Solidaridad de sindicatos ayudó a levantar huelga en Telmex, asegura líder del STRM

La huelga de 27 horas en Teléfonos de México que estalló el pasado 21 de julio, primera en 37 años y tres años de conflictos, fortaleció la integración del movimiento obrero organizado. “Su reunificación ya está cerca. Vamos en ese camino”, afirmó Francisco Hernández Juárez, líder del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM).

“El sindicalismo va por buen camino, en el proceso de unificación, donde todos somos protagonistas. No hay ninguna organización, ni ningún dirigente en especial que detente más relevancia”, dijo en entrevista con El Sol de México.

“Hacía mucho tiempo que no ocurría un evento tal por parte de los telefonistas. Y en México no había una huelga de esa magnitud. Sí hubo algunas: los compañeros mineros hicieron algunas; Notimex tiene una huelga”, comentó sobre la fugaz huelga en Telmex.

“A nosotros nos llegaron expresiones de solidaridad nacionales y extranjeras como de la ALF-CIO, de la Confederación Sindical de las Américas (CIA), que coopera estrechamente con la Confederación Europea de Sindicatos; de la Confederación Sindical Internacional (CSI), de Uni Global Unión, entre muchas otras, que ayudaron mucho a lograr un acuerdo y levantar la huelga, diría en condiciones satisfactorias”, refirió.

En general todas las centrales obreras, CTM, STUNAM, todos fueron muy solidarios con nosotros durante la huelga y les estamos muy agradecidos.

“Estamos en buen camino para llegar a resolver este problema de una vez por todas. Tenemos tres años en este conflicto. Y espero que haya buena disposición de la empresa”, dijo optimista.

Acerca de la unidad del movimiento obrero organizado, manifestó que desde que se inició este gobierno, le planteó al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el primer año de su gestión, que invitó a los dirigentes sindicales el primero de mayo, que la llegada de su gobierno era una oportunidad de cambio importante para el país, una oportunidad que había que aprovecharse.

“Esos cambios solo serían posibles sí el gobierno se apoyaba en la sociedad para impulsarlos y fundamentalmente con el sindicalismo”.

“Sin la participación de la sociedad, esos cambios correrían riesgos y lamentablemente, sí se perdía la oportunidad no solo la perdería el gobierno, sino el país”, enbatizó.

Pero también con mis compañeros, con el sindicalismo, con los dirigentes he insistido que cuando menos en el ámbito laboral, con los cambios a la Reforma a la Ley Laboral en 2019 ya en marcha, los sindicatos, los dirigentes tenían que decidir si los cambios se iban a hacer sin el sindicalismo o con los sindicatos y los dirigentes participando activamente en los cambios.

Atrás viejos esquemas de corporativismo

Tendríamos que decidir cómo queríamos participar en el proceso y todos optamos por la participación del sindicalismo en el entendido de que era para democratizar el mundo del trabajo.

Los viejos esquemas de corporativismo, de los contratos de protección ya quedaron en la historia. “Sí queríamos ser actores principales en este proceso teníamos que estar preparados para el cambio, para la democratización; pero para lograr estos avances fundamentales, tendríamos que estar unidos”.

Independiente de que unos se mantenían en los viejos vicios; otros en procesos democráticos que practicábamos desde hace mucho, “teníamos que unificar criterios sobre la base de que ese cambio tendría que darse democráticamente a través del voto libre, directo y secreto para erradicar los contratos de protección”.

En este trayecto se instaló la Mesa de Diálogo Sindical, en donde participan todos los sindicatos de todas las corrientes.

“El sindicalismo va por buen camino en el proceso de unificación, donde todos somos protagonistas. No hay ninguna organización, ni ningún dirigente en especial que detente más relevancia. Todos han puesto su voluntad para ello”, subraya.

¿Cuántas horas duraron en huelga?

-De las 12 horas del 21 de julio a las 15 horas del 22 de julio, con un acuerdo de Mesa Técnica, donde van a ser los números los que determinen sí o no: Terminar como la empresa quiere o como nosotros decimos: el 97 por ciento de la Bolsa de Pensiones.

Porque quieren quitar la jubilación a los trabajadores de nuevo ingreso que es un 3 por ciento que no pinta para las dimensiones del esquema financiero.

Pero hasta antes de esta huelga y de este acuerdo, la empresa no quería de ninguna manera aceptar ninguna otra propuesta que no fuera la suya, refirió.

Ahora en la Mesa Técnica va a decir: Esto significa lo que ustedes quieren; esto es lo del Sindicato y esto lo de la Empresa y las opciones son éstas y ustedes digan las que más convienen.

Bueno, ya no habrá mucho para dónde hacerse. Estamos en buen camino para llegar a resolver este problema una vez por todas.

¿Es buena noticia que están en el camino de la solución, que tanto trabajo les ha costado?

-Uf, uf, tres años tenemos con este conflicto y espero que haya buena disposición de la empresa porque sí otra fuera la intención, el sindicato y demostrará que las condiciones de los trabajadores no son condiciones dignas y de que los empresarios siempre ponen condiciones. Ese será otro escenario.

Pero nosotros vamos a defender nuestros derechos porque no fueron concesión gratuita de nadie, dijo con énfasis.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s