reconocidas por Rusia como estados soberanos, solicitaron ayuda militar en virtud de los recién firmados tratados de amistad y asistencia recíproca, frente a lo que califican como agresión por parte de Kiev.

Paraguay

El canciller paraguayo, Euclides Acevedo, se refirió este jueves a la situación en Urania y señaló que la nueva acción de Rusia puede considerarse una «invasión sutil».

El funcionario recordó que el 23 de febrero en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Paraguay pidió agotar todos los recursos de diálogo y mediaciones diplomáticas, al referirse a la situación entre Ucrania y Rusia este jueves durante el programa Tempranísimo, emitido por canal GEN y Universo 970 AM.

«Hoy la situación es distinta. Hay que incorporar a esa propuesta de ayer [en la ONU] la necesidad del cese el fuego. Vale decir entonces que de alguna manera esto es una invasión sutil o un ataque anunciado hace bastante tiempo», dijo el canciller.

Acevedo consideró necesario recordar la importancia económica y geopolítica de Kiev teniendo en cuenta su poderío en materia energética, y «entender históricamente qué era Ucrania en la Unión Soviética, antes de ella y posterior a ella».

Añadió que de la alguna manera forma parte de la senda euroasiática del gas, del petróleo y de la producción de hierro, «elementos claves no solamente para el euroasianismo, sino que también para Europa, sobre todo para Europa del Este».

«Entonces, dentro de ese contexto este ataque quirúrgico, según manifestación del Ministerio de Defensa de Rusia, es una cuestión de tensión entre EEUU, la OTAN [Organización del Tratado del Atlántico Norte] y la Federación Rusa», agregó.

El diplomático consideró que en este tema hay «muchas cosas» que no se saben, y señaló, por ejemplo, que Rusia explica sus acciones denunciando que hay misiles apuntando al Kremlin.

De todas formas, insistió en que la nueva acción de Rusia es una «invasión sutil» de Ucrania, que comenzó con el reconocimiento de la independencia de las repúblicas populares Donetsk y Lugansk, ubicadas en Donbás, que es una forma de «penetrar políticamente» en el país.

El canciller también alertó sobre consecuencias económicas que puede dejar el conflicto.

Connacionales

También afirmó que mantienen un contacto permanente con los representantes diplomáticos de la zona para brindar asistencia a los connacionales.

«Nuestra preocupación es sacar a nuestros connacionales de la zona de conflicto tanto en Ucrania como los que están en Rusia», expresó.

El presidente ruso, Vladímir Putin, en una alocución televisada este jueves por la mañana, anunció el lanzamiento de «una operación militar especial» en el territorio de Ucrania.

Moscú alega que las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ya reconocidas por Rusia como estados soberanos, solicitaron ayuda militar en virtud de los recién firmados tratados de amistad y asistencia recíproca, frente a lo que califican como agresión por parte de Kiev.

El 21 de febrero, Rusia reconoció la independencia de Donetsk y Lugansk. Las dos territorios se independizaron de Ucrania en mayo de 2014 tras desconocer a las nuevas autoridades que resultaron del golpe de Estado producido en Kiev y desde entonces no cesa el conflicto entre el Gobierno central y los dos territorios.

El presidente ruso, Vladímir Putin, durante una alocución televisada el 24 de febrero por la mañana, anunció el lanzamiento de «una operación militar especial» en el territorio de Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL), ya reconocidas por Rusia como Estados soberanos, solicitaron la ayuda miliar en virtud de los recién firmados tratados de amistad y asistencia recíproca, frente a lo que califican como agresión por parte de Kiev.

Putin afirmó que uno de los objetivos de Rusia es lograr «la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania». También amenazó con llevar al juicio a los autores de «numerosos crímenes sangrientos contra civiles». El mandatario ruso pidió a uniformados y civiles en Ucrania que no opongan resistencia a esa operación, y advirtió de que Rusia responderá de inmediato a cualquier fuerza externa que le amenace o se ponga en su camino.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso aseguró que los ataques militares no van dirigidos contra ciudades ucranianas ni ponen en peligro a la población civil sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, anunció la imposición de la ley marcialen todo el territorio nacional.

Numerosos países ya condenaron la intervención militar de Rusia en Ucrania.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió al presidente Putin «en nombre de la humanidad, retirar las tropas a Rusia» y «no permitir que en Europa comience lo que podría ser la peor guerra desde comienzos del siglo».

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK NEWS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s