La Consulta de Revocación de Mandato y la democracia

Por Israel Quiñones-@IsraelQDigital

La democracia es ruidosa, a veces es escandalosa, sin embargo, se trata de una herramienta eficiente que trata de que el pueblo elija a sus gobernantes, decida de forma directa quienes son los que llevarán a cabo las tareas de legislar las leyes que regulan la convivencia social y también políticas públicas que puedan ser coadyuvantes del desarrollo económico y político de nuestro país, pero ¿qué ocurre cuando aquellos que fueron electos no cumplen con sus tareas y/o promesas?

La consulta de revocación de mandato es un ejercicio de democracia directa en el cual, la ciudadanía tiene la opción de decidir si el actual mandatario continua o no en el encargo que le fue conferido en julio de 2018. Ciertamente es complicado que el Presidente López Obrador se vea en la compleja situación de dejar el cargo; sin embargo, no es seguro que alcance el porcentaje necesario para que esta consulta sea vinculante, según lo marcado por la ley de participación ciudadana que el mismo ejecutivo impulsó a su llegada a Palacio Nacional.

No se trata realmente de ganar o perder, la consulta de revocación de mandato se está viendo envuelta por un contexto de confrontación de proyectos políticos. La oposición se ha visto reducida a falta de argumentos para competir en las urnas con la 4T, de hecho, su principal propuesta se basa en la idea de no participar en la consulta, hasta el punto en que el líder empresarial, Claudio X González ha publicado un video en el que comparte 10 razones para no votar en este ejercicio, de modo que, la idea que se plasma públicamente es la de no poder competir contra el proyecto y argumentación del Presidente López Obrador. Por otro lado, la maquinaria de la 4T se echó a andar con fuerza, quizá, no con toda su fuerza, pero lo que si es una realidad palpable es que el líder sobre el que descansa el futuro del proyecto morenista y la cuarta transformación es solamente uno.

El desgaste natural que se presenta en el tercer año de mandato de un jefe de estado mexicano ha sido benevolente con Andrés Manuel López Obrador. Ante el contexto político que actualmente envuelve el ambiente, el Presidente se ha mantenido en la postura de cumplir con lo prometido en campaña. El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se entrego en los tiempos pactados y dicha inauguración exacerbó los ánimos de los opositores, además, la tozudez con la que se ha plantado para llevar a cabo la consulta de revocación ha generado un fuerte enfrentamiento  con el Instituto Nacional Electoral, especialmente con el consejero presidente Lorenzo Córdoba y el consejero Ciro Murayama, el cual en una entrevista con el actor Víctor Trujillo envuelto en su personaje “Brozo”, se auto definió como un contrapeso, es decir, un consejero electoral que se supone es el arbitro imparcial en las contiendas electorales y el encargado de promover la participación en la consulta, se definió como una especie de opositor y llamó a no votar en una consulta que costará 1,600 millones de pesos.

Esta disputa que se ha dado entre el ejecutivo y el INE, ha resquebrajado la relación entre las instituciones, al punto en que, el arbitro electoral parece que solamente ejecuta las vedas electorales en contra del Presidente y su partido, ya que, cuando un opositor se refiere de forma despectiva al mismo López Obrador o a la consulta o se llama a suprimir el derecho a la participación en la Revocación de Mandato, el Instituto permanece inmóvil, sin embargo, es ágil y rápido para sancionar al Presidente, al punto en el que pareciera trata de censurar sus actividades, pues según el INE todo es propaganda del gobierno. A pesar de esto, el Instituto que preside Lorenzo Córdoba, sigue sin hacer una campaña para incentivar la participación de la ciudadanía en la consulta, aunque esto es la obligación constitucional del INE, en eso no respetan la ley que dicen hacer cumplir religiosamente.

Debemos recordar que, a finales del año anterior, el INE solicitaba en su presupuesto 3,800 millones de pesos adicionales para llevar a cabo la consulta y los procesos electorales locales que se realizarán durante este 2022, la respuesta del partido oficial y de su líder, el Presidente López Obrador, fue la de no conceder ese monto en recursos económicos y hasta solicito que los consejeros electorales se bajaran sus sueldos. Entre la repercusión económica a sus ingresos y el tener que ceder ante las demandas del ejecutivo federal, el INE prefirió recrudecer las diferencias con el abanderamiento de su autonomía, al tiempo de que envueltos en la ley, defenderían sus recursos económicos hasta el final.

Con todo, la consulta de Revocación de Mandato se llevará a cabo este domingo 10 de abril, no se trata de estar o no de acuerdo con el Presidente, se trata de llevar a cabo un ejercicio de democracia directa que logré un precedente legal y contundente, que provea a los ciudadanos de mayores derechos de participación, evaluación y democracia. El pueblo mexicano ya es mayor de edad, ya puede decidir sobre sus dirigentes y su permanencia en el poder, hasta se puede y se debería de tener acceso a la votación de ministros de la corte, consejeros electorales y comisionados de organismos como el IFT, la COFECE o la CRE, es decir, que podamos decidir de manera directa quienes ocuparán cargos de tal trascendencia.

Los derechos no son privilegios, son una responsabilidad y eso, derechos que debemos ejercer y usar como herramientas de transformación y democratización completa de vida pública de nuestro país.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s